Por fin la multirreincidencia en los hurtos agravará sus consecuencias

OIP (1) [640x480]
Un ladrón en el momento de ser detenido. / Guardia Civil
A partir de un pacto entre partidos en el Congreso de los Diputados, se modificará el Código Penal para poner fin a la impunidad de los multirreincidentes en casos de hurto.
Por fin la multirreincidencia en los hurtos agravará sus consecuencias

Parece que, por fin, a partir de un acuerdo entre varios partidos en el Congreso de los Diputados, se va a modificar el Código Penal para poner fin a la extendida impunidad de los multirreincidentes que en toda España causan graves pérdidas al comercio local y extienden la inseguridad en nuestras ciudades, en algunos casos de modo tan alarmante como en Barcelona, de suerte que ha sido el diario catalán La Vanguardia el primero de España que se ha hecho acuerdo el pasado lunes en la comisión de Interior del Congreso de los Diputados a partir de un pacto inicial entre el PDECat y el PSOE, un acuerdo al que se sumarán el PP y la mayor parte del resto de fuerzas, para poner fin a con la anomalía legal empleada por muchos delincuentes profesionales para salir prácticamente impunes de sus acciones. Ayer mismo, en Pontevedra, un vigilante de seguridad tuvo un incidente con una ladrona que salía de una tienda con varias prendas robadas y que sólo pudo ser detenida por la presencia de un guardia civil de paisano y la policía.

Como la sociedad lleva esperando desde hace años, especialmente el comercio que es desvalijado a diario y ve a los ladrones repetir su modo de vida, aún en el caso de ser detenidos por los mismos hechos, hasta más de cien veces, la reforma supondrá que una enmienda transaccional destinada a que el Código Penal incluya de nuevo penas de cárcel de entre 6 y 18 meses por la comisión de hurtos valorados en menos de 400 euros, siempre que el ladrón sea reincidente y acumule tres condenas. O sea, que se pone fin a esa insólita y bien calculada impunidad. Aquí, en Vigo, sigue operando una ladrona rumana que roba por encargo en perfumerías, y que ha sido reenviada a su país varias ocasiones, para a los pocos días estar de vuelta.

Como es sabido, l artículo 234 del Código Penal prevía, desde la reforma de 2015 penas de prisión siempre que el hurto superara los 400 euros, limitando el castigo cuando el importe de hurto fuera inferior. Como se sabe, y no es leyenda, con frecuencia los policías que los detenían tardaban más en salir de la Comisaría que los propios detenidos.

Barcelona y Cataluña, las peor paradas

Siendo la ciudad de Barcelona en este tiempo, una de las más castigadas por todas las formas de delincuencia urbana, asaltos, robos, tirones y hurtos continuados, han sido precisamente las diversas asociaciones de empresa de aquella urbe las primeras en expresar su satisfacción por una medida que llevan esperando desde hace años. Y en ese sentido, Foment del Treball, ACES, Amics del Passeig de Gràcia, Anged, Barcelona Oberta, Cecot, Cedac, Comertia, Confecat, Consell de Gremis, Fecom, FOEG y el Gremi d’Hotels de Barcelona hicieron pública una nota celebrando este acuerdo. Fueron estas asociaciones las primeras en solicitar a la delegación del Gobierno que adoptara las medidas necesarias para poner fin a esta plaga. Aunque las detenciones de estos delincuentes son frecuentes, hasta ahora era poco efectivas, y a las pocas horas, los ladrones volvían a su acostumbrada actividad. El pasado fin de semana, sólo en Barcelona, los mossos detuvieron a 31 de estos ladrones que, por si solos, acumulaban 173 antecedentes. Además, fueron identificadas otras 53 con 684 antecedentes. Si bien, del total, sólo cuatro ingresaron en prisión. Conviene advertir que aparte del comercio local, la ciudad condal padece otro frente de delincuencia que se ceba especialmente con el turismo. De todos modos, antes de cantar victoria se debe ser consciente, de que la reforma tiene un trámite, por lo que no será efectiva de inmediato.

Según datos del Ministerio del Interior, en España se cometen 2.500 robos diarios, siendo Cataluña, seguida de Madrid y Andalucía, el territorio donde se produce mayor número de estos delitos, ya sean robos sin efracción o hurtos, robos en domicilios y robos con violencia. Entre 2007 y 2018, el número de hurtos y robos creció un setenta por ciento. Pero los expertos dicen que esos datos no reflejan la realidad, porque se computan los delitos de este tipo que se cometen en localidades de más de 50.000 habitantes, y no reflejan lo que realmente ocurre en el conjunto del país, lo que deja fuera del dato real del daño que causan los delincuentes al cuarenta por ciento de la población. Se calcula, por tanto, que la cifra real ha de ser el doble de la oficial. Hay algunos datos sorprendentes, como el hecho que sólo el treinta por ciento de estos delitos se cometen de noche, en tanto 7 de cada 10 se perpetran a plena luz del día. @mundiario

Por fin la multirreincidencia en los hurtos agravará sus consecuencias
Comentarios