Buscar

MUNDIARIO

120 años del nacimiento de Federico García Lorca, y un libro sobre el flamenco

Federico García Lorca nació en Fuente Vaqueros (Granada) el 5 de junio de 1898, hace ahora 120 años, desconozco si se han previsto actos, conferencias, congresos o seminarios en Granada para junio, seguramente sí, todavía es pronto para organizar.

120 años del nacimiento de Federico García Lorca, y un libro sobre el flamenco
Portada del libro Federico García Lorca y el Flamenco. / Ramón Palmeral
Portada del libro Federico García Lorca y el Flamenco. / Ramón Palmeral

Federico fue el gran descubridor del flamenco moderno, por ello, y en recuerdo de tan acertada descubrimiento,  escribí el libro Federico García Lorca y el flamenco, publicado por LULU / sucursal en español de Amazon ediciones. Es una edición muy bien aceptada por los entendidos en flamenco y el gran poeta Federico García Lorca.

El flamenco es un yacimiento arqueológico vivo.

La raíces del flamenco se pierden en la historia, no hay constancia de su creación inicial, porque es una fusión de culturas musicales andaluzas, sin embargo, cada vez toma más fuerza que naciera en Andalucía Oriental: Jerez de la Frontera, Cádiz y Triana en Sevilla se extiende por Andalucía Oriental (Málaga, Jaén y Almería) y llega a La Unión (Murcia) a través de la minería, cante de las minas, pero no sube para al Levante, se queda en Murcia, aunque en los años 30 el Salón España de Alicante, luego Cinema Capitol, desfilaron cantaores de la llamada ópera flamenca como Manuel Vallejo o “El Niño Marchena “ o “La Niña de la Puebla”. Pero no arraigaba en el Sacromonte, entonces, quizás por la falta de cantaores autóctonos granadinos, sino que la mina de cantaores estaba en Jerez, Cádiz y Sevilla (Triana). Lamentablemente hoy en día al flamenco se le asocia con la etnia rom (gitanos caló hispánicos) tiene una imagen social negativa. García Lorca no era gitano y no le gustaba que se lo dijeran, ni en broma, pues de todos es sabido que era hijo de un terrateniente agrícola granadino, y por ello fue a estudiar a Madrid, a la famosa Residencia de Estudiantes, entre cuyos compañeros estaban Salvador Dalí, Buñuel, Pepín Bello, Moreno Villa, y tantos otros poetas de la generación del 27.

Pero, respecto al flamenco, que es de lo que hablo en este libro, he de recordar que el 13 de junio de 1922 celebraron el Primer Concurso de Cante Jondo en los jardines del Generalife de la Alhambra de Granada. Entre los organizadores estaban: Manuel de Falla, Manuel Cerón, Manuel Jofre, Andrés Segovia, y el propio Federico que tenía 24 años. Fue presidido por el gran cantaor don Antonio Chacón.  Los premiados fueron:

El premio de honor quedó desierto.
Premio Zuloaga, de 1000 pesetas, a Diego Bermúdez.
Otro premio de 1000 pesetas a Manolo Caracol.
Premios de 500 pesetas a Carmen Salinas, a Frasquito Yerbagüena y a José Soler.
Otros de menor cuantía para La Gazpacha, Conchita Sierra y La Goyita.
Los premios de guitarra se concedieron a José Cuellar y Niño de Huelva doscientas cincuenta.

Llevaba Federico el flamenco en la sangre porque los oyó de niño en las voces de las criadas de la casa familiar, donde se dice, que el padre don Federico García Rodríguez se dejaba ir algunas veces por peteneras. Además en 1921, García Lorca había publicado dos libros: Libro de poemas y Poemas de cante jondo. @mundiario