Las palabras de la ex ministra Trujillo reclaman una respuesta del Gobierno

ocupación del territorio [640x480]
La ex ministra del PSOE se pone del lado de los marroquíes
Lo que dice esta profesora de Derecho Constitucional merecen un análisis más profundo por su gravedad y repercusiones.
Las palabras de la ex ministra Trujillo reclaman una respuesta del Gobierno

María Antonia Trujillo Rincón, que acaba de escandalizar a unos y otros al manifestar que Ceuta y Melilla son un anacronismo colonial y que deben ser restituidas a Marruecos, donde vive desde 2009 y tiene por compañero a un marroquí, nació en Peraleda del Zaucejo, Badajoz, 18 de diciembre de 1960. Doctora en Derecho y profesora de la Universidad de Extremadura, ha hecho largo recorrido por cargos públicos diversos, ya que antes de que José Luis Rodríguez Zapatero la nombrara ministra de Vivienda había sido consejera de Presidencia y de Fomento de la Junta de Extremadura, durante la presidencia de Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Anoten con asombro que fue “profesora de Derecho Constitucional”. 

En 2019, María Antonia Trujillo fue nombrada consejera de Educación de la Embajada de España en Rabat (Marruecos), cargo que ahora no ocupa. Fue diputada por Cáceres y ha alternado cargos y funciones políticos con la docencia. Repetidamente, se ha manifestado partidaria de la entrega de Ceuta y Melilla a Marruecos, al considerar que: "Son vestigios del pasado que interfieren en la independencia económica y política de este país y en las buenas relaciones entre los dos países". Estas afirmaciones fueron rechazadas públicamente por las federaciones del PSOE de Ceuta y Melilla. Pero la cúpula del PSOE, salvo las palabras del portavoz parlamentario, Patxi López, no ha dicho nada, ni el Gobierno tampoco. Ni tampoco Zapatero.

El análisis de las palabras de la señora Trujillo deben de encuadrarse dentro de un plano general que les dan especial relevancia. Porque es un miembro destacado del PSOE, porque el PSOE es el partido del Gobierno, porque ella misma ha sido ministra, porque las pronunció en un congreso presidido por un ex presidente de Gobierno del mismo partido. Además, es profesora de Derecho Constitucional y sabe lo que dice y el sentido de las palabras y porque en estos momentos las relaciones entre Marruecos y España se hallan en un momento delicado y controvertido, teniendo en cuenta la que fuera hasta ahora postura oficial del PSOE sobre el Sahara y las reacciones en contra de las cesiones de Sánchez al sátrapa marroquí. Y, además, ha tenido que haber jurado la Constitución. De momento, ha salido al paso el portavoz del grupo parlamentario socialista en el Congreso, Patxi López, afirmando literalmente que: "Es evidente que no lo compartimos en absoluto, será su opinión particular, pero desde luego el Gobierno no está de ninguna manera de acuerdo con estas declaraciones. No dudamos de la españolidad de Ceuta y Melilla", en una rueda de prensa la sede del PSOE en Bilbao.

Las agrupaciones del PSOE de Ceuta, primero, y de Melilla, también han rechazado las manifestaciones de la señora Trujillo, con diversos calificativos, "falsas e inaceptables" para los de Melilla, y más precisas y tempranas en Ceuta: “no compartimos y rechazamos en su totalidad por la sencilla razón que en el PSOE de Ceuta la españolidad de Ceuta no admite discusión»

Por ahora, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Jesús Vivas, del PP, ha calificado este sábado de "inaceptable deslealtad institucional" las manifestaciones de la exministra. Conviene fijarse en el marco donde se realizan tales manifestaciones contra la integridad territorial del Reino de España y el propio contenido de las palabras de quien sabe bien su significado como jurista: Lo dijo en una conferencia en la ciudad marroquí de Tetuán, a cuarenta kilómetros de Ceuta, ciudad con la que siempre ha tenido estrecha relación.  Y literalmente, esta profesora de Derecho Constitucional destacando que las ciudades españolas de Ceuta y Melilla “suponen una afrenta a la integridad territorial de Marruecos y son vestigios del pasado que interfieren» en sus relaciones con España”.

Graves palabras en todo caso

Insisto en que sus palabras son especialmente graves porque una persona que juró y conoce bien la Constitución y que ha sido miembro del Gobierno, haga estas declaraciones contra España. Sus palabras representan la opinión de un miembro destacado de partido del Gobierno de España, dentro del congreso “Las relaciones entre Marruecos y España: ayer y hoy”, organizado por la Universidad Abdelmalek Essaadi de Tetuán, inaugurado por el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, con quien Trujillo ocupó la cartera de Vivienda.

El Gobierno ceutí ha señalado que la “soberanía y españolidad de las dos Ciudades Autónomas no admite discusión ni dudas». Por este motivo, entienden que sus palabras «suponen un profundo desconocimiento de la Historia y del Derecho, así como una falta de respeto a los ceutíes y melillenses, que somos españoles por encima de cualquier otra condición”. Asimismo ha sido contundente Eduardo de Castro, el presidente de Melilla, que ha calificado las declaraciones de la ex ministra como "impresentables y desleales". Pero, insistimos, ¿por qué ni Pedro Sánchez ni Zapatero no dicen nada?. @mundiario

Las palabras de la ex ministra Trujillo reclaman una respuesta del Gobierno
Comentarios