3 buenas razones para no perderte Bodyguard

Bodyguard, serie de Netflix. / Just Focus.
Bodyguard, serie de Netflix. / Just Focus.

Tras batir récords en la televisión británica, la serie producida por la BBC ha llegado recientemente a España. Algunos ya hablan de que bien podría ser la serie más exitosa de la última década. Por algo será. ¿Aún no las has visto? 

3 buenas razones para no perderte Bodyguard

Bodyguard es la última sensación de Netflix. Luego de ser todo un éxito en la televisión británica, la serie, producida por la BBC, recientemente ha llegado a España y sus referencias no pueden ser mejores. De hecho, algunos ya hablan de que bien podría ser la serie más exitosa de la última década. ¿Lo será?

Haciendo una sinopsis, Bodyguard relata la historia de David Budd (Richard Madden), un exsoldado que es asignado como escolta personal de la Ministra de Interior británica, Julia Montague (Keeley Hawes). Esta última, defiende la intervención militar del Reino Unido en Oriente Próximo utilizando el terrorismo como arma política, mientras que Budd, un alcohólico con trastorno por estrés postraumático a causa de los horrores que vivió en Afganistán, lucha a toda costa por protegerla dejando a un lado su conflicto moral.

Adictiva, sorprendente, emocionante y polémica, son algunos de los adjetivos que encajan a la perfección con los que nos ofrece esta serie, que ha batido los récords de audiencia en Reino Unido y no huye de ningún debate: a su trama política, le agrega una buena dosis de tensión sexual y violencia. La intriga y el suspenso están servidos. ¿Te siguen faltando razones para verla? Te presentamos 3.

1) Sólo seis capítulos: si no eres fanático de las series interminables, Bodyguard es para ti. Pocos más de seis horas llenas de tensión te aguardan en este thriller creado por el mismísimo Jed Mercurio, un guionista británico muy aplaudido por la crítica y el público, sobre todo, por su labor en las cuatro temporadas de Line of Duty, considerada un de las mejores series de la historia de la BBC.

2) Plot twists a diestra y siniestra: si hay algo que no le falta a esta serie son giros inesperados. Bodyguard tiene una, más que envidiable, elogiable capacidad para ocultar sus secretos hasta el final. Pero no es esos giros predecibles; son esos que no te esperas en lo absoluto. Encontrarás hasta tres giros de guion.

3) La sensación de Reino Unido: Bodyguard ha arrasado en los países británicos, ya que más de 17 millones de personas, casi un 40% del share, se plantaron delante del televisor para ver el último capítulo de la serie emitido por la BBC. Sin duda, es un hito muy sorprendente, y más aún en una era en la que reinan las plataformas de streaming. Y por algo será.

¿Quieres más? Aquí, te dejamos el trailer. @mundiario

3 buenas razones para no perderte Bodyguard
Comentarios