El Senado de Estados Unidos aprueba el proyecto climático, sanitario y fiscal de Biden

Joe Biden, presidente de los Estados Unidos. / Captura de vídeo.
Joe Biden, presidente de los Estados Unidos. / Captura de vídeo.

La ‘Ley de Reducción de la Inflación’ promete disminuir en un 40% las emisiones contaminantes de EEUU de aquí al final de la década.

El Senado de Estados Unidos aprueba el proyecto climático, sanitario y fiscal de Biden

Tras una sesión maratoniana de casi 30 horas de debate y algunos retoques de último momento, el Senado ha aprobado el proyecto de ley impulsado por el mandatario estadounidense, Joe Biden.

La ‘Ley de Reducción de la Inflación’ es la propuesta más ambiciosa en el contexto tributario, sanitario y medio ambiental, pues contempla 430.000 millones de dólares en 10 años y busca generar ingresos por cerca de 740.000 millones. Sin embargo, no todos están de acuerdo con este proyecto. De hecho, fue la vicepresidenta, Kamala Harris, la encargada de romper el empate de un Senado dividido con 50 republicanos y 50 demócratas.

Biden, por su parte, celebró la aprobación a través de su cuenta de Twitter escribiendo que “Me presenté a las elecciones prometiendo hacer que el Gobierno vuelva a trabajar para las familias trabajadoras, y eso es lo que hace esta ley”. Sin embargo, aún falta un largo camino hacia la aprobación final, pues debe ser aprobado por la Cámara de Representantes.

La mayor inversión contra el cambio climático

Esta nueva norma permite movilizar más de 370.000 millones de dólares durante una década para hacer frente al cambio climático, reducir las emisiones de carbono y llevar energía verde a los consumidores. De hecho, este proceso se fomentaría con créditos fiscales para la compra de vehículos eléctricos y la fabricación de paneles solares y turbinas eólicas.

Además, habría reembolsos de energía para el hogar, fondos para la construcción de fábricas de tecnología de energía limpia y la creación de prácticas agrícolas respetuosas con el medio ambiente. Incluso, la senadora demócrata por Arizona, Kyrsten Sinema, planteó combatir la sequía en el oeste del país con casi 4 mil millones de dólares de este plan.

De igual forma, la ley incluye una reforma fiscal para las grandes empresas, basadas en un impuesto mínimo del 15% para las compañías que declaren en sus cuentas un beneficio de más de 1.000 millones de dólares, pero que utilizan deducciones, créditos fiscales y otras maniobras de ingeniería fiscal para reducir sus tipos impositivos e incluso librarse de pagar impuestos sobre beneficios.

Además, el plan permitiría que el programa de cobertura sanitaria Medicare pueda negociar los precios de la medicina recetada. Una propuesta pensada para reducir el alto costo de los medicamentos y la elevada inflación. @mundiario

El Senado de Estados Unidos aprueba el proyecto climático, sanitario y fiscal de Biden
Comentarios