El Liverpool no aprendió nada de la derrota de Inglaterra en la Eurocopa

Salah después de recogar la medalla que otorga la UEFA en París. /  RR SS
Salah después de recoger la medalla que otorga la UEFA en París. / RR SS
Al igual que la selección absoluta dirigida por Gareth Southgate, en las islas británicas creían los Reds ya tenían ganada la Champions League.
El Liverpool no aprendió nada de la derrota de Inglaterra en la Eurocopa

El Real Madrid se alzó con una nueva Champions League para su legendario palmarés. Nadie puede poner en duda, que los merengues son los reyes indiscutibles de esta competición, aunque en muchos casos no sea el favorito para algunos.

No es ninguna falta de respeto afirmar que el Liverpool partía por encima en las apuestas. El problema no fue ese, el detalle estuvo en que futbolistas, exjugadores, prensa, fanáticos y prácticamente todos en las islas británicas, excepto los seguidores del Everton y del Manchester United, apostaban por una victoria aplastante de los Reds.

Algo parecido ocurrió en la Eurocopa 2020, cuando Inglaterra se metió en la final contra Italia. Los propios internacionales ingleses tenían tanta confianza en sus posibilidades, que creían que el partido contra los italianos sería casi que un trámite. 

"Da miedo lo bueno que somos" se atrevió a decir y recordó antes del partido lo siguiente: "tenemos seis jugadores al lado de Kane que podrían jugar en cualquier club del mundo. Yo, Jadon Sancho, Sterling, Rashford, Foden y Saka.(...) no es por ser engreído ni nada por el estilo, es simplemente la verdad. 

¿Qué ocurrió después? Batacazo en Wembley, Italia se llevó el título y adiós al sueño de ganar en casa un trofeo que no tienen en sus vitrinas. 

Lo mismo ocurrió con el Liverpool

En Anfield Road también se las prometían felices. Tuvieron un paso cómodo por la segunda ronda, a pesar del susto que sufrieron en el Estadio de La Cerámica ante el Villarreal. 

Rio Ferdinand, que en la actualidad funge como colaborador de una de las cadenas televisivas más importantes de su país, le preguntó Salah después de eliminar al submarino amarillo en semifinales, a cuál equipo prefería ver en la final:" "Personalmente quiero al Real Madrid" dijo Salah, que previamente recordó que con el equipo blanco "hay una cuenta que ajustar".

Quizás lo del futbolista africano es perfectamente entendible. Quiere una revancha después del mal trago de 2018 y de la eliminación en cuartos de final de la campaña anterior, pero otros, como Michael Owen, pecaron de soberbios: "Creo que el Liverpool puede ganar cómodamente, porque es un equipo excepcional y ahora mismo es demasiado para el Real Madrid", dijo el exganador del Balón de Oro 2001, que también jugó para los merengues.

"Este es el mejor Liverpool que he visto en mi vida, y eso que han tenido grandes equipos. Este es excepcional y está dirigido por un gran entrenador".apuntó. 

Por su parte Steve McManaman, uno de los jugadores favoritos de Merseyside en los años noventa, y que también vistió de blanco no fue tan radical como su excompañero: "El Liverpool es el favorito, pero con el Real Madrid nunca se sabe":

Sin duda alguna en este tipo de juegos, lo más importante es mantener el equilibrio y guardar silencio para que las moscas no entren por la boca. McManaman lo sabe, porque le pasó lo mismo cuando disputó la final de la Champions con el Madrid en 2000, precisamente en París, ante el Valencia de Héctor Cúper que era el amplio favorito para imponerse en aquel entonces @mundiario 

El Liverpool no aprendió nada de la derrota de Inglaterra en la Eurocopa
Comentarios