Treinta años del redescubrimiento del Camino de Faro de peregrinaje a Santiago

Primeros peregrinos que recorrieron y precisaron el antiguo Camino de Faro. Año 1989.
Primeros peregrinos que recorrieron y precisaron el antiguo Camino de Faro, en 1989. / Mundiario
Este libro especificó el trazado del Antiguo Camino Real, recorrido por el padre Sarmiento, Carlos I, Felipe II, o Cosme de Médici entre otros.
Treinta años del redescubrimiento del Camino de Faro de peregrinaje a Santiago

En el año 1992, la Fundación Caixa Galicia publicó el libro El Antiguo Camino Real de La Coruña a Santiago: El Camino de Faro, como primera aportación editorial al Año Santo Compostelano Xacobeo 93. En esta obra, sus autores Lucindo-Javier Membiela y Fernando Urgorri, recogían una descripción detallada y minuciosa de la vía por la que caminaban los peregrinos de A Coruña a Santiago, al encuentro del Santo Patrón.

Fue un trabajo de investigación cuyo objetivo era recuperar el conocimiento físico y pie a tierra de esta antigua vía terrestre. Para tal fin, Membiela y Urgorri se basaron en fuentes primarias y secundarias, tales como el Cuaderno de Ruta del Padre Sarmiento - Viaje a Galicia de Fray Martín Sarmiento (1754-1755); datos y escritos de viajeros y caminantes partiendo del siglo XVI; mapas de caminos de Galicia trazados por el Estado Mayor Militar y otros como los de Tomás López (1784), Laborde (1808) o Fontán (1835); documentos como el Catastro de Ensenada; obras como las de Elisa Ferreira o Vázquez de Parga ―Lacarra― Uría sobre los caminos medievales y las peregrinaciones a Santiago de Compostela...; y también en el análisis en persona de la geografía en cuestión.

Este libro especificó el trazado del Antiguo Camino Real, recorrido en tiempos históricos por personajes, viajantes y peregrinos, como el padre Sarmiento, Carlos I, Felipe II, Mariana de Neoburgo (esposa de Carlos II), o Cosme de Médici.

Por lo que a mí respecta, y con permiso del lector, tuve el honor y la suerte de participar, siendo un crío, en el peregrinaje que dos años antes de aquella publicación oficializó el “redescubrimiento” de este Camino. Lo hice acompañado de mi padre Lucindo-Javier ―del que hoy se cumplen dos años de su fallecimiento―, mi hermano Javier, mi perro Gus, y un grupo de jóvenes del colegio Compañía de María de A Coruña. Recuerdo la misa y posterior salida de la iglesia de Santiago sita en la Ciudad Vieja de nuestra ciudad. Recuerdo bien tres días de travesía en los que, macuto a la espalda, atravesamos los lugares de Eirís y el Portazgo, y el castro y antiguo puente de Alvedro, nos detuvimos en el Himilladero de Sigrás, nos refrescamos en la fuente de Ancéis, acampamos en una Carballeira del Valle de Barcia, subimos la intensa cuesta de Hospital de Bruma, observamos la casa donde hizo noche Felipe II en la parroquia de Poulo; y caminando-caminando por vía antigua y vereda gallega alcanzamos Sigüeiro, para al día siguiente hacer entrada en Santiago de Compostela después de flanquear la iglesia de San Caetano y el Campo del Cendal.

Treinta años después, e inmersos en el doble Año Santo Xacobeo 2021-2022, el Antiguo Camino Real de La Coruña a Santiago, Camino de Faro, o Camino Inglés por acepción moderna, es una de las más conocidas rutas de peregrinaje a Compostela, junto con el llamado Camino Francés o el Camino del Norte. Es desde aquí nuestro deseo que todas ellas cobren el vigor que merecen tras más de un año de dificultad sobrevenida por la pandemia de la Covid-19. @mundiario

Treinta años del redescubrimiento del Camino de Faro de peregrinaje a Santiago
Comentarios