Buscar
loading...

La literatura en el Camino de Santiago (y II)

El autor debutó en MUNDIARIO con un artículo, el primero de una serie de dos –éste es el segundo– donde analiza la literatura en el Camino de Santiago. Él mismo es autor de la novela Orthodoxia, de temática xacobea, editado por Carena.

La literatura en el Camino de Santiago (y II)
Paulo Coelho.
Paulo Coelho.

Firma

Ulises Bértolo

Ulises Bértolo

El autor, ULISES BÉRTOLO, es colaborador de MUNDIARIO. Ejerce como abogado y también es escritor, así como académico de número y secretario general de la Academia Xacobea, partner de este periódico. @mundiario

El resurgimiento de la literatura jacobea, que se produce a finales del siglo XX, abarca tanto las razones religioso espirituales que movían a los peregrinos entre los siglos XVI y XIX, como las razones de los caminantes actuales. El viajero, por definición, lleva la aventura dentro, y al igual que  en otros tiempos las sendas de polvo y barro que separaban a los peregrinos de la basílica de Santiago hacían igual, siquiera por unas pocas leguas, a una muchedumbre de campesinos, burgueses, nobles, artesanos, canteros, pintores, escultores, poetas, escritores, salteadores, vagamundos, bandidos, desertores y pícaros que con sus cosas mundanas emprendían un viaje del alma, muchos peregrinos actuales sienten la necesidad de dejar testimonio de ese mismo viaje en diarios de peregrinación que nunca serán publicados.

Esa visión intimista del camino que guardan como oro en paño miles de peregrinos anónimos, el misterio, la contemplación de la naturaleza, la cadencia lenta del hombre inmerso en el viaje como contrapunto del vertiginoso ritmo de lo cotidiano, el interés por el patrimonio artístico cultural o, incluso, las experiencias de la nueva forma de sociabilidad que se encuentra en las sendas y albergues, son temas recurrentes en la literatura actual sobre el camino.  

Así, Matilde Asensi se sume en los misterios del camino con su novela Iacobus a través del caballero Galcerán de Born, encargado de descubrir por orden del Papa Juan XXII a los culpables de varios asesinatos y un valioso tesoro escondido por los templarios. Y repetirá con su secuela Peregrinatio, un verdadero homenaje al Camino de Santiago en el que el hijo de Galcerán de Born transitará el camino acompañado de un Caballero de Cristo para descubrir la magia de la ruta milenaria.

El camino que Paulo Coelho recorrió en el año 1986, inspiró al autor para escribir El peregrino de Compostela (Diario de un Mago), que aborda el ansia de todo ser humano por encontrar el camino en la vida. Gracias a este libro, miles de brasileños se lanzaron a recorrer los diferentes Caminos de Santiago. El autor, que se sumará próximamente como numerario a la Academia Xacobea, usó con gran habilidad los resortes de la técnica religioso-esotérica para construir una "novela de búsqueda" que se ha convertido en un verdadero fenómeno literario.

En el Jardín de la Oca, Toti Martínez de Lezea, recurre al juego del mismo nombre como espejo del propio camino para descubrir las claves de un misterio. Con Bueno, me Largo, Hape Kerkeling, humorista y presentador de televisión alemán, provoca un aumento impresionante de peregrinos alemanes: Impulsado por la necesidad de dotar de sentido a su vida, de encontrar a Dios y a sí mismo, Kerkeling narra el viaje que emprende sin apenas preparación que le llevará a vivir profundas y radicales experiencias durante los 800 kilómetros que recorre a pie hasta Compostela.

En pleno siglo XXI, Francisco Contreras Gil confirma que el camino sigue vivo en la literatura con su Guía Mágica del Camino de Santiago, invitando al lector a descubrir de su mano las claves y lugares que evocan la experiencia de la peregrinación de forma mágica, espiritual y transformadora.

La última novela de Isabel San Sebastián, La Peregrina, que a través de una nueva aventura de Alana de Coaña nos sumerge en el viaje que emprende Alfonso II el Casto hacia Iria Flavia en pos de las reliquias del apóstol Santiago, es buena muestra de la tendencia al alza del fenómeno literario jacobeo.    

Jesús Torbado, autor de la novela El peregrino (Premio Ateneo de Sevilla 1993) se había mostrado extrañado en el curso de una entrevista concedida a la revista Peregrino, de que no existiesen en aquel tiempo  más novelas en el mercado que explotasen el tema jacobeo. Sin embargo, el tiempo ha demostrado la inexorable atracción que el camino infunde a todo tipo de autores, tal y como hemos visto con los anteriores ejemplos. Incluso quien suscribe estas líneas se ha visto arrebatadoramente atraído por el fenómeno jacobeo al escribir Orthodoxia, un thriller histórico que profundiza en un secreto del camino perdido en la nebulosa de los tiempos, que coeditó la propia Academia Xacobea en su afán de promover la ficción literaria como mecanismo divulgativo de la cultura jacobea. Y a partir de ahora, otras muchas obras relacionadas con el camino verán la luz a través del premio internacional de novela Camino de Santiago cuya primera edición está promoviendo la Academia Xacobea contando con la colaboración de la Xunta de Galicia.

No encuentro la manera de poner final a este recorrido literario por el camino, pues resulta atemporal, como los pensamientos que genera. Así que lo dejo en punto y aparte. @mundiario