5 películas de la generación milénica para ver en familia

Cine en familia.
Cine en familia.
El cine familar que tuvo un auge importante en la década de los 80 y los 90, parecía más olvidado en el siglo XXI, con honrosas excepciones de la mano de Disney.
5 películas de la generación milénica para ver en familia

Esta semana hay varios estrenos dedicados al cine familiar (A todo tren, en cines o El hombre agua, en Netflix), ese que tuvo un auge importante en la década de los 80 y los 90 y que parecía más olvidado en el siglo XXI, con honrosas excepciones de la mano de Disney. ¿Pero qué pasó con esas producciones de personajes de carne y hueso en donde se tratan temas reales como la muerte, la amistad, la ayuda al prójimo o el cuidado adecuado de nuestras mascotas?

Hoy repasamos 5 producciones cinematográficas, cuatro estadounidenses y una europea, que seguro están en el recuerdo de muchos de los que hoy abandonan la treintena o disfrutan de los cuarenta y que se encuentran un poco perdidos en cuanto a qué tipo de cine compartir en el sofá de casa con los más pequeños.

Mi chica (1991)

Mi chica.

Laurice Elehwany escribió el guión de esta comedia dramática en la que una niña, Anna Chlumsky (los fans de la serie Veep la vieron interpretar desde el 2012 a Amy, la ayudante de la vicepresidenta Selina Meyer), se echaba a los hombros un papel protagonista en la que supuso su primera película. Y nada pudo salir mejor. Chlumsky, interpretando a Vada, atrapa al espectador desde que arranca el film con un primer plano de su rostro hablando de una enfermedad puesto que ella – su personaje – es una niña hipocondriaca que vive con su padre quien tiene una funeraria en su propia casa y que crece sin madre, la cual murió al darla a luz. Por eso piensa que es responsable de su muerte.

La historia transcurre en verano, fin del colegio y todo el tiempo del mundo para jugar. Vada tiene pocos amigos, más bien uno, un chico interpretado por Macauly Culkin quien en esta película hace de perfecto secundario y partenaire de la niña protagonistas, a pesar de haberse convertido ya en una estrella infantil con Solo en casa (1990) un año antes.

A Vada le encanta leer, andar en bici con su amigo Culkin, y acudir al médico a diario para que la ausculte en búsqueda de alguna enfermedad grave. Quiere llamar la atención de su padre, un hombre poco atento con su hija pero todo bondad que acaba enamorándose de la maquilladora que contrata para su funeraria, interpretada por Jamie Lee Curtis, ya convertida en la “reina del grito” gracias a la saga Halloween.

La muerte y la amistad son los temas que se reflejan en esta tierna película calificada como apta para todos los públicos en donde también el humor está presente. Una película muy adulta que gustará a los pequeños y mayores de la casa.

Indiana Jones y la última cruzada (1989)

Indiana Jones y la última cruzada.

Steven Spielberg rodó la tercera parte de la saga de este arqueólogo aventurero nacido de la mente de George Lucas. Tras el éxito cosechado con las dos primeras partes, también dirigidas por Spielberg, en esta junta a Indi con su padre, otro arqueólogo que disfruta más de su profesión en la faceta del estudio que de la acción, e interpretado por Sean Connery.

Todas las películas de Harrison Ford ataviado con el sombrero y el látigo de este impredecible profesor universitario son divertidas y entretenidas pero esta tercera introduce un elemento familiar que no se ve en las anteriores: la especial relación con su padre y cómo, a pesar de los desencuentros pasados, hará todo lo posible y lo imposible por rescatar y salvar la vida de su progenitor.

Es apta para todos los públicos.

La historia interminable (1984)

La historia interminable.

Clásico del cine europeo, esta película de aventuras y fantasía producida en Alemania se convirtió en un éxito mundial.

Adaptación de la novela bestseller de Michael Ende, la historia nos presenta a Bastian, un joven que sufre acoso y burlas por parte de algunos compañeros de su colegio (lo que hoy en día se conoce como bullying) y se refugia en la lectura, en concreto en un libro muy especial titulado La historia interminable.

De nuevo estamos ante una película para toda la familia en la que se tocan temas como la muerte, la amistad, la importancia de la imaginación y la esperanza, y lo relevante que es no dejarse sucumbir por la pena. Conceptos muy de adultos que son perfectamente entendidos por los niños gracias a la manera en que son presentados en este filme ochentero, con efectos especiales de la época y un gran número de seres fantásticos.

Gremlins (1984)

Gremlins.

Perfecto acercamiento al cine de terror juvenil para los mayores de doce años que también es una comedia con algún toque de horror y referencias cinéfilas (ojo a ese “Teléfono… mi casa” que dice, con muy mala baba, uno de los gremlins y que nada tiene que ver con la dulzura con que un par de años antes lo decía E.T.)

Joe Dante (Piraña, 1978; Aullidos, 1981; En los límites de la realidad, 1983; El chip prodigioso, 1987) dirige este film que produce Amblin Entertainment, la compañía de Spielberg, con guión de Chris Columbus, quien firmó aquí su primer libreto para un largometraje y tiempo después se convirtió en un relevante director de cine (Solo en casa, 1990; Quédate a mi lado, 1998; Harry Potter y la piedra filosofal, 2001; Percy Jackson y el ladrón del rayo, 2010).

Lo que vamos a encontrar en esta película es a un padre de familia inventor que tras un viaje de negocios adquiere para su hijo una nueva mascota, una extraña criatura asiática llamada mogwai y al que renombrarán como Gizmo. En Bangkok le explican que la criatura requiere de unos cuidados muy especiales: no darle de comer después de medianoche, no mojarlo y evitar que le dé la luz del sol.

Llegado a la despreocupada familia de clase media estadounidense, todas las reglas son incumplidas y el caos llegará a sus vidas y a las del pueblo en el que viven.

Película traviesa y divertida, sin lugar a dudas filme de culto de la comedia de terror juvenil.

E.T. (1982)

E.T.

La más antigua de este recopilatorio, también dirigida por Steven Spielberg y con guión de Melissa Mathison. La película fue multi premiada y nos presentó a una futura estrella infantil, la niña Drew Barrymore.

Estamos ante una bella historia de amistad entre un pequeño ser extraterrestre abandonado y un niño que junto a sus hermanos intentarán encontrar la forma de que E.T. regrese a su planeta antes de que lo encuentren los científicos y la policía.

Entretenida, entrañable, divertida, lacrimógena… lo tiene todo y por eso se convirtió en una obra maestra.

Si tus hijos no la vieron aún, la disfutarán y no la olvidarán.

Hay más, por supuesto, así que ¿cuáles son tus películas milénicas? @opinionadas

5 películas de la generación milénica para ver en familia
Comentarios