El Camino de Santiago, Camino Francés, pueblo a pueblo desde O Cebreiro

1593711967163_opt
El Camino muy bien señalizado. / RR SS.

Los caminantes continúan por las últimas etapas del Camino de Santiago, también conocido este trayecto por El Camino Francés, un itinerario con mucho arbolado en este trayecto.

El Camino de Santiago, Camino Francés, pueblo a pueblo desde O Cebreiro

Santa Irene. Un mojón con la vieira peregrina señala que faltan todavía veinte kilómetros hasta la tumba del Apóstol peregrino. Cerca se encuentra la capilla de Santa Irene en un agradable paisaje arbolado.  

Rúa. El viaje de los caminante discurre por un pinar camino abierto en el bosque, de tierra firme, pisada, bajo la sombra que proporcionan los árboles laterales. Un entorno natural y refrescante, en un trayecto descendente. Al terminar el aislado bosque desembocamos frente al pueblo, de buenas casas de labranza, en un valle con una tierra fértil sobre el que actuó la concentración parcelaria.  

Burgo. La ruta continúa subiendo a lo largo de un bosque de eucaliptos, se respira el agradable aroma de sus muchos  árboles por un buen camino, en un brillante día de sol.

Los peregrinos animan su jornada hablando de sus vivencias anteriores, el veterano cuenta sus peripecias a bordo del “Cabo San Roque”, trasatlántico famoso de la compañía Ibarra, cuando en plena guerra mundial realizaba escala en Buenos Aires, muchos emigrantes conocen de sus idas y venidas en este barco. 

Arca. Es el pueblo más importante del forestal y rico municipio de O´Pino, el camino pasa actualmente bordeando un colegio y el campo de fútbol.

San Antón. Al pueblo se llega atravesando un bosque por una hermosa ruta muy cuidada, arreglada últimamente ensanchando el camino original, eliminando parte de la maleza por los lados. Los caminantes entran en un ameno valle, muy verde, no tocando  para nada la carretera. Es una Galicia de espeso arbolado, la madera, junto a la ganadería, son el principal producto del municipio de O´Pino. Por su proximidad a Compostela, su vegetación, paisaje verde y características ambientales podría ser en el futuro una zona residencial. Los habitantes de la zona, desde siempre muy integrados con la peregrinación, saludan muy afectuosos a los peregrinos.

Amenal. Otra vez el camino está cruzado por la carretera general perdiendo toda su esencia, su quietud y su paz. Faltan solo 14,5 kilómetros para llegar a Santiago y el ruido de los automóviles es intenso, después de andar los últimos kilómetros entre bosques, el ruido es más fuerte de lo que se piensa.

A la izquierda de la carretera hay una taberna pequeña muy sucia, llena de cachivaches antiguos y rotos, estanterías vacías, productos para vender con las cajas sucias,  telarañas, tira de papel cazamoscas.  Por su proximidad al aeropuerto, uno de los peregrinos le llama la taberna del Aeropuerto Internacional. La propietaria, una señora mayor, cuenta la operación de cadera que ha tenido, un médico particular le pedía millón y medio de pesetas, la seguridad social , seis meses para operarla, al final, encontró una buena clínica con un precio ajustado. Los automóviles parece que van más rápido que nunca, a toda velocidad, siempre con prisas, el ruido vuelve a llamar la atención de los peregrinos, la paz del camino se va terminando.

(Continuará) @mundiario

El Camino de Santiago, Camino Francés, pueblo a pueblo desde O Cebreiro
Comentarios