Felicidad y angustia, fueron sentimientos de las jugadoras de Costa Rica durante su primera vez en un Mundial

Selección Femenina de Costa Rica Sub-20. / Fedefútbol
Selección Femenina de Costa Rica Sub-20. / Fedefútbol

Las defensoras costarricenses, Abigail Sancho y Fiama Hidalgo, hablaron con Mundiario Costa Rica sobre sus experiencias vividas en la justa mundialista que se realizó en suelo tico.

Felicidad y angustia, fueron sentimientos de las jugadoras de Costa Rica durante su primera vez en un Mundial

El pasado mes de agosto se realizó en Costa Rica el Mundial Femenino Sub-20 de la FIFA y para muchas de las jugadoras costarricenses fue el primer roce a nivel futbolístico con otras de gran nivel.

La tricolor si bien es cierto a nivel de resultados no fue la mejor selección del mundial, en materia de desempeño en la cancha dejó un gran nivel mostrado en la fase de grupos y eso contando que compartió está etapa con la campeona de la cita mundialistas, España, Brasil y con una buena selección como Australia.

Para ello la defensora del Deportivo Saprissa, Abigail Sancho de 19 años y la defensora de Dimas Escazú, Fiama Hidalgo, quien tiene una beca deportiva completa para estudiar Administración de Empresas y juega en la primera División de la NCAA con la Charleston Southern University de Carolina del Sur, Estados Unidos, nos contaron su experiencia de este roce internacional.

Antes del Mundial

Las defensoras costarricenses comentaron su reacción en el momento en el que se percataron de que Costa Rica iba a ser sede de esta justa mundialista.

Abigail Sancho detalló que todas se lo tomaron con mucha alegría, sabían que era un evento súper importante, ya que es el sueño de cualquier futbolista tener una copa del mundo en casa y participar en ella, todas la recibieron con muchísima alegría pero al mismo tiempo con responsabilidad, porque iban a venir las mejores potencias del mundo y que cualquier grupo que les tocase iba a ser complicado.

En el caso de Fiama Hidalgo pasó algo muy particular ya que al comienzo cuando supo que iba a ser sede del mundial, no le tocaba jugarlo pero sabía que era muy emocionante que el país albergara una competencia tan importante y era una experiencia chiva, luego paso lo de la covid-19 y ya le tocaba jugar a los de su categoría, esto le causó mucha emoción de jugar un Mundial, ya tenía el sentimiento que eran mundialistas y que había que trabajar a tope, y ser exigente para poder estar en nivel, las palabras que describen todo sus sentimiento era emoción y ansiedad.

Fiama Hidalgo firmando con la Universidad de Estados Unidos. / RR SS
Fiama Hidalgo firmando con la Universidad de Estados Unidos. / RR SS

Para ellas un momento clave en el camino hacia el Mundial fue el día en que en ese momento quién era el director técnico, José Catoya, dio la lista de convocadas para la competencia.

Para Sancho el día de la lista era bastante difícil debido a que fue un proceso que llevó más de un año donde vieron a muchísimas jugadoras de calidad, por lo que cualquier compañera iba a estar en las capacidades de hacer una gran copa del mundo, a nivel personal comentó que estaba nerviosa a pesar de ser una convocada constante en los fogueos y tener la confianza del entrenador y que siempre dio su mejor esfuerzo, tuvo nervios y cuando dijo su nombre le agradeció muchísimo a Dios y lo tomó con mucha responsabilidad pero muy feliz.

Mientras que Hidalgo agregó que el sentimiento fue complicado al comienzo porque daban los nombres de la lista y no escuchaba su nombre, por lo que esto le estaba dando mucha ansiedad pero cuando ya dijo su nombre sintió como un alivio por dentro y que iba a cumplir el sueño de muchas chicas en el mundo.

Ambas estuvieron juntas, ya que varias jugadoras se reunieron el día que se realizó el sorteo de la fase de grupos para la competencia y estas fueron sus sensaciones.

