House of Zana ante Inditex: la historia de David y Goliat

House of Zana. / Mundiario
House of Zana. / Mundiario

La pequeña tienda británica House of Zana gana una batalla legal contra Zara, la marca de referencia de Inditex en el mundo.

House of Zana ante Inditex: la historia de David y Goliat

Imagina que tienes una tienda pequeña, concretamente, una boutique y que un buen día recibes una carta remitida por un abogado, nada menos que de una importante multinacional que, a modo de ultimátum, te insta a que en el plazo de tres meses retires el nombre comercial de tu tienda ya que considera que guarda un gran parecido –la verdad es que no tanto– con el de una de sus filiales estrella. 

Pues bien, esto es exactamente lo que le sucedió a Amber Kotrri, fundadora de la boutique House of Zana a la que, como relata para The Guardian, había bautizado así como tienda conceptual inspirada en Albania, país de origen de su marido, y en las ideas de moda que fue recogiendo durante sus años de residencia en aquel país.

La cuestión es que hace en torno a dos años, Amber Kottri recibió un aviso por parte del gigante textil español Inditex donde le decían que no podía registrar ese nombre para su tienda dado que se parecía demasiado al de Zara y que podría inducir a los clientes a engaño. 

Obviemos de entrada el hecho de que, aunque pueda existir algún [email protected],  la gente en general –y los británicos en particular– no son tan ingenuos para confundir House of Zana con Zara. Pero sigamos relatando la historia.

Como le concedieron tres meses de gracia para dejar de usar el nombre que ella había escogido y  para rebautizar su tienda –recordemos que Kottri la considera como una "tercera hija" [ sic.] –, ésta se vio instintivamente tentada a ceder a la primera de cambio. 

Se vio tan amedrentada que su primer pensamiento, como es lógico, fue el de que cómo podría ella, desde su pequeña tienda del Reino Unido, luchar contra un gigante textil. 

David contra Goliat

Ahora sigamos con nuestro ejercicio inicial de imaginación y pongámonos en sus zapatos. Amber Kottri se imaginó a sí misma teniendo que reetiquetar todas sus prendas, cambiando el nombre que había escogido con tanto cariño para su tienda de prendas hechas a mano inspiradas en el folclore albanés y que bien poco tenía que ver con Inditex. De hecho, Zana en el folclore albanés representa una figura de hada protectora y en el norte de Albania significa "dar voz a la gente".

Entonces, se lo repensó y entró en fase reactiva: la fase de la ira.

Su enfado impulsó que acudiese a las redes sociales, donde el apoyo obtenido le armó de coraje para la batalla movilizando a ese David que supuestamente [email protected] llevamos dentro. 

Decidió ir a juicio y pelear frente al emporio.

Todos conocemos el mito bíblico de David y Goliat tal y como metafóricamente ha ido permenado en la cultura popular: la victoria del pequeño frente al grande, del desfavorecido frente al poderoso, y que, en el inconsciente colectivo, viene a recordarnos y a alimentarnos la fantasía de que, pese a tener todo en contra, siempre tenemos alguna posibilidad de salir victoriosos.

Y así fue para Kottri. Ganó el juicio frente a Inditex. 

“Fue una victoria para mí y para mi negocio, pero también lo es para otros independientes que están pasando por esto. Esto demuestra que se puede hacer frente a las grandes empresas”, dijo a la prensa.

Malcom Gladwell vino hace algunos años a reformularnos el mito, diciendo que David ya lo tenía ganado desde el principio. 

Parece ser que Amber también y que a Goliat sólo le quedó la opción de perder con dignidad y desearle suerte. @mundiario

House of Zana ante Inditex: la historia de David y Goliat
Comentarios