Buscar

Trump agita la tensión al nominar a una jueza conservadora como relevo de Ruth Bader Ginsburg

El presidente de Estados Unidos hace ‘oficial’ su intención de impulsar una firme mayoría conservadora en la Corte Suprema tras la muerte de la histórica jurista progresista Ruth Bader Ginsburg, con la nominación de Amy Coney Barrett, una ferviente activista católica y antiaborto. 

Trump agita la tensión al nominar a una jueza conservadora como relevo de Ruth Bader Ginsburg
Donald Trump, presidente de EE UU; y Amy Coney Barrett, jueza. / Twitter.
Donald Trump, presidente de EE UU; y Amy Coney Barrett, jueza. / Twitter.

Ibed Méndez

Periodista.

Es oficial: Amy Coney Barrett es la elegida de Donald Trump. El presidente de Estados Unidos hizo ‘oficial’ su intención de impulsar una firme mayoría conservadora en la Corte Suprema tras el fallecimiento de la progresista Ruth Bader Ginsburg, con la nominación de la jurista: una ferviente activista católica y antiaborto.

"Tengo el honor de nominar a una de las mentes legales más brillantes y talentosas de nuestra nación a la Corte Suprema. Es una mujer de logros incomparables, intelecto sobresaliente, admirables credenciales y una firme lealtad a la Constitución: la jueza Amy Coney Barrett", ha dicho el mandatario.

El anuncio tuvo lugar este sábado, en una ceremonia celebrada en el Rose Garden de la Casa Blanca, en la que Barrett se ha comprometido a seguir el ejemplo de su mentor: el fallecido juez conservador Antonin Scalia, una de las figuras más influyentes de la política reciente.

"Su filosofía judicial también es la mía: un juez debe aplicar la ley tal como está escrita. Los jueces no son responsables de formular políticas", ha dicho en su discurso.

Scalia es recordado principalmente por votar a favor de reducir los derechos a la interrupción del embarazo, respaldar el uso de armas o por disentir cuando la corte decidió legalizar el matrimonio gay, calificando el fallo como un "golpe judicial".


Quizás también te interese: 

Fallece Ruth Bader Ginsburg, la histórica jueza progresista de la Corte Suprema de EE UU

¿Por qué la muerte de la jueza Ginsburg beneficia a Trump en las próximas elecciones?


 

La elección de Trump era predecible, pero podría tener un impacto trascendental en la recta final de la campaña electoral: el republicano decide apostar por mantener ‘contentos’ a los votantes más conservadores y movilizar las bases indecisas, aunque la jugada podría terminar espoleando a los demócratas moderados que temen un retroceso en las políticas sociales.

En este punto resulta importante recordar que el voto de la fallecida Ruth Bader Ginsburg fue decisivo para aprobar leyes relacionadas con los temas más sensibles en el país: el derecho al aborto, el matrimonio igualitario y el fin de la segregación racial en las escuelas públicas.  

La muerte de esta leyenda de la justicia estadounidense ha dado impulso al sector progresista del país, que ha abucheado a Trump durante el homenaje de la jurista y ha pedido a gritos honrar el último deseo de Notorious R.B.G (como la apodaban sus fanáticos): elegir un nuevo presidente el próximo 3 de noviembre. 

 

Barrett, además de extender la mayoría conservadora a 6-3 en el máximo tribunal de la nación (si la confirma el Senado -de mayoría republicana-), marca un hito con su elección: ser la nominada más joven desde el conservador Clarence Thomas (que llegó a la corte en 1991 con 43 años). Su edad también supone una ventaja para la derecha: en teoría, le permitiría a la jueza pasar décadas en el cargo y, por ende, sostener una duradera impronta conservadora en el Supremo. @mundiario