Astor Piazzolla: 30 años de la ausencia de un genio

astor piazzolla
Astor Piazzolla.
Fue un bandoneonista y compositor argentino considerado uno de los músicos más importantes del siglo y uno de los compositores más importantes de tango en todo el mundo.
Astor Piazzolla: 30 años de la ausencia de un genio

El más grande revolucionario del tango reconocido entre los mejores músicos del siglo XX  fallecía a los 71 años hace tres décadas. El pasado mes de julio ha sido homenajeado en Argentina y en todo el mundo, con su muerte queda una revolución musical que ya están activando las decenas de excelentes grupos y conjuntos de Tango moderno de Argentina y del extranjero. ​

Ástor Pantaleón Piazzolla  es el compositor de música de tango más importante del SXX​ nació en 1921 en Mar del Plata y falleció en  Buenos Aires en julio de 1992, fue un bandoneonista y compositor argentino considerado uno de los músicos más importantes del siglo y uno de los compositores más importantes de tango en todo el mundo.

​Sus obras revolucionaron el tango tradicional en un nuevo estilo denominado nuevo tango o tango de vanguardia, incorporando elementos del jazz y la música clásica. Bandoneonista virtuoso, solía interpretar sus propias composiciones con una variedad de conjuntos. En 1992, el crítico de música estadounidense Stephen Holden describió a Piazzolla como "el compositor de música de tango más importante del mundo".

Tomó clases con Alberto Ginastera y ganó el Concurso Fabien Sevitzky, con el cual pudo financiarse un viaje a Europa para estudiar armonía, música clásica y contemporánea con la compositora y directora de orquesta francesa Nadia Boulanger. En su juventud tocó y realizó arreglos orquestales para el bandoneonista, compositor y director Aníbal Troilo. Cuando comenzó a hacer innovaciones en el tango en lo que respecta a ritmo, timbre y armonía, fue muy criticado por los tangueros de la "guardia vieja", ortodoxos en cuanto a ritmo, melodía y orquestación.

Piazolla. / YouTube

En sus últimos años de vida fue reivindicado por intelectuales, jazzistas y músicos de rock de todo el mundo, al igual que por nuevos referentes del tango, y en el siglo XXI se lo considera como uno de los músicos argentinos más importantes en la historia de su país. Compuso también música para cerca de 40 películas.

La canción Libertango de Astor Piazzolla fue publicada en el año 1974 en un disco homónimo. Libertango, ya desde su título, expresa la voluntad de Piazzolla por abrir el compás de la tradición para que tuvieran cabida los ecos sonoros de una sociedad en transformación como lo era la segunda mitad del siglo XX. El título es, en sí mismo, una aclamación por la libertad musical y por la creatividad.

Ciertamente, Piazzolla no la tenía fácil. La ruptura que supuso su estilo fue muy mal recibida por los representantes de la tradición tanguera. Llegó a ganar el epíteto de “asesino del tango”. El rechazo no se limitaba a una opinión descalificadora. Algunas emisoras de radio se opusieron a difundir su música y las discográficas temían editarlo ante la crítica vehemente de las "vacas sagradas" del tango tradicional. No es que no tuviera admiradores en su tierra natal, pero sus adversarios hacían mucho ruido en su contra.

Piazzolla no cedió en su espíritu creativo. Tras años de trabajo constante, en los que había conquistado la complicidad del público más receptivo, y tras su consagración en Europa con el éxito de Libertango, Piazzolla logró finalmente que la crítica argentina valorara de manera resuelta su propuesta. Así llegó a convertirse en un icono del tango.

Poder comprender la música de Piazzolla a través del tema musical estrella por excelencia, el Libertango, es toda una experiencia cultural que nos lleva al alma de este increíble músico, de su gran capacidad musical pero sobre todo de sus sentimientos más profundos. El tema Libertango es la introducción del disco y se desarrolla en apenas unos 2:45 minutos. La participación de elementos como la sección de cuerdas, la batería o la guitarra eléctrica, inadmisible en la concepción del tango tradicional, son parte de la orquesta que acompaña el tema. Con estos elementos, Piazzolla reafirma su marca de estilo al insistir en una de las rupturas más evidentes: el formato. No sería esta la primera vez en que Piazzolla jugaría con el formato musical, pero en esta oportunidad su concepción habría alcanzado una mayor madurez. La armonía sería otro de los elementos novedosos de Piazzolla, quien introduce relaciones armónicas propias del jazz y con ello, renueva la sensación auditiva del género, cuya tradición se basaba en la armonía clásica. @mundiario

Astor Piazzolla: 30 años de la ausencia de un genio
Comentarios