Buscar

MUNDIARIO

El coronavirus cierra el Camino de Santiago a los peregrinos (2)

A través de las rutas de peregrinación los peregrinos iban a pedir al altísimo el cese de las enfermedades contagiosas pero al mismo tiempo la transmitían por los caminos recorridos.

El coronavirus cierra el Camino de Santiago a los peregrinos (2)
Cuadro sobre la peste negra.
Cuadro sobre la peste negra.

Vamos en este capítulo con las pandemias más importantes en la historia de la humanidad (I).  La historia de la humanidad ha sufrido diversas enfermedades a lo largo del transcurso de los siglos. Se han llamado con diversos nombres como Brote: enfermedad por infección ocurrida en un lugar. Epidemia: si esa enfermedad se propaga a un área geográfica se llama epidemia. Pandemia: en el caso de que la epidemia pase a más continentes tenemos una peste o una pandemia. La pandemia es pues una enfermedad contagiosa descontrolada que pasa a otros continentes por transmisión humana, como el Coronavirus.

La humanidad ha sido atacada por enfermedades nuevas que luego pasaban a otras latitudes convirtiéndose en pandemias, transformando la sociedad donde aparecían. Veamos las más grandes pandemias: 1- Peste de Justiniano. 2- Peste Negra. 3- Viruela. 4- Gripe española. 5- Gripa asiática. 6- Gripe de Hong Kong. 7- Virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH). 8-Coronavirus, Covid-19.

1- Peste de Justiniano. Posiblemente un virus causado por la peste bubónica. Apareció por vez primera en el Imperio romano de Oriente, los años 541a 543. Su ciudad más importante Constantinopla estaba en su esplendor. Era una ciudad de 800.000 habitantes donde murieron el 40%. Hasta el emperador Justiniano resultó afectado aunque se recuperó, pero no así el imperio. Murieron 4 millones de personas, una catástrofe económica para Bizancio.

2-Peste Negra. La segunda pandemia histórica fue la Peste Negra, la que más muertes produjo en la historia: la peste negra asoló a las ciudades europeas en la Edad Media. En el siglo XIV aparece una enfermedad infecto contagiosa para humanos y animales a una gran velocidad de propagación. Fue originada por lo que se conoció cinco siglos después como la bacteria Yersinia Pestis.

La bacteria era propagada por las pulgas de las ratas que ocasiona en las personas la peste bubónica: fiebre alta, tos, bubones negros (sobre todo en ingles por inflamación de los ganglios) y el mal olor al romperse los bubones. La forma más importante del contagio de la peste era la picadura de las pulgas en una sociedad europea falta de limpieza corporal. Una primera medida para erradicar la peste fue quemar la ropa de los infectados, en algunas ciudades se permitía entrar al viajero una vez cambiadas sus ropas por otras entregadas por la ciudad.

Alcanzó la máxima expansión entre 1347 y 1353 en Europa. Empezó primero en Asia (China). Se propagó siguiendo las rutas comerciales y de la seda y por mar llegando a Mesina (Italia), Norte de África y Oriente Medio. En Europa originó unos 23 millones de muertos, un tercio, pasando de una población de 80 a 57 millones de personas. En España murió el 60% de la población, en Alemania un 20% y en la Toscana italiana (Florencia) más del 50%. Giovanni Boccaccio en su novela Decamerón describe perfectamente este tipo de peste, ha sido como un manual para estudiar la enfermedad. En Asia y África murieron alrededor de 50 millones de personas.

(Continuará)