España, condicionada por el final de una era expansiva de política monetaria en la eurozona

Christine Lagarde. / RR SS
Christine Lagarde. / RR SS
El Banco Central Europeo calcula que la inflación media de la zona euro esté en el 6,8% en 2022 y en el 3,5% en 2023.
España, condicionada por el final de una era expansiva de política monetaria en la eurozona

Cambio de ciclo. España, un país muy endeudado, se verá especialmente condicionada por el final de una era expansiva de política monetaria en la eurozona, donde el Banco Central Europeo calcula que la inflación media –su objetivo prioritario como eurobanco– esté en el 6,8% en 2022 y en el 3,5% en 2023.

La agenda económica del Gobierno de Pedro Sánchez se complica, por tanto, en la recta final de la legislatura, sin que la Oposición se avenga a acuerdos que tampoco suscriben todos sus socios. Tiempos difíciles.

España sigue pendiente de recuperar todo lo perdido en PIB durante la pandemia, al quedarse rezagada con respecto a sus socios europeos, mientras confía en las bondades de unos fondos europeos que avanzan a paso lento y en un pretendido cambio de modelo económico que se resiste a coger forma. Al final, vuelve a ser el turismo el que salva la situación, también en el empleo.

Nada es fácil porque España tiene poco margen de actuación, maniatada por su desorbitado endeudamiento y un déficit público que no acaba de corregirse, debido a que los ingresos no llegan para cubrir todos los gastos del Estado. Pero en este frente sí que no podrá mirar para otro lado, ya que el crédito alegre del Banco Central Europeo está ya prácticamente cerrado y los intereses empezarán a subir. El riesgo de que aumente la desigualdad es alto, lo cual sería todo un fracaso para un Gobierno progresista.

Las pensiones

Las pensiones siguen siendo también una incógnita, en medio de un debate político al que se ha sumado, con fuerza, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. No es fácil intuir cuál puede ser la conclusión, pero sí parecen estar claras dos cosas: nada será como es ahora y los números, de entrada, pintan mal.

Desde Bruselas apremian a España para que afronte la segunda fase de la reforma de las pensiones –la más importante y costosa– y el Gobierno remolonea como mejor puede ante la falta de acuerdo político para llevar a cabo medidas tan sensibles. Con las elecciones a la vuelta de la esquina, ¿quién se va a atrever a tomar decisiones que pueden alterar el voto de unos 10 millones de personas? 

Al debate de siempre, sobre la sostenibilidad de las pensiones, se añade ahora el reto de actualizarlas en un clima tan inflacionista. Pablo Hernández de Cos, cuyos datos fueron cuestionados por el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha vuelto a reiterar que las medidas planteadas no son suficientes, nada muy distinto de lo que se apunta desde Bruselas.

Están, pues, en juego la actualización del IPC –sobre el papel, regulado por ley– y los criterios de las jubilaciones en el futuro, como la edad del retiro, el período de cotización, la situación de los autónomos, etcétera. Existe, por ejemplo, según el gobernador del Banco de España una notable incertidumbre sobre los ahorros que se obtendrán por los incentivos a la jubilación demorada.

Pacto de rentas

El debate de las pensiones coincide con otro más amplio, también suscitado desde el mundo académico y el Banco de España, sobre el pacto de rentas, de modo que sea posible encauzar la inflación, disparada en los últimos meses. Para ello, se plantea la conveniencia de un acuerdo entre sindicatos y empresarios, de modo que los trabajadores renuncien a aumentos salariales proporcionales a la inflación y que los patronos rebajen sus beneficios, a costa de no subir tanto los precios.

Si hubiese un pacto de rentas o algo similar, ese acuerdo afectaría también al Gobierno, no solo por las empresas públicas que controla, sino por los salarios de los funcionarios y las pensiones. Estaríamos, en ese supuesto, ante un pacto de rentas generalizado.

Estos asuntos figuran entre los más importantes que debe afrontar el Gobierno en la recta final de la legislatura, pero hay muchos más, ya que la crisis económica derivada de la pandemia y la guerra de Ucrania han puesto todo patas arriba. @J_L_Gomez


Inflación.
Inflación.

AL ALZA

La inflación

Una inflación general del 8,7% y del 4,9% en su versión subyacente –sin productos frescos ni energía– en mayo sigue amenazando a las capas sociales menos favorecidas, porque este llamado “impuesto de los pobres” deja a mucha gente en franca desigualdad. “Si la política monetaria restrictiva no puede cubrir todos los ángulos del crecimiento de precios y la fiscal va en la dirección expansiva, la lucha contra la inflación no será fácil”, observa el profesor de economía Santiago Carbó.

A LA BAJA

El paro

El paro se redujo en España en 99.512 personas en el mes de mayo y quedó por debajo de los tres millones. Es el mejor dato desde 2008, el año que había marcado el final de una etapa expansiva de la economía española. En mayo se redujo, por tanto, el desempleo en un contexto de gran incertidumbre internacional y respecto a mayo de 2021, el total de desempleados descendió en 858.259 personas (-22,7%). La reactivación del turismo exterior está acompañando la recuperación económica. @mundiario


El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. / cadtm.org
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. / cadtm.org

PROTAGONISTAS

Pablo Hernández de Cos

Gobernador del Banco de España

Se reafirma en sus cálculos sobre el sistema de pensiones después de que el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, tildase estos de “poco sofisticados”. Pero la polémica sigue abierta, en medio de otros debates sobre el pacto de rentas.

Nadia Calviño

Vicepresidenta del Gobierno

Se le acumulará el trabajo una vez que Pedro Sánchez indicó a sus ministros cambiar de discurso y centrarse en la economía, como viene haciendo Alberto Núñez Feijóo desde la presidencia del PP. La vicepresidenta será así la estrella del Gobierno.

José Luis Escrivá

Ministro de Seguridad Social

Sobre la ampliación del periodo de cálculo de las pensiones, intenta que se puedan escoger los mejores años e integrar lagunas que haya en la carrera laboral, de modo que las personas que hayan tenido interrupciones no pierdan por ello pensión.

Pedro Sánchez

Presidente del Gobierno

Hizo un balance triunfalista de sus cuatro años en la Moncloa sin citar por cierto a Unidas Podemos, su socio de gobierno. Ante el Grupo Socialista confirmó su intención de prorrogar las medidas económicas de emergencia por la guerra de Ucrania. @mundiario

 

 

 

España, condicionada por el final de una era expansiva de política monetaria en la eurozona
Comentarios