Buscar

CLAVES DE CHINA

La relación de China con el continente africano: una aproximación previa

Ya en 2018 la actividad comercial entre África y China había rebasado los 200.000 millones de dólares anuales.
La relación de China con el continente africano: una aproximación previa
focac
Cooperación entre China y África.

La riqueza de África se halla en sus suelos: el 24% de las tierras son cultivables, pero apenas el 9% son de producción agrícola. El subsuelo dispone de un tercio de las reservas minerales del mundo. Algunos de los más abundantes, y más apreciados, son: Rodio (86,3%), platino (79,9%), tántalo (79,4%), cobalto (68%).

China se ha convertido en el mayor importador de petróleo del mundo. De África importa petróleo y gas de Nigeria, Sudán, Angola, Argelia, Libia, Egipto. En 2018 era el país destinatario del 28% de las exportaciones de petróleo de África.

Por otro lado, obtiene uranio de Namibia y Níger. Importa de Sudáfrica y Zimbabue platinoides esenciales para los catalizadores (bujías, discos duros, fibras ópticas, pilas de combustible de última generación). De la República Democrática del Congo: Cobalto para baterías y tántalo para móviles, GPS, satélites, televisores de plasma y ordenadores.

El Foro de Cooperación China-África

Tras una primera conferencia interministerial en el año 2000, en 2006 se crea en Pekín el Foro de Cooperación China–África (FOCAC), que pretende una asociación estratégica de cooperación integral, y que tras la primera de Pekín celebra sus cumbres cada dos años. En él participan 53 Jefes de Estado y de Gobierno de todos los países africanos, a excepción de Suazilandia. Y celebra sus reuniones alternativamente en China y en África.

Tuvo especial trascendencia la Cumbre celebrada en 2015 en Sudáfrica, donde se planteó la decisión de mantener esa Asociación Estratégica de Cooperación Integral, y se definieron los llamados Cinco Pilares de Cooperación:

Consolidar la mutua confianza política.

Buscar el beneficio mutuo en la cooperación económica.

Intercambio cultural.

Ayuda mutua en materia de seguridad.

Unidad y coordinación en asuntos internacionales.

En 2018 se calculaba que la actividad comercial entre África y China había rebasado ya los 200.000 millones de dólares anuales.

China tiene varias vías de inversión en el continente africano: la inversión directa y los préstamos. Los principales sectores de los préstamos chinos (2000–2017) son el transporte: Mauritania (88%), Sudáfrica (100%), Sudan del Sur (87%), Kenia (81%). Una de las inversiones iniciales que se hicieron fue en 1970, mediante un préstamo sin intereses por 400 millones de dólares para la construcción de la línea de ferrocarril de 1.800 km que uniría Tanzania con Zambia.

Inversiones significativas

De hecho, en la Cumbre del FOCAC de 2015 en Sudáfrica, se calculaba que China había financiado hasta entonces en África 3.800 kilómetros de vías férreas, 4.300 kilómetros de carreteras y 200 centros educativos. Además de estar otorgando 7.000 becas académicas públicas cada año a los países africanos.

En la inversión en el sector energético destacan Botsuana (89%), Marruecos (59%), Guinea Conakry (53%), Tanzania (50%), Sudán (45%). 

Un tercio de la inversión China se destina al sector minero. Como países destacados en este capítulo aparecen (condicionados por el tipo de productos estratégicos) los siguientes países: República Democrática del Congo (42%) y Angola (39%). Siendo los minerales principales en República Democrática del Congo el Cobalto y el Coltán.

En la inversión china en comunicaciones destaca la República Centroafricana (58%). Y en el sector industrial Chad (71%) y Níger (50%). 

Se calcula la presencia de más de 1.500 empresas chinas en el Continente Africano, con un número superior a los 120.000 técnicos chinos. @mundiario