¿Qué tienen que ver los polígonos industriales con el Camino de Santiago?

Peregrino en el Camino de Santiago. / FrAn LaREo para Mundiario
Peregrino en el Camino de Santiago. / FrAn LaREo para Mundiario

Nunca podré olvidar la ayuda que se me proporcionó en un caluroso día de julio en el polígono que hay a la salida de Villatuerta, saliendo hacia Estella...  

¿Qué tienen que ver los polígonos industriales con el Camino de Santiago?

Cuando hablamos del Camino de Santiago no debemos refugiarnos exclusivamente en los mundos antiguos ni podemos obviar modificaciones más recientes para constatar evoluciones.

Tal es el caso de cómo en el s. XVIII muchas obras pías, hospitales de peregrinos, monasterios y cabildos parroquiales pasaron a acoger la enseñanza de las primeras letras. Y en un camino de ida y vuelta, tras un amplio bucle temporal, escuelas que se construyeron durante la reforma educacional de la Primera República, o con fondos enviados por los indianos emigrados allende los mares, que quisieron devolver a sus tierras de origen parte de su éxito promoviendo la cultura, edificios pertenecientes a monasterios desamortizados en el s. XIX y, más recientemente, escuelas del plan 1957 que se construyeron en tantas de nuestras aldeas para acoger a los niños que en aquellos momentos en ellas abundaban, en la actualidad han sido convertidas en albergues de peregrinos.

Es más. Esos polígonos industriales, que en la opinión del peregrino común o del peregrino buscador del camino medieval no son más que lugares horribles, que encontramos a la entrada o a la salida de ciertas poblaciones del camino, tan solo nos están diciendo que si esas villas o ciudades tuvieron excepcional importancia poblacional en los siglos más potentes de la peregrinación, y en sus arrabales se instalaron los talleres de oficios: tintoreros, pellejeros, alfareros, caldereros, concheiros y otros, eso mismo es lo que ocurre ahora, aunque su estética de tristes naves chirríe y hiera nuestras miradas. Pero a su modo también acogen al peregrino ya que durante mucho tiempo, antes de que los teléfonos móviles formaran parte de nuestra vida, en ellos se nos proporcionó, en no pocas ocasiones,  agua y personas a quien recurrir en busca de ayuda e información. Nunca podré olvidar la ayuda que se me proporcionó en un caluroso día de julio en el polígono que hay a la salida de Villatuerta, saliendo hacia Estella. @mundiario

¿Qué tienen que ver los polígonos industriales con el Camino de Santiago?
Comentarios