La Unión Europea extiende por un año sus sanciones al régimen de Maduro en Venezuela

1542736465_166398_1542736649_noticia_normal
El Alto Representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell / El País.
El principal bloque de las potencias desarrolladas de Occidente podría implementar nuevos mecanismos de presión financiera sobre lo que Washington llama la “dictadura socialista” de Nicolás Maduro.
La Unión Europea extiende por un año sus sanciones al régimen de Maduro en Venezuela

Además de la primera potencia mundial, Estados Unidos, otro de los grandes actores que controlan el sistema económico global y el sistema internacional, está dispuesto a aplicar todo su poder diplomático y financiero para socavar la expansión de lo que ambos consideran como la proliferación y consolidación de una dictadura en Venezuela, el país con la crisis económica más grave de América, así como una de las más alarmantes en todo el planeta. 

Y es que la Unión Europea (UE) anunció este jueves que extenderá sus sanciones al régimen de Nicolás Maduro, presidente (de facto) de Venezuela, hasta el 14 de noviembre de 2021.

Esto implica que el principal bloque de las potencias desarrolladas de Occidente podría implementar nuevos mecanismos de presión financiera sobre lo que Washington llama la “dictadura socialista” de Nicolás Maduro, pues el objetivo de EE UU y de la UE es cortar las fuentes de ingresos con las que el chavismo mantiene la estructura de monopolios que cohesionan el apoyo de la élite militar en torno a la permanencia de Maduro en el poder de forma indefinida, pese a que es desconocido por una cuarta parte de la comunidad internacional y existe una grave crisis económica-social en Venezuela desde 2014.

"La decisión se tomó ante la actual crisis política, económica, social y humanitaria en Venezuela, con acciones persistentes que menoscaban la democracia, el Estado de Derecho y el respeto a los derechos humanos", anunció el Consejo de la UE en un comunicado, según reseñó la agencia EFE.

Por lo tanto, Bruselas es muy proclive a imponer un nuevo embargo a las importaciones y compras de armas que el régimen de Maduro ejecuta con Rusia e Irán, así como también podría llegar congelar nuevas cuentas de funcionarios venezolanos en Suiza, que poseen capitales provenientes de presuntos vínculos con estructuras de lavado de dinero y desfalco de fondos de la compañía estatal petrolera venezolana PDVSA.

Aunque esta estrategia de la UE no está directamente ligada ni es potencialmente un detonador de una transición de poder en Venezuela, sí podría debilitar la posición financiera del régimen socialista para negociar algún tipo de concesión con la oposición bajo la mediación de Bruselas, que se negó a enviar observadores a las próximas elecciones del 6 de diciembre con las que el gobierno de Maduro prevé dominar el Parlamento, pues no existen condiciones democráticas mínimas para esos comicios que la comunidad internacional califica de fraudulentos con un diseño premeditado por el régimen chavista. @mundiario

La Unión Europea extiende por un año sus sanciones al régimen de Maduro en Venezuela
Comentarios