Si fue un grupo complicado pero lo disfrutamos bastante y todas dimos nuestro mejor esfuerzo en cada partido, sabíamos que había que trabajar mucho en nuestras fortalezas y debilidades para poder competir, fue vacilón porque Shirley Cruz hizo una cara de preocupación cuando nos salió Brasil pero siempre confiamos en nosotras y realmente dimos nuestro mejor esfuerzo”, explicó la defensora.

“El grupo era muy complicado y pues ahora que ya terminó podemos decir que nos tocó con la campeona, España y con el tercer lugar que fue Brasil, aparte de Australia que fue un buen equipo. Dentro del camerino siempre supimos que eran rivales difíciles pero no bajamos la cabeza y siempre afrontamos los partidos con la actitud de que si se podía”, detalló la lateral izquierda.

La preparación antes del Mundial no fue sencillo para ninguna de las dos pero sabían que el ritmo de competencia era primordial para llegar al mejor nivel.

Para Sancho, todas estaban conscientes que la mayor fortaleza era tener minutos en Primera División de Costa Rica, a ella le ayudó mucho para mejorar la condición física y tácticamente hablando cree que foguearse con las mejores jugadoras del país les iba ayudar a mejorar su nivel. 

Abigail enfatizó en que “todas estábamos conscientes de que en el club teníamos que ganarnos un puesto y todas teníamos la calidad para hacerlo en la Liga Nacional, el profe nos decía eso que lucháramos y entrenáramos bien y creo que todas lo hicimos para poder tener un buen nivel y gran condición, el profe José nos dijo sean mundialistas en todo momento, coman como mundialistas, duerman como mundialistas y entrenen y sean mundialistas”.

En el Mundial

Llegaba el gran día donde Costa Rica comenzaba su participación en el Mundial y se enfrentaba a Australia ante más de 22 mil aficionados, las jugadoras comentaron sus emociones previas a ese compromiso.

Sancho agregó que “Pues a pesar de que sabíamos que iban a ver muchas personas apoyándonos creo que uno nunca se imaginaba ese ambiente, días anteriores tuvimos un charla con Gloriana Villalobos que fue mundialista en el mundial sub-17 que se realizó en nuestro país en el 2014 y nos ayudó mucho porque ella nos decía como iban a ser esas sensaciones como iba ser el ambiente y a pesar de esos consejos ya vivirlo a flor de piel es otro nivel”.

La defensora si explicó que habían muchas ansias por parte de todas, muchos nervios y al ser país casa sabían que las iban a apoyar y estaba muy feliz porque la gente las apoyó en todo momento, pero si agregó que en el calentamiento se quitan los nervios y agarra confianza, luego de los 5 minutos del partido se acostumbraron y sienten el apoyo pero se enfocan en lo que les gusta y a concentrarse en el partido.

Para Hidalgo fue diferente y así lo detalló “todo el ambiente previo al partido con Australia se sentía desde que íbamos en el bus rumbo al estadio, las personas nos dieron una bienvenida enorme con bengalas y era algo que nunca habíamos visto, nosotros como jugadoras femenina no se ve en Costa Rica entonces fue una sensación de miedo y ansiedad pero cuando ya sale a calentar se le quita ese miedo y ya al momento de comenzar el partido ya uno está metido en el juego”.

“En los primeros 35 minutos se da el gol de Alexandra, teníamos el compromiso controlado con la posición del balón y siendo contundentes, luego se da lo de la mano fortuita, cae el otro gol de ellas y ya esa noche fue muy dura; para mí y para la portera también, nadie quiere equivocarse y siempre trata de ser la mejor versión, al final el fútbol es así y se cometen errores que duelen pero creo que al ser un Mundial  no había tiempo para lamentarse y simplemente es si tiene que llorar se llora pero al día siguiente levantarse y levantar a las demás compañeras, en la selección hay ciertas líderes entonces uno busca esa unión” detalló Sancho.

Hidalgo detalló que en el partido contra Australia si jugaron muy bien los primeros 30 minutos con ese golazo de su compañera Pinell.

