MUNDIARIO mantiene vivas las llamas de El Catón Compostelano y del Galicia

Logos de MUNDIARIO, El Catón Compostelano y GALICIA. / Mundiario
Logos de MUNDIARIO, El Catón Compostelano y GALICIA. / Antonio Sangiao

El Catón Compostelano fue el primer periódico de Galicia. Por su parte, el también histórico Galicia. Diario de Vigo salió a la calle 25 de julio de 1922.

MUNDIARIO mantiene vivas las llamas de El Catón Compostelano y del Galicia

En la primavera de 2011, la empresa Xeira Comunicación –fundadora de MUNDIARIO– llevó a la Red la histórica cabecera El Catón Compostelano, de 1800. A su vez, en 2018 MUNDIARIO hizo una adaptación gráfica de otra cabecera histórica, GALICIA, de 1922, que fue registrada oficialmente por la Compañía Mundiario de Comunicación como GALICIA Mundiario de la Eurorregión con Portugal. MUNDIARIO mantiene así vivas las llamas de El Catón Compostelano y del Galicia.

Pasado el tiempo, la cabecera El Catón Compostelano se convertiría en partner de MUNDIARIO como una sección de la edición GALICIA de este periódico, que le tributa así un homenaje a su creador, Francisco Valle-Ynclán.

El Catón Compostelano –ahora en Twitter y con un site en este diario digital– fue el primer periódico de Galicia. El número 1 apareció el 1º de mayo de 1800 en la ciudad de Santiago de Compostela.

MUNDIARIO mantiene, pues, en la Red la cabecera de El Catón Compostelano, al que Eugenio Carré Aldao apodó como "primer periódico gallego". Se trataba de una publicación semanal en la que se tocaban temas de corte erudito y polémico, desde la necesidad de la educación de las mujeres hasta el origen de las lenguas de España, pasando por la paz, la libertad o el tiempo.

Testimonios de Alfonso Villagómez, Pérez Costanti y Xosé López

Según Alfonso Villagómez, el infatigable publicista y archivero Pablo Pérez Costanti en sus Notas Compostelanas se propuso recoger la historia del periodismo santiagués, en una edición facsímil que, en 1992, recuperó José Luis Cabo en Ediciós do Castro.

Pérez Costanti describió, en rápida panorámica, desde el primer periódico diario publicado en la ciudad en 1800 –El Catón Compostelano– hasta La República Federal La Patria, ambos de 1869. Precisamente este gran erudito muere en Santiago en 1938, cuando El Correo Gallego comienza a publicarse en Compostela, después de 60 años de continuada existencia que había surgido en Ferrol.

El Catón Compostelano en Twitter. / Mundiario
El Catón Compostelano en Twitter. / Mundiario

El periodista y profesor Xosé López constató, siendo coordinador de la Ponencia de Comunicación del Consejo de la Cultura Gallega, que esta publicación sólo era conocida por una colección incompleta en la Biblioteca Nacional en Madrid, de la que se localizó otra más amplia, de 21 números, en Ourense, propiedad de la familia Amor-Vázquez.

Cabeceira de El Catón Compostelano. / Mundiario
Cabeceira de El Catón Compostelano utilizada na rede. / Xeira
El Catón Compostelano, na Rede
O primeiro de maio do año 1800 nacía a primeira cabeceira galega, El Catón Compostelano, unha publicación de reflexión e pensamento, ainda que os primeiros xornais gallegos propiamente ditos foron o Diario de Santiago e o Diario da Coruña, ámbolos dous en xuño de 1808.
O debate e a reflexión definiron a personalidade xornalística de El Catón Compostelano, do mesmo xeito que caracterizaron a fundación de MUNDIARIO, que se define, desde xaneiro de 2013, como o Primeiro periódico global de análise e opinión.
Na primavera de 2011, Xeira Comunicación levou á Rede esta cabeceira histórica, que pasado o tiempo convertiríase en partner de MUNDIARIO como sección da edición GALICIA deste periódico, que tributalle así unha homaxe ao seu creador, Francisco Valle-Ynclán@mundiario

 

Cien años del nacimiento del histórico diario Galicia

Primera página del Galicia.
Primera página del Galicia.

Por otra parte, se cumplen ahora cien años del nacimiento del histórico diario Galicia. El 25 de julio de 1922 salió a la calle Galicia. Diario de Vigo, un periódico "democrático y galleguista, al servicio de Galicia, sin depender de ningún credo político y absolutamente independiente", en palabras de Valentín Paz Andrade.

