Brión levantó el edificio de su cine diez años después de terminada la Guerra Civil

Arte en 2021 en la fachada del antiguo cine de Brión (A Coruña), que data de 1949. / Mundiario
Arte en 2021 en la fachada del antiguo cine de Brión (A Coruña), que data de 1949. / Mundiario

En la zona de influencia de Compostela, de aquella había cines en Brión, Arzúa, Melide, Negreira, Ordes, Padrón, Santa Comba, Teo y Val do Dubra, además de en Santiago.

Brión levantó el edificio de su cine diez años después de terminada la Guerra Civil

El Cine Mahía, nacido en una época en la que hacían películas en España Juan de Orduña, Rafael Gil o Luis Marquina, estaba en la Avenida de Santa Minia, en Brión (A Coruña).

En la zona de influencia de Compostela, de aquella –diez años después de finalizada la Guerra Civil– había cines en Brión, Arzúa, Melide, Negreira, Ordes, Padrón, Santa Comba, Teo y Val do Dubra, además de en Santiago.

Jesús Ángel Sánchez García, investigador responsable del inventario y selección de salas cinematográficas, de la Universidad de Santiago de Compostela, autor de Las salas de cine en España. Evolución histórica, arquitectura y situación actual, sitúa el edificio del Cine Mahía en 1949. Sostiene que "las más escasas derivaciones del racionalismo" se diluyeron "entre el academicismo e historicismos dominantes", en "un monótono panorama del que también se evadieron los últimos edificios regionalistas", entre ellos el del Cine Albéniz de Málaga (1945), Teatro Cine Fraga de Vigo (1948) y el Cine Mahía de Brión (1949).

Una vez cerrado, ya con las películas de Joselito en el recuerdo –El pequeño ruiseñor (1956), Saeta del ruiseñor (1957), El ruiseñor de las cumbres (1958) o El caballo blanco (1961)–, el local del cine de Brión aún acogió en los años 70 algunos eventos, entre ellos un concurrido mitin de Xosé Manuel Beiras organizado por la asociación cultural O Sacho, saldado con una fuerte polémica con el entonces alcalde de Negreira, el médico José Domingo Vidal Martínez (1926 - 1994), a propósito de la controvertida instalación de una planta celulosa que no llegó a construirse en Brión.

El antiguo Cine Mahía. / Patrimonio Galego
El antiguo Cine Mahía. / Patrimonio Galego

Dos alturas con tejado a cuatro aguas

El Cine Mahía de Brión ocupó un edificio de planta rectangular y dos alturas con tejado a cuatro aguas. La fachada muestra tres ventanas equidistantes con un entablamiento de inspiración dórica, rematadas en arcos de medio punto, haciendo juego con las dos grandes arcadas que dan paso a las entradas del cine de la primera planta.

En los arcos de la entrada tiene una filigrana de hierro y la billeteira está situada en un lateral. Allí había trabajado como cajero en los últimos años de su vida el maestro Magariños, discípulo de Chané, quien compuso decenas de piezas musicales y nunca percibió nada por ellas. Hoy la Escuela Municipal de Música de Brión lleva incorporado su nombre en la denominación oficial: Escuela Municipal de Música Magariños.

Un tractor ante la fachada del antiguo cine de Brión. / Google
Un tractor ante la fachada del antiguo cine de Brión. / Google

La creatividad de Susana Blasco

El año pasado, este antiguo cine de Brión recibió como residente a Carmiña Castro, una supuesta viajera entre tiempos hecha de los trozos de vida de vecinas de antaño, gracias a la creatividad de Susana Blasco.

En el marco del proyecto #TransmutarCamiños de 2021, la artista transformó fotografías de retratos e historias de la vida en dos piezas  protagonizadas por un personaje femenino ficticio, que fusiona las experiencias de toda una generación de gallegas.

Con Susana colaboraron Alesandra, Elena, Esther, Marina y Virginia, compartiendo historias. Alfonso y su familia prestaron la pared para convertirla en un espacio de memoria viva. @mundiario

Brión levantó el edificio de su cine diez años después de terminada la Guerra Civil
Comentarios