Buscar

Trump busca cambiar los resultados favorables a Biden en Michigan usando a los legisladores

El camino se cierra aún más para el presidente al agotarse la vía legal con más 19 de 26 demandas negadas o rechazadas y al obstruirse toda viabilidad posible mediante la presión política.
Trump busca cambiar los resultados favorables a Biden en Michigan usando a los legisladores
El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump / The New York Times.
El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump / The New York Times.

Las maniobras legales o pseudo-jurídicas del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, se agotaron. El republicano aún tiene bajo la manga una maniobra política, que contraviene la democracia y el Estado de derecho, pero si se trata de preservar sus aspiraciones de poder, entonces el magnate avance sin tregua en una última cruzada contra el presidente electo, Joe Biden, antes de que se produzca la inminente transición y cambio de sistema en la mayor potencia mundial. 

Y es que Trump convocó este sábado a una reunión de emergencia en la Casa Blanca a una delegación de legisladores estatales de Michigan, estado en el que Joe Biden se impuso en las elecciones con un margen de más del 2% para confirmar así lo que ya se posiciona como una victoria irreversible del demócrata, aunque el republicano insiste en jugar a la supresión del conteo de votos para restarle los 16 votos electorales a Biden en esa entidad.


Quizás también te interese:

Trump lanza el golpe de gracia y bloquea las remesas a Cuba antes de dejar la Casa Blanca


Esto implica que el presidente busca influir en el proceso uniendo a los legisladores republicanos de Michigan para hacer lobby ante el Consejo Electoral del estado y lograr que se vuelvan a contar los votos atendiendo a la denuncia de Trump sobre un presunto escrutinio de lo que él llama “votos ilegales”, aunque no ha mostrado pruebas de que realmente haya papeletas mal emitidas que hayan sido contabilizadas en el conteo inicial del 3 de noviembre.

Según fuentes citadas por diversos medios estadounidenses, la idea era directamente “presionar a los legisladores republicanos que tienen la mayoría en un estado con gobernadora demócrata para subvertir el resultado de las elecciones”, reseñó El País. 

Por lo tanto, la estrategia de Trump se basa en crear un factor de bloqueo político-administrativo sobre un proceso que el mandatario intenta hacer ver como ilegítimo en uno de los estados clave de esta elección. 

Sin embargo, la consecuencia de ese llamado del presidente demuestra que ya comienza a perder liderazgo en el Partido Republicano.  Esto se debe a que los legisladores republicanos del estado de Michigan dijeron, tras la reunión, que no tenían conocimiento “de ninguna información que pudiera cambiar el resultado de las elecciones de Michigan”, según informó la cadena NBC. Seguirán “el proceso normal en la certificación de los votos”, dijeron.

El camino se cierra aún más para Trump. Al agotarse la vía legal con más 19 de 26 demandas negadas o rechazadas, y al obstruirse toda viabilidad posible mediante la presión política, que no le ha dado resultados en un estado tradicionalmente demócrata y liberal. 

El cambio hacia una nueva era con menos proteccionismo y menos profundización atizada por el gobierno de Trump, es inevitable en los Estados Unidos de América. @mundiario