1,3 millones de números en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica

Micrositio mujer./ Web Oficial Prensa Histórica
Micrositio mujer./ Web Oficial Prensa Histórica

Hoy, una noticia de información periodística que se haya digitalizado y virtualizado puede durar siglos. Así que, atención a aquellos que escriben y crean estas noticias.

1,3 millones de números en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica

Todo este material fue recopilado de más de cien bibliotecas, abarcando todas las comunidades autónomas y diversas lenguas del Estado. Contiene números de revistas publicadas en América, África y Filipinas.

Se encuentran no solo periódicos generalistas y revistas culturales, sino también boletines oficiales, revistas ilustradas, publicaciones de humor y sátira, prensa femenina, y prensa clandestina.

Historia

Soy de la etapa histórica en la cual, en las universidades, aquellos que se dedicaban a la investigación sabían que tendrían que dedicar mucho tiempo a buscar en archivos, bibliotecas, hemerotecas, centros documentales públicos y privados, y semipúblicos y semiprivados. A estas personas se les denominaba "ratones de bibliotecas".

Pero Internet ha cambiado la realidad humana en todos los sentidos. Es una invención técnica, tecnológica y científica que ha revolucionado todos los campos. No hay realidad que no haya tocado, besado y cambiado. Y, lo que es más, todavía estamos en evolución.

La informática y la teleinformática están en constante cambio. No es como la rueda, que es un invento terminado; solo se trata de aplicarlo a un carro, a un rodillo o a un engranaje. En cambio, la tecnología informática es una evolución constante, sin saber hasta dónde nos llevará, nos arrastrará o nos envolverá.

Planteamientos

En consecuencia, nos encontramos ante una situación en la que se rompe el adagio del periodismo que ha imperado durante varios siglos. Las noticias, artículos o imágenes de un periódico ya no solo sirven al día siguiente para envolver aceitunas, bocadillos o sardinas saladas. Esta frase, repetida hasta la saciedad en décadas pasadas, ha quedado superada por la realidad tecnológica.

Hoy en día, una noticia, artículo, viñeta, editorial o imagen, al menos como posibilidad, podrá ser leída dentro de un periodo de tiempo determinado. Siempre que exista paz en el mundo y los repositorios digitales y virtuales no sean destruidos.

Con lo cual, cada vez que se vayan digitalizando y virtualizando periódicos, noticias, informaciones, ilustraciones, fotografías de la prensa en general, periódicos en papel y todo tipo de boletines, podrán, teóricamente y como posibilidad, ser consultados por cualquier persona, en cualquier lugar y en cualquier momento.

Cada vez más, lo que se diga en un momento determinado, plasmado en tinta de colores o electrónica, en papel o en informática, sea verdad o no, puede permanecer, al menos por décadas o siglos, y, sobre todo, puede ser consultado por cualquier persona, investigador o profesional de cualquier actividad, o simplemente por aficionados.

Preguntas

Es obvio que en esta etapa o en estos lustros, la finalidad y la función serán ir digitalizando desde cada biblioteca particular, hemeroteca o entidad de prensa sus fondos, para que estos se integren mediante enlaces y otras realidades en una especie hipotética de Gran Biblioteca Virtual de la Prensa Nacional, Europea o Mundial.

Me pregunto si este fin o finalidad o realidad debería aplicarse también a las fanzinotecas existentes. Es decir, ¿deberían ir digitalizando y exponiendo virtualmente o virtualizando sus fondos para las consultas de aquellos que lo deseen? Antes de que los pocos ejemplares de fanzines, que en etapas anteriores se hicieron a cientos por la geografía de todos los países, no se pierdan.

Me pregunto por qué un modesto articulista, como el que escribe estas líneas, cuestiona y pregunta al ruedo de los lectores y de la prensa. Existen al menos unos mil periódicos digitales y webs de diversas entidades, como radios, televisión, empresas privadas o públicas, e instituciones de diverso tipo, que funcionan en parte como periódicos. ¿No deberíamos buscar una manera y una forma para que todos esos contenidos que ya están "digitalizados y son virtuales" entren en un Fondo Virtual de la Prensa Digital Nacional?

Sugiero que alguna entidad pública o privada, o una derivación de esta Biblioteca Virtual de Prensa Histórica, estudie y analice la posibilidad de ampliar sus fines y fondos, no solo con toda la prensa histórica, sino también con la prensa digital actual y del pasado, así como con los fanzines realizados y que se vayan digitalizando.

Debemos aceptar la realidad: ha cambiado el paradigma y el concepto de filosofía de la ciencia. Una "noticia en un papel de periódico" ya no sirve al día siguiente para hacer lumbre en las casas de carbón o leña, o para envolver las sardinas, el bocadillo o las zanahorias. Hoy, una noticia de información periodística que se haya digitalizado y virtualizado puede durar siglos. Así que, atención a aquellos que escriben y crean estas noticias. @mundiario

Comentarios