China se dispara en PIB, Estados Unidos se defiende, la UE se queda atrás y España, rezagada

Vladímir Putin, presidente de Rusia, y Xi Jinping, presidente de China. / RR SS
Vladímir Putin, presidente de Rusia, y Xi Jinping, presidente de China. / RR SS
El caso español es más que singular pues aún estaría un -1,8 % por debajo del nivel 100 de PIB del año 2019.
China se dispara en PIB, Estados Unidos se defiende, la UE se queda atrás y España, rezagada

El trienio 2020-2022, entre la dificultosa salida de la pandemia y la guerra en Ucrania, está suponiendo un impacto económico grave y desigual a lo largo y ancho del mundo.

Según las últimas previsiones del FMI, para este año 2022, el crecimiento acumulado medio mundial en dicho trienio alcanzará un 6,5 % lo que supone un crecimiento anual medio del 2 %.

Puede parecer una tasa reducida pero en términos ambientales sería algo más de lo que debieran permitirse los países ricos (1,5 %), y algo menos de lo que podrían crecer los menos ricos (3 %) para no continuar poniendo en serio riesgo el equilibrio ambiental del planeta tal como argumento en mi ensayo El despilfarro de las naciones (página 170).

En ese contexto las cifras de China, Estados Unidos y la Unión Europea que aparecen en el siguiente gráfico son reveladoras.

Crecimiento del PIB. / Mundiario
Fuente: elaboración propia con datos del FMI

El caso español es más que singular: un -1,8 % por debajo del nivel 100 de PIB de 2019

Mientras Estados Unidos crecería en dicho trienio un 5,9 % a un nivel muy cercano a la media mundial, la Unión Europea lo habría hecho a un ritmo de la tercera parte (2,1 %) entre 2020-2022. Lo que sugiere que las turbulencias en los mercados globales derivadas de la pandemia y la guerra han tenido un especial impacto en esta parte del mundo. El caso español es más que singular pues aún estaría un -1,8 % por debajo del nivel 100 de PIB del año 2019.

Porque no en vano en 2021 el peso de las exportaciones de bienes y servicios de la UE en el total mundial (26%) superaba de largo a las realizadas por China y Estados Unidos juntos (22%).

Pero si los Estados Unidos han sorteado las dificultades globales –al ser una economía menos abierta al exterior que la europea (y alejada del conflicto bélico)– con un crecimiento medio anual cercano al 2 %, la evolución de China supone más que duplicar el crecimiento norteamericano entre 2020-2022, con una tasa anual acumulativa por encima del 4 % (con lo que alcanzaría el 115,3 en 2022 siendo 2019 = 100).

Comprobamos que las dificultades en los mercados globales (de mercancías y recursos energéticos) para los países más ricos afectarían de manera amortiguada a la que ya es la primera economía del mundo en 2021: 18,6% del PIB mundial de China, frente al 15,7% de Estados Unidos (página 115 de FMI).

Prestamistas mundiales. / Mundiario
Fuente: FMI (página 23)

No solo lo es en volumen de PIB sino que también China se afianza como primer prestamista a escala mundial. Desde el año 2014 supera al conjunto de los países más ricos del mundo (Club de París, que incluye a EE UU, la UE, Japón, etc.) y va camino de duplicar su tamaño relativo. Un crucial papel financiero global que ya destacaba en mi ensayo El regreso de China, editado por Mundiediciones en 2021. @mundiario

China se dispara en PIB, Estados Unidos se defiende, la UE se queda atrás y España, rezagada
Comentarios