Trump ratifica que hay un plan en marcha para evitar su reelección en EE UU

Donald Trump.
Donald Trump estuvo en el inicio de la convención del Partido Republicano.
El presidente inauguró la convención del Partido Republicano con un discurso en el que puso en duda, otra vez, el voto por correo para las elecciones del 3 de noviembre. “Quieren robarnos las elecciones”, ha dicho desde Charlotte. Los ejes de su nuevo plan es recuperar empleos e impulsar una reforma fiscal. 
Trump ratifica que hay un plan en marcha para evitar su reelección en EE UU

Donald Trump oficializó su campaña para reelegirse en Estados Unidos. El presidente inauguró este lunes la convención del Partido Republicano, donde se ha ratificado su candidatura para enfrentar al demócrata Joe Biden en las elecciones del próximo 3 de noviembre. Tal como se preveía, Trump brindó un discurso en el que defendió su gestión, cargó contra los demócratas y puso en duda el voto por correo.

“Estamos preparándonos para hacer cosas que nadie ha visto antes”, dijo Trump ante el público, que vitoreaba por “cuatro años más”, a menos de tres meses de la votación. “Si quieren volverlos locos de verdad, digan 12 años más”, respondió. El magnate, quien hace cuatro años derrotó contra todo pronóstico a la demócrata Hillary Clinton, hizo un repaso de los avances macroeconómicos y financieros que gozaba el país hasta antes de la pandemia.  

“Si no hubiésemos cerrado (la economía), millones hubieran muerto”, aseguró Trump, en base a estimaciones privadas de actividad sin distanciamiento social. El inquilino de la Casa Blanca mencionó que su Administración ha tenido logros en “más en estos tres años y medio que cualquier presidente en la historia de nuestro país”. “Hemos alcanzado la independencia energética del país y ahora somos el número 1 del mundo por lejos”, destacó. 

Trump apuntó contra los demócratas y el voto por correo. “Quieren robarnos las elecciones”, denunció. El presidente estadounidense agregó que se prepara un “fraude histórico” en su contra a pesar de que no presentó ninguna prueba. Por su parte, el vicepresidente Mike Pence tomó la palabra durante la votación para abogar por la reelección. “Estados Unidos necesita otros cuatro años de Donald Trump en la Casa Blanca”, afirmó. 

El vicepresidente señaló que el Partido Demócrata se ha visto desbordado por la izquierda radical: “Joe Biden y el Partido Demócrata han sido desbordados por la izquierda radical. Su agenda es impuestos más altos, medicina socializada, fronteras abiertas, aborto a la demanda y recorte de financiación a los hombres y mujeres que sirven para hacer cumplir la ley”.

Este lunes la acción se centró en Charlotte, que fue la sede original de la convención republicana antes de desatarse la pandemia del coronavirus y de que Trump intentara mover el cónclave a Florida; y donde se reúnen presencialmente 336 delegados del partido -del total de 1.276- para nominar formalmente a Trump como candidato. 

El mandatario tiene previsto hacer una aparición en cada una de las cuatro jornadas que durará la convención, rompiendo la tradición que normalmente aplaza hasta la última jornada el momento estelar para el candidato del partido, según han adelantado varios medios norteamericanos.

Plan sin cambios

Si Donald Trump logra la reelección en Estados Unidos, no realizará mayores cambios en su nueva Administración. El magnate republicano pondrá énfasis en dos temas: la recuperación del empleo e impulsar una reforma fiscal. Ambos sufrieron las consecuencias de la pandemia del coronavirus que, en algún momento, paralizó la situación económica del país.

La economía de EE UU creó unos 6,6 millones de empleos durante los primeros tres años de la presidencia de Trump. Sin embargo, este dato retrocedió por el impacto de la covid-19. Ante este panorama, el inquilino de la Casa Blanca planea estimular la creación de empleo mediante una gran inversión pública en infraestructura, una medida valorada en unos dos billones de dólares y con apoyo bipartidista en el Congreso.

Para proteger el empleo nacional, Trump ha tomado también varias medidas migratorias que han afectado a trabajadores extranjeros, como revocar el derecho a trabajar a los cónyuges de los titulares de visados H-1B, o congelar la emisión de nuevas tarjetas de residencia (conocidas como “green card”) durante mayo y junio de 2020.

Respecto a la reforma fiscal, la Administración de Trump avanzó que se extenderá sobre rentas individuales incluida en la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos, que expirará en 2025. Esta legislación implica, entre otros aspectos, la rebaja del impuesto que pagan las empresas del 35 por ciento al 21 por ciento, y en menor medida para los trabajadores.

La medida de Trump supone agregar en los próximos diez años unos 1,5 billones de dólares a la deuda pública, que actualmente ya supera los 20 billones de dólares, según datos de la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO), algo que el mandatario consideró en su momento que se equilibrará con el impulso generado en la economía.

En febrero, el déficit comercial del país cayó más de un 12% debido a una fuerte disminución de las importaciones de bienes provenientes de China y de la Unión Europea, un indicador que también puede ser visto de manera negativa porque Estados Unidos ha sido siempre un país más importador que exportador. @mundiario

Trump ratifica que hay un plan en marcha para evitar su reelección en EE UU
Comentarios