Buscar

MUNDIARIO

Adolfo Mazariegos: ‘Un autor suele escribir por una necesidad de comunicación’

El escritor guatemalteco habla en MUNDIARIO de su novela ‘Cuestión de Tiempo’, un thriller que engancha al lector de principio a fin.

Adolfo Mazariegos: ‘Un autor suele escribir por una necesidad de comunicación’
Adolfo Mazariegos. / AM
Adolfo Mazariegos. / AM

Judith Muñoz

Periodista.

Aparentemente, la ruptura de una relación sentimental ha sido la causa de un asesinato y de otros acontecimientos oscuros que Ana Luisa tendrá que ir desvelando.

Esta mujer, quien ha vivido durante los últimos diez años en Madrid, ahora apoyada por su prima Ximena, regresa a Guatemala obligada por la nefasta noticia de que Juan Pablo, su único hermano y menor que ella, ha sido asesinado por agentes de la policía. Todo indica que el autor intelectual del hecho, y de otros sucesos que se van descubriendo, ha sido Danilo Mena, ex pareja de Ana Luisa, quien ahora, diez años después de la separación, se ha convertido en congresista y hombre de poder.

Estas son las bases de la novela que presenta Adolfo Mazariegos, profesor en la Universidad de San Carlos de Guatemala y columnista de opinión en Diario La Hora y MUNDIARIO.

Libeo Cuestión de tiempo. / JM

Libro Cuestión de Tiempo. / JM

Cuando un escritor a quien admiras te regala su novela ese día el cielo tiene un brillo especial. Tú misma te sientes especial, única de algún modo. Y esque las novelas, aunque sean de ficción, tienen mucho de quien las escribe. Ya lo dice el propio autor de la novela que nos ocupa: “la ficción no puede separarse de la vida misma”. Por tanto, la novelas tienen el tiempo, la imaginación, los demonios y las musas del escritor. Por eso es tan especial recibir un ejemplar del propio autor, en este caso Adolfo Mazariegos, colaborador de este medio, MUNDIARIO, porque no solo te obsequia con su trabajo sino con un pedazo de su ser.

> ¿Qué puede esperar el lector de esta novela?

Desde mi punto de vista como autor, espero que los lectores encuentren en ella una historia amena que pueda interesarles en el sentido de que quieran llegar hasta final con el mismo interés que les ha llevado a comenzar a leerla. Un autor suele escribir (por lo menos en mi caso) por una necesidad de comunicación, de transmitir algo y de contar una historia que de alguna manera pueda causar algún efecto en los lectores. En el caso particular de 'Cuestión de Tiempo' el texto lleva implícito un genuino deseo personal de reflexión en torno a la cotidianidad y a los fenómenos sociales con los que a veces nos toca vivir, por muy desagradables que puedan ser. Al final de cuentas, la ficción no puede separarse de la vida misma, y ejemplos de ello tenemos muchos.

> ¿En qué te has inspirado para escribirla?

Esta es una novela que empecé a escribir en 2014, estando en Berkeley (California). Luego estuvo engavetada por varios meses hasta que en 2015, habiéndome trasladado a la Ciudad de Guatemala, la retomé con la intención de concluirla y proponerla a la editorial (lo cual sucedió hasta un par años después). No sabría decir con exactitud cuál fue el punto exacto de inspiración (si acaso existe) que me llevó a escribirla, aunque he de reconocer que la idea surgió en mi cabeza motivada por un episodio trágico y convulso de la historia político-social de Guatemala, que incluso llegó a conocerse posteriormente como 'el jueves negro'. No experimenté en primera persona los acontecimientos que se dieron en esos días (puesto que no vivía en Guatemala cuando aquello ocurrió), pero seguí de cerca las noticias y análisis que fueron publicando los medios. Y aunque el contenido de la novela no gira exactamente en torno a ese episodio de la vida real, sí se menciona en un par de capítulos, además de que sirvió para dar pie a las breves historias paralelas que se abordan a lo largo de toda la obra, aunque esta no debe considerarse en modo alguno una novela histórica, porque no lo es.

> En tu novela escribes que "todo es cuestión de tiempo". Que los corruptos o los asesinos paguen por su delito, ¿es cuestión de tiempo o es posible en nuestra sociedad actual salir indemne?

Que los corruptos o que quienes cometen actos al margen de la ley sean juzgados y sentenciados para que paguen por ello, es por supuesto, algo ideal. Y así tendría que suceder en la práctica. No obstante, por lo menos en el caso de un considerable número de países latinoamericanos, la historia reciente ha demostrado que la realidad ha distado considerablemente de ello desde hace mucho tiempo. Sin embargo, existe actualmente una suerte de movimiento cada vez más extendido en distintos países en contra de la corrupción y de los desmanes de quienes ejercen el poder político, y eso, además de constituirse en un fenómeno interesantísimo desde el punto de vista de las ciencias sociales, es también de alguna manera alentador para la ciudadanía.

Decir que “todo es cuestión de tiempo”, es quizá para muchos una manera muy inocente de no renunciar a que tarde o temprano se aplique la ley y se haga justicia allá donde se deba. En todo caso, yo prefiero apreciarlo como una manera más bien optimista de ver las cosas. Aunque en la novela, no es más que una suerte de recurso literario a manera de metáfora.

La novela se presentará oficialmente (en la Ciudad de Guatemala) el 30 de noviembre de 2018, en el auditorio del 'Fondo de Cultura Económica'. La edición publicada por Magna Terra Editores ya está disponible en librerías de Centroamérica y a partir de la segunda quincena de diciembre se podrá adquirir a través de Amazon y otras librerías on-line la edición que será publicada en Estados Unidos por Editorial Evaned. En España  podrá adquirir también a través de La Casa del Libro. @opinionadas