Fue editor Ernesto Cádiz Vargas, cónsul honorario de Chile en A Coruña y representante del fertilizante Nitrato de Chile, recuerda el diario Nós.

Cada número del Galicia constaba de seis planas, ocho a partir de 1924, llegando la 16 en dos números especiales. El formato: 63x45 centímetros. 

Dirigido por Valentín Paz Andrade, tuvo a Manuel Lustres Rivas y Roberto Blanco Torres como redactores jefe. Castelao, que era el encargado del diseño de la cabecera y demás títulos de sección, creó un tipo de letra que acabó identificándose como genuinamente gallega.

“Galicia (…) no viene a ser un periódico cuajado en los moldes tradicionales, cortado con servil fidelidad a los antiguos patrones de la especie; sino, llana y sencillamente, un resonador claro, imparcial y sereno del heterogéneo vivir diario en nuestra tierra y en aquellas otras unidas a la nuestra, por soldaduras de Naturaleza y Civilización –España, Europa- o por vínculos de sangre y alma –Portugal, América-. Queremos ofrecer al público un nuevo tipo de publicación diaria, que venga a ser como una viva síntesis informativa de cuanto deba ponerse al alcance del conocimiento popular y, a la par, una tribuna abierta a todas las nobles plumas ideales, donde los mantenedores solventes de pensamientos y opiniones, han de ser acogidos con igual trato de libertad y cortesanía.”  Según el periodista Antonio Sangiao, adjunto al Editor de MUNDIARIO, estas podían ser las palabras fundacionales de la nueva edición de GALICIA de MUNDIARIO. Podrían ser la base de sus principios fundamentales, el credo sobre el que cimentar su trayectoria. Y lo son, pero no han salido de la pluma (ni del teclado) de sus fundadores. Son las primeras líneas del editorial publicado el Día de Galicia (25 de julio) de 1922, fecha en la que vio la luz el que probablemente fue el más influyente diario gallego, el que impulsó de manera más decidida la intelectualidad y la cultura de esta tierra: la cabecera Galicia (subtitulada como “Diario de Vigo”) que, con Paz Andrade al mando, y Castelao como referente gráfico, revolucionó el periodismo gallego.

La cabecera de la edición GALICIA de MUNDIARIO sobre la desembocadura del río Miño, entre Galicia y Portugal. / Antonio Sangiao
La cabecera de la edición GALICIA de MUNDIARIO sobre la desembocadura del río Miño, entre Galicia y Portugal. / Antonio Sangiao

El Galicia de Mundiario

Inspirados en estos principios, en Pasquino Comunicación materializaron, en 2018, la adaptación gráfica de la maqueta de MUNDIARIO a la edición GALICIA, a través de la elección de la paleta cromática y el concepto de la cabecera, hoy registrada oficialmente por la Compañía Mundiario de Comunicación.

"Para la cabecera elegimos una tipografía con gran simbolismo. Al igual que Castelao se basó en las letras góticas que adornaban el Pórtico de la Gloria para idear la enseña del celebrado diario Galicia, nosotros nos inspiramos en ese misma cabecera, en esos tipos góticos de la cantería gallega y en las míticas tipografías de Sargadelos para elegir la fuente que usaríamos para presidir la edición gallega de MUNDIARIO", explicó en su día Antonio Sangiao en este periódico.

O Galego en Xornal de Galicia.
O Galego en Xornal de Galicia.

Xornal, continuador del Galicia, según Díaz Pardo

El histórico intelectual gallego Isaac Díaz Pardo definió Xornal de Galicia –también desaparecido– como el periódico continuador del Galicia de Paz Andrade, cuyo hijo, Alfonso Paz Andrade, fue presidente del consejo de administración de la editora de Xornal de Galicia, que tuvo versiones impresa y digital. 

Xornal de Galicia partió en 2008 del digital Xornal.com, creado por el ahora editor de MUNDIARIO, José Luis Gómez, en el año 1999, en A Coruña. Xornal.com se mantuvo como marca en la red y Xornal de Galicia tuvo también una versión impresa, de la que José Luis Gómez fue director-fundador. @mundiario

MUNDIARIO mantiene vivas las llamas de El Catón Compostelano y del Galicia
Comentarios