España y Portugal exigen a Francia que priorice sus tramos del Corredor Atlántico

António Costa y Pedro Sánchez. / Pool Moncloa
António Costa y Pedro Sánchez. / Pool Moncloa

Asumen las reivindicaciones de Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco y remitirán una carta a la Comisión Europea para que apremie a Macron a que acelere la conexión de alta velocidad ferroviaria con Irún.

España y Portugal exigen a Francia que priorice sus tramos del Corredor Atlántico

Los gobiernos de España y Portugal exigen al de Francia que priorice sus tramos del Corredor Atlántico. António Costa y Pedro Sánchez asumen las reivindicaciones de Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco y remitirán una carta a la Comisión Europea para que apremie a Emmanuel Macron a acelere la conexión de alta velocidad ferroviaria con Irún.

Hay, pues, nuevos pasos adelante del Corredor Atlántico. Los presidentes de Galicia, Euskadi, Asturias y Cantabria ya decidieron crear un lobby del norte para ejercer "presión política". Alfonso Rueda, presidente de la Xunta, ratificó la apuesta de Galicia por las infraestructuras del norte peninsular para sumar competitividad tanto en el transporte de mercancías como del hidrógeno verde. Así lo indicó tras la reunión de la Comisión del Arco Atlántico a la que asistió en Vitoria junto con el presidente de Euskadi, el lehendakari Íñigo Urkullu; el de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el de Asturias, Adrián Barbón.

El encuentro entre España y Portugal, que mantiene una periodicidad anual, ha demostrado una vez más el grado de sintonía y cooperación de las relaciones bilaterales entre España y Portugal. La celebración de esta cumbre se produce tan solo cuatro meses después del encuentro que ambos países mantuvieron en Viana do Castelo en noviembre de 2022, como prueba del compromiso de ambos países por mantener la periodicidad anual de la cumbre, y con la vocación inequívoca de continuar estrechando las relaciones bilaterales en un año que estará marcado por la Presidencia Española del Consejo de la Unión Europea. Las relaciones bilaterales entre España y Portugal son muy estrechas, y la sintonía entre ambos Gobiernos ha permitido reforzar la cooperación transfronteriza, especialmente tras la firma, en 2020, de la Estrategia Conjunta de Desarrollo Transfronterizo de la Cumbre de Guarda.

Una triple pertenencia europea, iberoamericana y mediterránea

Pedro Sánchez ha puesto de relieve que las relaciones entre ambos países son fructíferas, quedan abarcadas bajo una perspectiva atlántica y las avala una geografía e historia comunes. En este sentido, ha destacado que España y Portugal están caracterizadas por una triple pertenencia europea, iberoamericana y mediterránea.

Las relaciones comerciales entre ambos países gozan, además, de una excelente salud, ya que en 2022 superaron los 48.000 millones de euros. Cabe recordar, además, que los dos ejecutivos defienden conjuntamente posiciones en temas de gran relevancia en el escenario europeo. Tal es el caso del mecanismo ibérico y del acuerdo alcanzado entre el presidente Sánchez, el primer ministro Costa y el presidente Macron sobre el H2Med, al que más tarde se sumó Alemania. Pedro Sánchez se ha referido a este proyecto subrayando que "situará a las naciones ibéricas a la vanguardia del hidrógeno renovable, contribuyendo a la lucha contra el cambio climático y al liderazgo de las energías limpias".

Pedro Sánchez ha abordado con António Costa las principales líneas de acción posibles de la presidencia española del Consejo de la Unión Europea, en el marco de las reuniones preparatorias que está llevando a cabo con la finalidad de escuchar las posiciones de los Estados miembro respecto a expedientes que se hallarán en el centro del debate. En este sentido, ha hecho alusión al contexto en el que esta presidencia se celebrará, un escenario complejo como consecuencia de la agresión rusa a Ucrania.

El presidente Sánchez ha reiterado el apoyo al pueblo ucraniano, "que está defendiendo de forma heroica su unidad, su libertad y su independencia". En este sentido, ha recordado que la respuesta a las consecuencias que el conflicto deja tras de sí (tales como la inestabilidad económica, la inseguridad jurídica o la crisis energética), deben contar con una respuesta conjunta.

El presidente ha recordado la sintonía existente entre España y Portugal en temas que seguirán siendo centrales durante la presidencia española, como el Pacto de Migración y Asilo, o las nuevas reglas fiscales de la UE. Sánchez ha destacado que ambos países también mantienen una visión común en torno a la necesidad de hacer frente a los altos precios de la energía con un nuevo marco regulador del mercado de la electricidad, el impulso a la competitividad de la economía europea y su reindustrialización. "Ambos estamos comprometidos con una transición energética y digital que ponga a la UE a la cabeza de la lucha contra la descarbonización y contra el cambio climático", ha subrayado el presidente Sánchez. "Esto favorecerá el crecimiento económico y la creación de empleo de calidad para nuestros ciudadanos".

Pedro Sánchez ha reiterado que Europa debe continuar tejiendo alianzas que permitan al continente profundizar en una autonomía estratégica abierta, para reducir las dependencias en ámbitos como la energía, los semiconductores, la salud, las materias primas críticas o la seguridad alimentaria. Además, el presidente ha subrayado la relevancia que se otorgará durante la presidencia española del Consejo de la UE al refuerzo de las relaciones entre la UE y el Sur Global.

La balsa de piedra ibérica que imaginó Saramago

"Hoy trabajamos para que esa balsa de piedra ibérica que imaginó Saramago sea, tal y como ha dicho el primer ministro portugués, un puente", ha afirmado el presidente Sánchez, destacando que ese nexo de unión debe servir a Europa en su acercamiento a otros pueblos atlánticos. "Que este océano represente, por encima de todo, una ventana al progreso, a la democracia y a la prosperidad", ha subrayado.

Durante esta cumbre ambos países han firmado una Declaración Conjunta y 11 acuerdos en diversas materias, como infraestructuras, digitalización de la justicia, escuelas de frontera, educación superior, formación en economía social, resistencia antimicrobiana el desarrollo de una programación cultural cruzada.

Para ello, al presidente Sánchez le acompañaban hoy la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera; el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares; la ministra de Justicia, Pilar Llop; la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez; la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría; el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta; la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y el ministro de Universidades, Joan Subirats. @mundiario

Comentarios