Alexandra Pinell celebrando la anotación ante Australia. / RR SS
Alexandra Pinell celebrando la anotación ante Australia. / RR SS

 

Sancho explicó que siempre la recomendación del cuerpo técnico y de todas era no ver redes sociales, no se les prohibió tener el celular porque ya son sub-20 y son lo suficientemente maduras para evitar comentarios de gente que busca hacer daño.

“Evitamos las redes y tratábamos en apoyarnos mucho entre nosotras creo que como sub-20 forjamos una familia y nos hicimos como hermanas y nos vamos apoyar hasta el último momento, el cuerpo técnico realizó muchas charlas, teníamos la parte psicológica con el profe Luis Diego, él nos ayudó muchísimo esa parte en tácticas de como nos sentíamos y al final ellos son los profesionales para este tipo de circunstancias”, Abigail acotando el ambiente que había en el camerino.

Post Mundial

La defensora Abigail Sancho, tuvo una situación particular ya que antes del Mundial se encontraba en Sporting San José en condición de préstamo pero luego el Deportivo Saprissa la llamó para que volviera a la institución morada, la seleccionada comentó como vivió esa situación.

“Me ayudó mucho el año que estuve en Sporting, fue clave para ganar un campo en la selección, colectivamente en el mundial lo hicimos bien, las personas me comentan que lo hice bien y me siento contenta, Sporting y Saprissa me querían al final me incline por distintos temas volver a Saprissa, al estar en un equipo grande uno aprende muchísimo y siempre se exige más y hay más gente que le ayuda a uno a capacitarlo". 

Abigail Sancho en su regreso al Saprissa. / Deportivo Saprissa
Abigail Sancho en su regreso al Saprissa. / Deportivo Saprissa

Ambas consideran que ahora viene una preparación fuerte para poder pelear un campo al Mundial Femenino Mayor que se realizará en Nueva Zelanda y Australia en el 2023.

Sancho explicó que lo bonito que a pesar de los resultados forjaron una familia para luchar por un campo al mundial con la mayor y ese fue el mensaje, “después del Mundial es un antes y un después porque uno conoce como son las potencias mundiales, disciplina y nivel que tienen, sé que la que Amelia llamé lo hará de la mejor manera”.

Cosas por mejorar

A pesar del gran avance que ha tenido el fútbol femenino en Costa Rica, ambas consideran que aún hay muchas cosas por mejorar.

Para Hidalgo hace falta competitividad dentro de la Liga Nacional y con esto va de la mano de la falta de apoyo en sentidos como el tema de canchas ya que a veces el estadio donde juega el equipo masculino no está habilitado para el fútbol femenino, ella indicó que no sabe la razón pero que si pasa en muchas ocasiones y considera que todo esto contribuye a la falta de competitividad, ya que algunos equipos tienen más apoyo entonces se nota mucho en la cancha, ella finalizó diciendo “para que las jugadoras crezcan debe haber si o si competencia”.

Mientras que Sancho considera que los medios de comunicación las han apoyado de manera increíble por el sentido de coberturas, entrevistas, saberse nombres y que hace dos años era imposible, los estadios siempre vacíos, no se podían ver los partidos, considera que los medios han hecho su trabajo y han dado ese apoyo.

De los equipos se busca una equidad en ambos géneros en todos los aspectos, infraestructura, económicos, apoyo y creo que aún falta, en infraestructura y en refuerzos porque si llegan fichajes que aportan se sube el nivel, como sucede en la Liga Deportiva Alajuelense que apoya mucho a sus jugadoras y ha aportado mucho a la selección y esto hace que los demás se pongan pilas y busquen como competir en el torneo, Saprissa lo ha hecho y tiene jugadoras de mucha calidad, siempre ha sido pionera y creo que ha hecho mucho por el futbol femenino”, expresó la defensora del Saprissa. @mundiario

Felicidad y angustia, fueron sentimientos de las jugadoras de Costa Rica durante su primera vez en un Mundial
Comentarios