Buscar

Trump lanza el golpe de gracia y bloquea las remesas a Cuba antes de dejar la Casa Blanca

Esta medida podría también ser el preludio de una nueva escalada de las sanciones estadounidenses contra los otros dos regímenes totalitarios que Washington tiene en la mira para provocar algún tipo de ruptura que cambie el grave estado de cosas en esos países: Venezuela e Irán.
Trump lanza el golpe de gracia y bloquea las remesas a Cuba antes de dejar la Casa Blanca
Un hombre retirando dólares en efectivo de una remesa proveniente de EE UU, en una taquilla de Western Union en La Habana, Cuba / El País.
Un hombre retirando dólares en efectivo de una remesa proveniente de EE UU, en una taquilla de Western Union en La Habana, Cuba / El País.

Aunque perdió las elecciones del pasado 3 de noviembre, Donald Trump sigue siendo el hombre con el poder más dominante del mundo en este momento, pues aún es el presidente de Estados Unidos hasta el mediodía del 20 de enero de 2021. Mientras transcurren las ocho semanas que le quedan en la Casa Blanca -el epicentro del poder político, financiero, geopolítico, económico y militar global-, el mandatario republicano continúa con su política de presionar al máximo a los países cuyos sistemas de gobierno son regímenes totalitarios remanentes del flagelo del comunismo. En este caso, el eterno objetivo de Washington en América Latina.

Y es que Donald Trump anunció este pasado viernes que el país norteamericano finalizará y suspenderá las operaciones de Western Union en la isla caribeña a tan solo dos meses de que deba salir de la Casa Blanca.


Quizás también te interese:

El estado de Georgia termina su conteo de votos y reafirma la victoria de Joe Biden


Western Union es una compañía que envía remesas y grandes flujos de dinero a cualquier parte del mundo al operar como intermediario entre el remitente y el receptor. Es la empresa que durante décadas, por excelencia, ha movilizado los cientos de millones de dólares que todos los cubanos exiliados en Estados Unidos o en otras parte del globo han enviado a sus familiares en la isla para encargarse de su manutención y ayudarlos a sobrevivir a las extremas condiciones económicas que el régimen comunista de Miguel Díaz-Canel y Raúl Castro han establecido en el país con el legado totalitario del ex dictador cubano Fidel Castro. 

Por su parte, el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que revertirá las sanciones. Sin embargo, supondrá un gran reto político para el demócrata, quien deberá enfrentar un período de gobierno con un Senado de mayoría republicana. La facción conservadora del Congreso mantiene su férrea posición de inducir absoluta presión económica sobre el Gobierno cubano, aunque esa política afecta directamente a la población civil.

“Hemos estado trabajando en todas las posibles alternativas para mantener abierto nuestro servicio entre Estados Unidos y Cuba mientras reorganizamos este canal vital para nuestros clientes. Desafortunadamente, no lo hemos logrado en este plazo reducido”, señaló Western Union en un comunicado dirigido a sus clientes cubanos, en el que lamenta “profundamente esta situación”. 

Por lo tanto, más de 250 millones de dólares en remesas enviadas desde EE UU hacia Cuba serán obstruidos por esta impactante decisión de Trump. Sin ese dinero, más de 9 millones de familias cubanas no tendrán un método o mecanismo de subsistencia plena, lo que podría acelerar la espiral de profundo desgaste socioeconómico que esa nación vive desde hace más de medio siglo.

“Sabemos que el dinero que usted envía a sus seres queridos a Cuba sirve para el pago de alimentos, rentas y otros gastos o para apoyar a microempresas. Le aseguramos nuestro compromiso de que continuaremos explorando todas las alternativas posibles en busca de una solución”, comunica la empresa, que despacha a Cuba cientos de millones de dólares al año, reseñó El País.

Esta medida podría también ser el preludio de una nueva escalada de las sanciones estadounidenses contra los otros dos regímenes totalitarios que Washington tiene en la mira para provocar algún tipo de ruptura que cambie el grave estado de cosas en estos países: Venezuela e Irán. Es muy probable que la Casa Blanca imponga nuevas sanciones a Caracas y Teherán en diciembre a solo semanas de que Trump entregue, lo quiere o no, el poder de la mayor potencia mundial a Biden. @mundiario