Buscar

MUNDIARIO

Los otros caminos de Santiago que llegan hasta Compostela (4)

Todos los caminos conducen a Roma, se decía en tiempos del imperio romano. Para llegar a Santiago también hay variados caminos de hacerlo, depende de donde partamos.

Los otros caminos de Santiago que llegan hasta Compostela (4)
Ruta do mar de Arousa.
Ruta do mar de Arousa.

Firma

Juan Ramón Baliñas Bueno

Juan Ramón Baliñas Bueno

El autor, JUAN RAMÓN BALIÑAS, es colaborador y analista económico de MUNDIARIO, donde también escribe sobre el Camino de Santiago. @mundiario

A Ruta do mar de Arousa. Se trata de un recorrido marítimo en barco desde O´Grove hasta Pontecesures, entrando en el río Ulla en Villagarcía de Arousa. Es un recorrido similar al que realizaron los discípulos Teodoro y Atanasio con el cuerpo del Apóstol des­pués de ser decapitado en Jerusalén. En ambas orillas de la ría de Arousa se encuentran precio­sos pueblos. En la margen derecha, O´Grove con "la Isla de la Toja", después Cambados, la Isla de Arousa, Villanueva de Arousa y Villagarcía. En la entrada del Ulla, Catoira. Por la margen izquierda están, Santa Uxía de Riveira, Corrubedo, Poboa do Carmiñal, Boiro, Rianxo, patria de Caste­lao y Catoira, con las ruinas de las torres del oeste. Empezando un recorrido salpicado de "Cruceiros", asomando al Ulla.

El día 11 de agosto, se celebra cada año una procesión del mar. La ría se estrecha pasando por Valga y Dodro, para terminar el viaje en Pontecesures, donde el arzobispo Diego Gelmirez fundó los primeros astilleros del Reino de España. Allí se desembarca, continuando el recorrido a pie por Padrón, Villa Jacobea donde se admira, el "Pedrón" en la iglesia parroquial de Santia­go, el cruceiro de Fondo de Vila, O Santiaguiño, la casa de Rosalía de Castro. El Apóstol predicó en O´Santiaguiño do Monte, donde se celebrándose una romería el día 25 de julio.

El camino continúa por Iria Flavia, antigua metrópoli romana, año 50 d.d.c. y sede obispal antes que Santiago. Se admira "la Colegiata de Iria flavia", principal foco donde entró el cristianismo en Galicia, sus torres escalonadas recuerdan a las del claustro de la Catedral, en forma piramidal. Al lado está el Cementerio de Adina, romántico ( donde estuvo enterrada Rosalía de Castro, hasta que la trasladaron al panteón de gallegos ilustres y está enterrado C.J.Cela), frente a la Fundación  Cela. Después Herbón, convento franciscano; A Esclavitude -santuario estilo barroco compostelano-, Teo, Milladoiro, A Rocha y Santiago, entrando por Porta Faxeira.

O Camiño de Fisterra. Después de la visita a Santiago muchos peregrinos se acercaban a conocer Finisterre, el fin de la Tierra. Se salía de la plaza del Obradoiro por la calle Huertas, pasando después por la carballeira y monasterio de San Lorenzo de Trasouto. Después el camino continúa por Ames, Brión (cruzando el río Tambre en Ponte Maceira), cerca de Negreira (con "El Pazo de  Colón"). Después el camino pasa por Noia (visitando las iglesias de Santa Maria A Nova y San Marti­ño), Ponte Nafonso, Outes, Muros, Mazaricos, Dumbría, Cee, Corcubión y Fisterra.

En Cee y Corcubión había hospital de peregrinos, después sigue por Duio (antigua Dujium, capital romana allí llegaron los discí­pulos del Apóstol para pedir lugar de enterramiento). Según la leyenda, la ciudad fue destruida por sus pecados. En Finisterre estaba el Promontorium Nerium, el faro desde donde se ve la puesta de sol, comentada por los clási­cos: “era como si el sol al meterse en el mar produjese el mismo efecto que meter un trozo de hierro candente en el agua”.

Más adelante se visita la parroquia de Santa Maria das Areas, se venera "El Cristo de Fisterra", similar al de Burgos y Orense del que se cree popularmente que le crecen pelos y uñas. Fue arrojado al mar por un barco. Trasladado en el siglo XV se muestra tras velo y rodeado de velas. Algunos peregrinos continuaban a Muxia, visitando el Santuario da Barca, fiesta el 8 de septiembre. Hay dos piedras "a pedra de abalar" y "dos cadrís" que cura reumas pasando por debajo, según culturas paganas. Se podía regresar visitando Padrón: "Quien fue a Santiago y no va a Padrón, o gana el jubileo  o no “.

(Continuará)