Lo más fácil es usar a Johan Venegas de chivo expiatorio

Johan Venegas./ RR SS
Johan Venegas./ RR SS

Alajuelense perdió la Gran Final contra el Deportivo Saprissa, pero la mayor parte de la afición le tira la responsabilidad al delantero rojinegro.

Lo más fácil es usar a Johan Venegas de chivo expiatorio

El pasado domingo, la Liga Deportiva Alajuelense cayó derrotada 1-3 contra el Deportivo Saprissa, siendo superado en el marcador global 2-3, perdiendo nuevamente una final y contra los morados, como en los últimos años se ha vuelto una mala costumbre para ellos.

El jugador más criticado de este nuevo fracaso manudo es el delantero, Johan Venegas, quien más allá de sus malos números en la segunda ronda del campeonato anotando en 0 ocasiones frente al Cartaginés en dos partidos y en contra del Saprissa en cuatro oportunidades, el artillero es criticado por la jugada que erró al minuto 17, cuando quedó al costado de marco sin portero y sin marca y falló de manera sorprendente.

La peor noticia es que luego de este falló, los manudos se desconcentraron y Saprissa anotó el 1-0 por obra de Warren Madrigal y unos minutos después, Javon East, colocó el 2-0. A partir del falló de Venegas los tibaseños entraron en confianza y le pasaron por encima a los manudos en un intervalo de 25 minutos, donde se fueron al descanso con un 0-3.

Pero ¿es realmente Johan Venegas el culpable del fracaso de los rojinegros? Si bien es cierto un jugador con el talento del delantero es imperdonable errar un gol de esa manera y menos en el escenario y el contexto de la jugada.

Sin embargo, no puede ser que la justificación de gran parte de la afición rojinegra sea que un equipo tan grande como lo es Liga Deportiva Alajuelense se venga al piso anímicamente por un gol errado. Los errores marcados de Alexis Gamboa en los primeros dos goles, donde literalmente deja pasar el cabezazo de East en el primer gol y le da todo el espacio para perfilarse en el segundo, son errores peores que el de Venegas. Tampoco dejar pasar el error de Suhander Zúñiga en la marca con Warren Madrigal en el tercer tanto tibaseño.

Al minuto 25, Alajuelense perdía 2-0 y su entrenador Andrés Carevic observaba como el campeonato se le escaba de las manos y no realizaba ninguna variante, reflejando la poca confianza que tiene en su banquillo y no es la primera vez que técnico Carevic no sabe reaccionar ante la adversidad. El argentino perdió las finales del Apertura 2019, Clausura 2020 y se le suma la del Clausura 2023 y esto sin contar las veces que ni si quiera llegó a esta instancia.

Muchos aficionados piden más oportunidad por el joven delantero Doryan Rodríguez, pero si el jugador no juega y es incluso excluido de la convocatoria por el criticado Johan Venegas y el hondureño Ángel Tejeda, es por la misma decisión del entrenador rojinegro, quien según los directivos seguirá al mando del equipo

Alajuelense lleva únicamente un torneo de los últimos 19 posibles, pero los manudos agarran de chivo expiatorio a Venegas. Pero es bastante normal que la agarren en contra de un jugador. Ya en el pasado sucedió cuando perdieron la final del Verano 2014 contra Saprissa el culpable de derrota fue Jonathan McDonald por expulsarse al minuto 12. O cuando en el Verano 2015 cayeron derrotados por Herediano en penales los señalados fueron Kevin Sancho y Ronald Matarrita por errar los penales decisivos.

También en el Verano 2016 cayeron derrotados por el Herediano, donde los sacrificados en aquella ocasión fue Javier Delgado como su técnico. En el Apertura 2019 fue la mala salida de Pineda, quien le costó el título a los rojinegros. Hasta incluso en el Clausura 2020 fue sumamente criticado el hoy entrenador manudo, Andrés Carevic, por caer 0-3 en el global con el Saprissa de Walter Centeno.

Los aficionados han buscado siempre a un “principal culpable” pero curiosamente los sacrificados por a afición manuda se han ido, pero los títulos siguen sin llegar: Jonathan McDonald, Javier Delgado, Johan Venegas, Kevin Sancho, Ronald Matarrita, Andrés Carevic, Adonis Pineda y la lista puede seguir y seguir pero los resultados no cambian.

La directiva trae fichajes llamativos o como algunos llaman bombas: Celso Borges, Bryan Ruiz, Johan Venegas, Pipo González, Leonel Moreira entre otros, pero adivinen los resultados no cambiaron e incluso muchos de ellos también criticados o en su momento también fueron los chivos expiatorios de los aficionados y ya uno de ellos se retiró como Bryan Ruiz pero los resultados no cambian.

La planificación rojinegra trae a muchos jugadores extranjeros que sus pasos son realmente negativos o mediocres dado el caso de Rolando Blackburn, Incluso a pesar de que su cupo sea limitado, Alajuelense juega la Gran Final con tres de sus cuatro extranjeros en el banquillo, Dardo Miloc, Freddy Góndola, Ángel Tejeda, jugando de titular únicamente Álex López, quien desde su llegada al equipo rojinegro, en los partidos importantes no ha aparecido ni de cerca y siempre queda a deber.

Góndola lleva varios torneos en Alajuelense y la directiva sigue sin sacarlo, supongo que debe ser amigo de Johan Venegas y por ende sigue en el equipo, puede que sea el pensamiento de los aficionados, como de repente todo es culpa del artillero.

La historia en la cabeza de los manudos será que el Clausura 2023 lo pierde Johan Venegas, así como otros torneos lo perdieron Bryan Ruiz, Leonel Moreira, Jonathan McDonald, Adonis Pineda, Andrés Carevic, Javier Delgado, Fabián Coito, entre muchos otros. Pero la realidad es que el aficionado rojinegro debe mirar más allá que buscar a un chivo expiatorio.

La crisis manuda no es responsabilidad de una persona, ni del camerino, ni del entrenador en turno, ni el gerente deportivo, ni del presidente. Es de absolutamente todos, incluso de la afición, ya que al ofender, amenazar de muerte a los jugadores, romper el bus, marcar grafitis con insultos no harán que la situación cambie sino que empeore.

Alajuelense tiene algo que pocos tienen como es el Centro de Alto Rendimiento (CAR) y este torneo los jóvenes como Aarón Suárez, Josimar Alcocer, Carlos Mora e incluso jugadores que llegaron como Carlos Martínez y Suhander Zúñiga dieron buenos momentos en el campeonato. Pero las cabezas insisten en los megas fichajes y vendrá Joel Campbell, quien probablemente si falla en el momento importante será el nuevo chivo expiatorio.

La Liga Deportiva Alajuelense es un equipo grande, pero hace tiempo dejó de comportarse como tal, los aficionados están en todo su derecho de manifestar su enojo, pero tampoco es justo culpar al más facil de señalar. La responsabilidad de la crisis rojinegra tiene 9 años y no es culpa de un alguien sino de todos. El chivo expiatorio no es un uno sino son todos. @mundiario

Comentarios