La ciudad de Santiago nació y creció alrededor del sepulcro del Apóstol

Catedral de Santiago de Compostela.
Catedral de Santiago de Compostela.

La Catedral de Santiago, consagrada en el año 1211, es una de las obras más sobresalientes del arte románico europeo. Fue construida para recibir a los peregrinos que llegaban de todo el continente para rendir culto a los restos del apóstol Santiago.

La ciudad de Santiago nació y creció alrededor del sepulcro del Apóstol

La ciudad de Santiago de Compostela nació y creció alrededor del sepulcro del Apóstol. El dibujo de sus calles y plazas, su toponimia y los principales monumentos –emergidos del epicentro que marca la catedral– son testigos de ello. Todo nos habla del Camino de Santiago. En cada rincón histórico se palpa el empuje jacobeo.

La web oficial del Camino de Santiago traza un breve paseo a pie por algunos de los lugares jacobeos más significativos de Compostela, empezando por la Catedral y las plazas que la rodean y abriendo luego el círculo hasta los barrios de los alrededores:

La Catedral de Santiago, consagrada en el año 1211, es una de las obras más sobresalientes del arte románico europeo. Fue construida para recibir a los peregrinos que llegaban de todo el continente para rendir culto a los restos del apóstol Santiago, custodiados en su interior. Su Pórtico de la Gloria es una de las joyas del arte universal. Obra del maestro Mateo, en él plasmó su visión del Apocalipsis, en una construcción inigualable tallada sobre el granito.

El arte, la historia y la espiritualidad se manifiestan en cada uno de los espacios del templo. A los más conocidos se han sumado en la actualidad las excavaciones de su subsuelo (incluyen una necrópolis romana) o la visita a las cubiertas.

Al lado de la gran basílica se sitúa el Pazo de Xelmírez, el edificio civil mejor conservado de la España medieval y morada del primer arzobispo de Santiago, Diego Xelmírez (siglo XII). En él destaca su imponente Salón de Ceremonias.

Al oeste de la Praza do Obradoiro se alza el Hospital Real, actual Parador Hostal dos Reis Católicos. Fue construido en el siglo XVI precisamente para acoger a los peregrinos.

Detrás del Pazo de Raxoi, a la izquierda de la iglesia de San Fructuoso, se dibuja hoy un acogedor laberinto de boj rodeado de cipreses y huertas, y con unas magníficas vistas hacia la Alameda. Nada nos remite al gran cementerio de peregrinos de la ciudad, que se mantuvo precisamente aquí hasta el siglo XVIII.

Por las plazas y rúas alrededor de la Catedral

Rodeemos la Catedral y caminemos por las plazas y rúas que han crecido a su amparo.

Continuamos ahora, camino arriba y en sentido contrario, por la Praza da Inmaculada, frente a la que hoy se alza el gran monasterio de San Martiño Pinario. En el solar de esta plaza existió, hasta el siglo XVI, el Hospital de Santiago, citado en el Códice Calixtino (siglo XII). En él se daba asistencia a los peregrinos.

La ciudad de Santiago nació y creció alrededor del sepulcro del Apóstol
Comentarios