El interior del casco antiguo de la ciudad de Santiago de Compostela (IV)

Rúa Nueva. / JRB
Rúa Nueva. / JRB

Santiago es una ciudad de piedra labrada, de piedra trabajada que aparece en sus distintas funciones, estilos, materiales, mostrándonos por sí mismas una variada y rica utilización.

El interior del casco antiguo de la ciudad de Santiago de Compostela (IV)

LA RUA NUEVA

Saliendo del Toral a la derecha nos encontramos con esta calle que en el siglo XII se llamaba "Vicus Novus". Una calle monumental, muy señorial, con magníficos palacios y casas blasonadas, suelo de losas de granito, soportales a ambos lados y casas encaladas, de auténtico sabor compostelano.

A la izquierda después del kiosco, se observa una casa con amplia terraza sobre la calle, más adelante en el nº 44, el antiguo Palacio de Ramirans, dentro del portal un patio con una sorprendente doble escalera de piedra, hoy está ocupado por la Cámara de Comercio.

La casa nº 40 de bonita fachada antiguo Hotel España y hoy dedicado a tiendas y oficinas, después enfrente la Iglesia de Sta. María Salomé.

De la fachada de la iglesia sobresale un pórtico que avanza hacia el centro de la calle muy llamativo, el porche protege las estatuas de la portada donde hay una Virgen de la Esperanza, la Virgen de la O, a la izquierda.

Si nos fijamos bien veremos que la torre de esta iglesia es igual a la de la iglesia de San Fiz de Solovío. A la derecha de la iglesia una antigua casa compostelana.

Más adelante en el lateral vemos la casa nº 3 de la calle Trás de Salomé, una casa del siglo XVI hoy bastante reformada, entre las columnas los arcos están tapiados, observamos los medallones con bustos existentes entre los arranques de los arcos, en el primer cuerpo se observa su arquitec­tura obra de Gil de Hontañón, plateresco en las enjutas.

Después la casa del Teatro Principal inaugurado en 1841; la Casa de los Conde de Gimonde; la Casa das Pomas en el número 12 de la Calle, una casa barroca diseñada por el arquitecto Domingo de Andrade en el siglo XVII, en las pilas­tras presenta adornos frutales, es la primera casa asoportala­da por el Norte de la calle.

Enfrente, en el nº 9, está el Palacio de Mondragón o de los Marqueses de Santa Cruz, gran palacio neoclásico del siglo XVIII.

La rúa Nueva es una calle muy apacible, sosegada, tran­quila, silenciosa, de casas pequeñas, de anocheceres quietos, lugar de paseo para románticos, barroca y monumental, con el románico de la iglesia de Santa María Salomé y sus barrocos palacios compostelanos.

La fina lluvia logra crear un agradable marco entre las casas, los soportales y el piso brillante de las lisas losas, contrastando con algunas casas encaladas que vamos viendo, con sus ventanas, balcones y galerías. @mundiario

(Continuará)

El interior del casco antiguo de la ciudad de Santiago de Compostela (IV)
Comentarios