El ministro Nogui Acosta dejó atrás una censura en 2023 y arranca 2024 con un premio

Nogui Acosta Jaén, ministro de Hacienda de Costa Rica. / Julieth Méndez-Gobierno de Costa Rica
Nogui Acosta Jaén, ministro de Hacienda de Costa Rica. / Julieth Méndez-Gobierno de Costa Rica
Los ciudadanos de Costa Rica merecen contar con un sistema financiero sólido, transparente y que opere en beneficio de toda la población, en lugar de favorecer únicamente a unos pocos privilegiados.
El ministro Nogui Acosta dejó atrás una censura en 2023 y arranca 2024 con un premio

El reconocimiento como Banker's Finance Minister of the Year 2024 otorgado al ministro de Hacienda de Costa Rica, Nogui Acosta, es un reflejo tangible de los logros significativos en la estimulación del crecimiento y la estabilización económica del país. Este galardón no solo celebra los avances en las normas tributarias de Costa Rica, sino que también destaca su eliminación de la lista gris, demostrando un compromiso serio con los estándares fiscales internacionales. El ministro Nogui Acosta dejo, pues, atrás una censura en 2023 y ahora arranca 2024 con un premio.

Uno de los hitos que resalta en la gestión de Acosta es el plan de consolidación fiscal, que ha contribuido a la reducción de la deuda pública. Costa Rica logró alcanzar un superávit fiscal primario por primera vez en más de una década, marcando un cambio significativo en su posición financiera. La emisión estratégica de bonos se presenta como un elemento clave en la estrategia financiera a largo plazo del país, fortaleciendo su posición en los mercados internacionales.

A pesar del impulso del crecimiento, la gestión del ministro Acosta –no exenta de crítica por parte de la oposición– se evidencia en la notable disminución de la inflación. Este logro se atribuye a la caída de los precios mundiales de las materias primas y a una moneda más fuerte, factores que han contribuido a reducir los precios de los bienes en Costa Rica. La prudente política monetaria también se pone de manifiesto con el Banco Central de Costa Rica, convirtiéndose en el primer banco central de América Latina en recortar las tasas de interés en 2023, respondiendo de manera proactiva a las condiciones económicas cambiantes.

Las proyecciones económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI) parecen respaldar la eficacia de las políticas implementadas, anticipando un crecimiento del PIB real costarricense del 5% este año, impulsado por exportaciones y la recuperación de la demanda interna. Aunque se espera que esta cifra disminuya al 3,5% en 2024, se mantiene en línea con la tasa de crecimiento potencial a medio plazo, consolidando una perspectiva económica sólida.

Validación del camino seguido

Las mejoras en la calificación crediticia de Costa Rica por parte de agencias como Fitch destacan las fortalezas estructurales del país, incluyendo sólidos indicadores de gobernanza y un desarrollo económico que supera a sus pares. Para el ministro Acosta, este premio no solo es un reconocimiento personal, sino una validación del camino tomado por la Administración de Chaves Robles en la tarea de sanear las finanzas públicas y crear bienestar para los costarricenses.

El cumplimiento del acuerdo de 725 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional subraya el compromiso de Costa Rica con reformas integrales, incluyendo la integración del riesgo climático en la planificación fiscal. Este acuerdo respalda también la fortaleza de la inversión pública y la resiliencia de la infraestructura frente al cambio climático, mostrando una visión holística del desarrollo sostenible.

Una biografía construida a pulso

Oriundo de Guanacaste y arraigado en la comunidad de Tamarindo, Nogui Acosta Jaén guarda entrañables recuerdos de su niñez y juventud en este lugar. Inició su camino laboral como pescador, manejando su propia embarcación, donde logró generar sus primeros ingresos. A pesar de su juventud, se convirtió en un pequeño empresario con grandes aspiraciones, especialmente vinculadas al ámbito marítimo.

Sin embargo, a los 18 años, Nogui Acosta tomó un giro significativo en su vida al seguir el sabio consejo de sus padres y emprender una nueva etapa como estudiante universitario. Desde entonces, sus metas y logros profesionales han sido numerosos. Se ha desempeñado como viceministro de Hacienda y ha ocupado cargos gerenciales en los sectores financiero y de seguros. Además, ha brindado asesoría tanto en la Asamblea Legislativa como en la Superintendencia de Pensiones.

Graduado en Economía por la Universidad de Costa Rica y con una Maestría en Economía Empresarial, Nogui Acosta posee un profundo conocimiento del entorno político. Su claridad estratégica, compromiso y pasión por los proyectos que emprende lo destacan en su carrera. Consciente de la responsabilidad que implica ocupar puestos de decisión, aceptó el desafío de dirigir el Ministerio de Hacienda durante la Administración Chaves Robles. Su visión es clara: Costa Rica necesita consolidar las finanzas públicas para preservar el Estado Social de Derecho construido a lo largo de los años. 

Retos por delante

Ahora, el ministro Nogui Acosta deberá enfrentarse a nuevos retos, si bien su habilidad para superar desafíos pasados y llevar a Costa Rica a nuevos horizontes económicos es un testimonio de su liderazgo sólido y de la capacidad del país para enfrentar los desafíos futuros con determinación y perspicacia.

El premio Banker's Finance Minister of the Year 2024 es un reconocimiento que destaca la gestión económica de Acosta y el progreso continuo de Costa Rica en el escenario internacional. Ahora bien, los ciudadanos de Costa Rica merecen contar con un sistema financiero sólido, transparente y que opere en beneficio de toda la población, en lugar de favorecer únicamente a unos pocos privilegiados. La reciente controversia entre la junta directiva del Banco Central y SUGEF destaca, por ejemplo, la necesidad apremiante de abordar estos problemas desde su origen. Nogui Acosta no debería olvidarse de ello. @mundiario

Comentarios