Roger Waters cautivó al público costarricense

Roger Waters./ RR SS
Roger Waters./ RR SS

El exlíder de Pink Floyd, Roger Waters, ofreció su segundo concierto en Costa Rica en el Estadio Nacional.

Roger Waters cautivó al público costarricense

Roger Waters, icónico bajista de Pink Floyd, cautivó al público costarricense en su segundo concierto en el Estadio Nacional. Antes de su aparición, proyectó un mensaje desafiante a aquellos que no comparten su visión política, instándolos a retirarse del recinto.

El escenario se iluminó revelando una escena que recuerda a un hospital, donde el "Doctor" Waters atendía a una persona en silla de ruedas mientras interpretaba una nueva versión del clásico "Comfortably Numb". La presentación estaba acompañada de proyecciones que recreaban el videoclip de la canción, enfocándose en la sanación interna y externa de los seres humanos.

El músico, en su gira de despedida "This is not a Drill" que comenzó hace año y medio, no dejó de lado su característica crítica social y política. Temas como "The Happiest Days of Our Lives" y "Another Brick in the Wall" fueron interpretados con la particular fusión de música y mensajes que caracteriza a Waters.

En un emotivo tributo, Waters denunció casos de relevancia mundial, incluida la muerte de George Floyd en Estados Unidos. Destacó la proyección del líder indígena costarricense Jehry Rivera, asesinado en 2020 mientras defendía las tierras de su comunidad. Imágenes de "criminales de guerra" aparecieron en pantallas, incluyendo a expresidentes de EE.UU. UU., marcando la postura crítica del músico.

El concierto también tuvo momentos de nostalgia, donde Waters recordó sus inicios con Pink Floyd y la evolución de la banda. Interpretó "Have a Cigar" en homenaje a Syd Barrett y recordó la época de 1974. La emotiva "Wish You Were Here" conectó con los más de 30.000 fans presentes.

En un segmento visualmente impactante, Waters dedicó espacio para abordar temas como la resistencia al capitalismo, representada por una enorme oveja que sobrevoló el estadio durante la interpretación de "Sheep". En el intermedio, Waters se vistió con una camisa de fuerza y ​​un gran cerdo volador hizo referencia a la portada de "The Wall", desplegando el mensaje "Estás contra la pared ahora mismo".

El cierre del concierto incluyó éxitos como "Run Like Hell" y "Us and Them", donde imágenes de guerra proyectadas en el fondo subrayaron la postura anti-bélica de Waters. Con más de 30.000 asistentes, Roger Waters se despidió en vivo de su público costarricense, dejando una huella imborrable en su última presentación en el país. @mundiario

Comentarios