Trump dice que ganará con “un margen mayor que hace cuatro años”, pero va atrás por 6,7%

El presidente Trump.
El presidente de Estados Unidos y candidato republicano a la reelección, Donald Trump, en un acto de campaña / ABC News.
No obstante, Trump aún tiene una opción entre seis de ganar. Estadísticamente, la única posibilidad del presidente de ser reelegido es que se quede con Florida y Texas. Si eso ocurre, podría inducir presión a Biden.
Trump dice que ganará con “un margen mayor que hace cuatro años”, pero va atrás por 6,7%

El control de la primera potencia mundial hizo que los estadounidenses amanecieran este martes, 3 de noviembre, con temores, emociones, expectativas, optimismo y ansiedad por la posibilidad de que se desate un verdadero terremoto político ante una prolongación del bloqueo matemático-estadístico en el conteo de los votos, pues hay estados tan cerrados que las diferencias entre Joe Biden y Donald Trump podrían ser de tan solo unos pocos miles de sufragios. 

Pero la retórica sigue siendo la principal arma del presidente de Estados Unidos y candidato republicano a la reelección, Donald Trump, para mostrar confianza y persuadir a los electores indecisos de votar por una figura que perciban como la garantía de los intereses económicos de la población. El mandatario había pedido por Twitter a los estadounidenses durante la mañana de este martes que fuesen a votar, lo que ha desatado un clima de motivación sin precedentes en el segmento conservador de la sociedad norteamericana.


Quizás también te interese:

Biden lleva la ventaja en Pensilvania, pero está empatado con Trump en Arizona


Pero el mensaje de esta primera fase del Election Day se conoció la mañana de hoy en una entrevista de la cadena Fox, en la que el presidente Trump ha llamado “gente horrible” a los demócratas y prometió que tendrá una victoria “con un margen mayor que hace cuatro años”. 

Sin embargo, el promedio nacional hasta las últimas dos semanas previas a la elección era del 10% de ventaja de Biden sobre Trump, aunque esa brecha se ha acortado en algunos estados, pero también se ha expandido en otros, como por ejemplo en Wisconsin, donde el demócrata tiene un 11% de la intención de voto sobre el republicano.

Pero hasta este momento, Biden lidera la carrera presidencial por 6,7 puntos de ventaja en intención de voto, según el promedio de las encuestas de la firma Real Clear Politics. Esto se traduce en un aproximado de entre 5 y 13 millones de votos de ventaja del exvicepresidente sobre el presidente.

No obstante, Trump aún tiene una opción entre seis de ganar. Estadísticamente, la única posibilidad del mandatario de ser reelegido teniendo a varios estados demócratas de importancia en el Colegio Electoral con influencia sobre los estados indecisos de cierta simpatía republicana, es que Trump se quede con Florida y Texas. Si eso ocurre, podría inducir presión a Biden, pero hasta ahora es totalmente incierto e impredecible cuál será el desenlace del conteo de votos en esos dos estados sureños, que son de los últimos en cerrar sus centros de votación. 

Ya han votado por adelantado más de 100 millones de estadounidenses, dos tercios de ellos (33 millones) por correo y el resto (67 millones) en persona. Esta proporción equivale al 72,3% de los que lo hicieron en total en 2016. Por lo tanto, la tendencia masiva es que por motivos sanitarios, laborales y sociales es más conveniente votar de forma anticipada debido a que, además de la pandemia, existe el temor de un riesgo de disturbios si Trump llega a perder y se rehúsa eventualmente a entregar el poder. 

Si se confirma la tendencia de un centenar de millones de estadounidenses con sus papeletas emitidas, es posible que al final del día, aproximadamente a las 11:00 de la noche (hora local de Washington DC) se alcance un récord de participación de hasta más de 110 millones de votos con envíos adicionales de sufragios vía correo postal, un método muy criticado por Trump, pero que cuenta con la legalidad que el propio presidente le resta a ese sistema de manera irresponsable. @mundiario 

Trump dice que ganará con “un margen mayor que hace cuatro años”, pero va atrás por 6,7%
Comentarios