Buscar

El Supremo agrava la crisis política en Venezuela al designar su propia autoridad electoral

El máximo tribunal de la nación da un nuevo golpe al Parlamento controlado por la oposición, al elegir (en contra de lo que establece la Constitución) a los nuevos miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE), los árbitros electorales de cara a las elecciones parlamentarias.  

El Supremo agrava la crisis política en Venezuela al designar su propia autoridad electoral
Juramentación de los nuevos rectores del CNE. / Twitter @MaikelMorenoTSJ.
Juramentación de los nuevos rectores del CNE. / Twitter @MaikelMorenoTSJ.

Ibed Méndez

Periodista.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) asesta un nuevo golpe al Parlamento de mayoría opositora y entierra cualquier posibilidad de acuerdo para salir de la dilatada crisis política en Venezuela. El máximo tribunal de la nación ha designado este viernes, en contra de lo que establece la Constitución, a los nuevos miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE), los árbitros electorales de cara a las elecciones parlamentarias.

La corte afín al Gobierno de Nicolás Maduro ha juramentado como nuevos rectores del CNE a miembros de su propia plantilla: Indira Maira Alfonzo Izaguirre, (expresidenta de la Sala Electoral del TSJ) como presidenta del máximo ente comicial; Rafael Simón Jiménez Melean (exdiputado del Movimiento Al Socialismo) como vicepresidente del CNE; Tania D’Amelio (exmilitante del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela) como rectora principal; Gladys María Gutiérrez Alvarado (exjefa e integrante de la Sala Constitucional del Supremo en tiempos de Hugo Chávez) como rectora principal; y José Luis Gutiérrez Parra (cercano al partido Acción Democrática) como rector principal.

“Estos hombres y mujeres conducirán de manera transparente el tan anhelado proceso electoral como única vía para dirimir nuestras diferencias”, ha dicho el presidente del Supremo, Maickel Moreno, en su discurso durante el acto de juramentación.


Quizás también te interese:

El Supremo arrebata al Parlamento opositor el poder para designar una nueva autoridad electoral


El polémico movimiento del Supremo llega una semana después de que la Sala Constitucional del máximo tribunal aprobara una sentencia de “omisión legislativa” por parte de la Asamblea Nacional, que excluía al organismo del proceso de renovación del CNE.

La decisión del TSJ entierra el proceso de acercamiento que se venía adelantando entre la oposición y el gobierno para lograr un acuerdo para elegir en consenso a los candidatos al CNE.

La postura de la bancada de opositora había sido tajante en ese sentido: las elecciones parlamentarias no se realizarían mientras no existiera un acuerdo que incluyera, además, unos comicios presidenciales regulados por un órgano electoral imparcial.

El dictamen supone, además, un nuevo golpe del chavismo a la Constitución venezolana, que establece que los integrantes del árbitro electoral deben ser designados por la Asamblea Nacional, que hoy preside Juan Guaidó y fue elegida por unos 10 millones de venezolanos en 2015.

“La AN es quien designa los Poderes Públicos. El Comité de Postulaciones sigue su curso. Si la dictadura quiere repetir los errores de 2017 y 2018, ya sabe cómo reaccionó el mundo y los venezolanos. Llamo a todos a unirnos, no rendirnos y expresar el deseo de cambio”, afirmaba el jefe del Parlamento en su perfil en Twitter. “Solo el Comité de Postulaciones y la AN designan el CNE. No renunciaremos a nuestro derecho. Si la dictadura quiere seguir cayéndose a mentiras, que se lance por su barranco. Tienen el juego trancado y ya les empezaron a colgar los teléfonos. Que nadie caiga en distracciones”, insistía. “Que le quede claro a la dictadura, porque el mundo, la AN y los venezolanos estamos claros: Hoy hay peores condiciones que en 2018 y no le vamos a hacer comparsa a ningún fraude. Nuestra lucha es por la libertad y verdaderas elecciones libres. Si repiten errores, les irá peor”. @mundiario