En Santiago de Compostela podemos ver “o carallo vintenove”

IMG_1453_opt
O Carallo vintenove. / JR Baliñas

En la esquina de la rúa San Bieito hay un mojón alto, de piedra de cantería, en forma de pene. Es lo que los compostelanos han llamado desde siempre o carallo vintenove.

En Santiago de Compostela podemos ver “o carallo vintenove”

1-Empecemos por definir la palabra gallega carallo que tiene una variedad enorme de significados. Carallo en gallego significa pene, cazzo en italiano o caralho en portugués, carajo en castellano.

Los gallegos utilizan varias veces al día la palabra ”carallo”. Se puede utilizar para mandar a alguien allí:-Vai o carallo- o por sorprenderte de algo:-Manda carallo-

Pero también para demostrar desprecio, ira, cachondeo, cabreo, duda, admiración o signo de calidad etc.etc. Ya lo decía el padrones, Camilo José Cela,-“Un carallo en su momento es una victoria en la conversación”-

2-La forma o dicho –o carallo vintenove- se utiliza en el idioma gallego para expresar varias cosas, como escepticismo, dudas, desconfianza u otra forma de cerrar una conversación.

Veamos un ejemplo: Si pensamos que quien nos habla no dice la verdad, pero no admire nuestro argumento, se le dice: -o caralllo vintenove- que viene a ser algo así como –lo que tú quieras- pero también para reflejar lejanía, si preguntas donde está algo: - está no carallo vintenove-

3-Parecer ser que los estudiosos del tema piensan que esta expresión empezó cuando la restauración borbónica con Alfonso XII. Entonces, la ley electoral de 1907estableció un artículo, el veintinueve, en el cual se proclamaba de inmediato vencedores de las elecciones a los candidatos cuando el número de ellos a elegir era igual al de presentados, o bien si sólo era uno el presentado en la circunscripción era el elegido.

En Galicia el caciquismo imperante conseguía que sólo se presentase el o los candidatos elegidos por el cacique del pueblo. A partir de ahí, al artículo veintinueve se le llamó –o carallo vintenove-

4-Ahora bien, los compostelanos le dan otra acepción al tema. La rúa Travesa, que empieza en rúa das Casas Reais, termina con el nº 27 en su cruce con la rúa de San Bieito nº 9, que baja desde la Plaza de Cervantes.

No hay número 29, pero en la esquina de la rúa San Bieito hay un mojón alto, de piedra de cantería, en forma de pene. Es lo que los compostelanos han llamado desde siempre -o carallo vintenove-

Anécdota:

Si miramos desde la puerta del Colegio Mayor Universitario San Agustín, podemos ver “o carallo vintenove” en la esquina de la rúa San Bieito 9, pero a ningún estudiante se la ocurriría sentarse encima de él. Figúrese lo que sería que otro, para hacer una gracia, le fotografiase con el móvil ¡con el culo encima del pene, o carallo vintenove! @mundiario

En Santiago de Compostela podemos ver “o carallo vintenove”
Comentarios