Buscar

CLAVES DE CHINA

Retrocesos en las inversiones de China en Estados Unidos

La era Trump coincidió con un descenso anual de las inversiones chinas en Estados Unidos, acusadas desde 2017.

Retrocesos en las inversiones de China en Estados Unidos
Sede del fondo de inversiones Blackstone en Nueva York, Estados Unidos. / Forbes
Sede del fondo de inversiones Blackstone en Nueva York, Estados Unidos. / Forbes

Aunque en 2019 las importaciones chinas desde Estados Unidos disminuyeran a 104.800 millones de dólares, el país asiático sigue siendo el país extranjero que mantiene una cartera más alta de deuda exterior norteamericana (1,13 billones de dólares: el 17,5% de la deuda total). Pero ¿cómo están funcionando las inversiones de China en Estados Unidos?

En 2018 la inversión acumulada de China en los Estados Unidos superaba los 140.000 millones de dólares. Desde 2015 (cuando las inversiones totales sumaban 60.000 millones de dólares) hasta 2018 hubo un aumento de 80.000 millones.

El hito más alto de las inversiones anuales se alcanzó en 2016, cuando China realizó una inversión de casi 46.000 millones de dólares (la tercera parte de la inversión total acumulada a 2018). Descendiendo en los dos años siguientes, con una bajada en 2018 a una inversión anual que no superó los 5.400 millones de dólares.

Todo ello como efecto, muy posiblemente, de la acción combinada de las políticas agresivas de Trump y de la política de Xi Jinping de centrarse más en el mercado interior chino. Este segundo factor se aprecia también en las inversiones en la Unión Europea, aunque con una incidencia mucho menor: 20.000 Millones de inversión en 2018, por ejemplo (casi cuatro veces más que en Estados Unidos).

Más de la cuarta parte de la inversión acumulada de China en los Estados Unidos en 2018 (41.000 millones de dólares) se centra en el sector inmobiliario. A mayor distancia le siguen los sectores de Transportes e Infraestructuras, y el de Tecnología de la Información y Comunicación (TIC), con 16.500 y 14.500 millones de dólares respectivamente: un 11,78% y un 10,35% en cada caso. En el sector de la energía la inversión acumulada asciende a 10,800 millones de dólares (el 7,71%), y en el sector del ocio se alcanzan los 10.300 millones de dólares (un 7,35%).

Los datos de 2019 siguen marcando la tendencia a la disminución de la inversión china en Estados Unidos, que descendió otros 400 millones de dólares más (un -7,40%) hasta los 5.000 millones. Colocando en ese año la inversión acumulada en los 145.000 millones de dólares. Durante el primer trimestre de 2020 (en plena lucha de China contra la pandemia) la inversión china en la primera potencia mundial no superó los 200 millones de dólares.

Por el contrario, la inversión norteamericana en China en 2019 fue de 14.000 millones de dólares: 1.000 millones más que en [email protected]