Buscar

Trump si dejará la Casa Blanca, pero está en duda su presencia en la jura de Biden

El actual presidente de EE UU parece haber aceptado su derrota ahora que la mayoría de las causas judiciales que lanzó han sido desestimadas, sin embargo, nada le obliga ha asistir a la juramentación de Joe Biden el próximo mes de enero.
Trump si dejará la Casa Blanca, pero está en duda su presencia en la jura de Biden
Donald Trump, presidente de EE UU; y Joe Biden, presidente electo de EE UU. / Archivo.
Donald Trump, presidente de EE UU; y Joe Biden, presidente electo de EE UU. / Archivo.

El presidente Donald Trump confirmó que se dejaría la Casa Blanca en el momento que el colegio electoral confirmara a Joe Biden como el vencedor de las pasadas elecciones del 3 de noviembre. Esto ocurrirá el próximo 14 diciembre, momento en el que Trump deberá aceptar la derrota ahora que la mayoría de las causas judiciales con las que buscaba bloquear la victoria de Biden han sido desestimadas.

El mandatario si logró que las elecciones de EE UU sean observadas con lupa y ahora muchos de los ciudadanos sienten ciertas desconfianza hacía el proceso que en otros años ha disfrutado de ser llamado como uno de los más transparentes del mundo. Con sus palabras Trump sin duda busca desestimar el mandato de Biden y quizás buscar la reelección para el año 2024. 

Pero lejos de validar sus críticas, los medios de comunicación estadounidenses, incluyendo a Fox News de tendencia republicana, se han desligados de las acusaciones de fraude y se han limitado a informar sobre las movidas del presidente saliente y del electo. 

Tras el Día de Acción de Gracias, Trump de nuevo ganó protagonismo al dejar en el aire si asistiría o no a la juramentación de Biden el próximo mes de enero. “Sé cuál es la respuesta a esa pregunta pero no quiero decirla todavía”, dijo a los periodistas reunidos en la Casa Blanca. Hay quienes piensan que sí asistirá, pero solo para robar protagonismo a Biden, mientras que otros creen que de ninguna manera asistirá porque el papel del perdedor no es el suyo. 

"Va a ser muy difícil conceder la derrota”, admitió el republicano que no abandona su teoría del fraude. Entre las tradiciones que ha roto el mandatario están la de llamar al vencedor para felicitarle o dar un discurso para admitir la derrota y agradecer a sus partidarios. @mundiario