Otras dependencias en el claustro de la Catedral Compostelana

Los órganos en la nave central. / JRB.
Los órganos en la nave central. / JRB.

Además del Museo Arqueológico y la Sala de Tapices podemos visitar la Biblioteca, la Sala de tapices y en lo alto de la nave central, en los dos últimos tramos, los órganos.

Otras dependencias en el claustro de la Catedral Compostelana

La biblioteca

Es una sala con techo de pinturas al temple, dibujos rojos con escenas de la vida del Apóstol realizadas en 1756 por Arias Varela, donde se guardan gran número de códices regalo del prior del Sar, Pedro de Acuña y del maestrescuela y bibliógrafo don Juan de Ulloa. Pedro de Acuña fue ministro de Carlos IV.

En el centro de la sala hay un gran atril que estaba en el coro de la Catedral, del siglo XVI, obra de Juan Da Vila. En un rincón de la sala está "el Botafumeiro" el gigantesco incensario de 1,60 metros y 54 kgrs. de peso, realizado por Losada en 1851 de latón plateado que sustituyó al de plata del año 1554 robado por las tropas Napoleónicas. Enfrente tiene una copia de plata, donado por los alféreces provisionales.

La Sala Capitular

Se encuentra a continuación de la Biblioteca, a la que sirve de antesala, en ella se reunía el cabildo catedralicio para celebrar reuniones y realizar votaciones en una caja de nácar y marfil que existe en la misma sala.

Sorprende su techo, gran bóveda pintada de blanco. En las esquinas dibujos rojos y dorados, conchas con la cruz de Santiago y otros motivos jacobeos por todo el techo.

La bóveda es de granito labrado, pintada y dorada por Tomás Aguiar, en el frente, un gran dosel con un Altar debajo, con frontal de jaspes obra de Sermini y la imagen de Santiago peregrino de Gambino, año 1754. El brasero es de estilo Compostelano, decorado con alternancia de vieiras y urnas, del siglo XVII, la mesa rococó es proyecto de Ferro Caaveiro y los tapices, todo alrededor, flamencos del siglo XVI.

En esta sala se guardan los tumbos o libros de pergaminos de notables miniaturas, algunos libros incunables impresos antes del siglo XVI, el Tumbo A comenzado en 1129 por Bernardo, recoge docu­mentos hasta Alfonso X, también la Historia Compostela­na, crónica del mandato del arzobispo Gelmirez. Se guardan también bulas de Papas, privilegios concedidos y códices entre los que está el famoso "Códice Calixtinus" del año 1130 obra del ayudan­te del papa Calixto II Aymeric Picaud, comprende cinco libros: Oficios y Misas del Apóstol. Milagros. La Inventio trasla­ción del cuerpo a Galicia. El libro del arzobispo Turpin y la Descripción de los caminos de Santiago, Descripción de la Catedral y de Santiago de Compostela.

Los Órganos

Están situados en los dos últimos tramos de la nave central, encima de los tubos existe una variada y colorista ornamentación barroca, con angelitos, escudos, corazas.

Se realizaron en época del arzobispo Monroy quien los regaló a la Catedral en los años 1704 y 1712, construidos por el salmantino Manuel de Viña con gran cantidad de tubos de sonoridad y respuesta.

Se restauraron en 1976 para consola de tres teclados y padalier de transmisión electrónica. El primer teclado, positivo, consta de 11 registros y trémolo. El gran órgano, en el centro, con 17 registros. El recitario tiene 14 regis­tros y trémolo. El pedalier añade otros 15 registros.

En las grandes solemnidades llena con su poderoso sonido las naves de la Catedral, y se alegra acompañando en su deambular al Botafumeiro. @mundiario

(Continuará)

Otras dependencias en el claustro de la Catedral Compostelana
Comentarios