Roncagliolo: "El BID se va a politizar bajo la gestión de Mauricio Claver-Carone"

El excanciller peruano Rafael Roncagliolo - RR SS
El excanciller peruano Rafael Roncagliolo opina sobre la elección del BID. - RR SS
MUNDIARIO entrevista al ex ministro de Relaciones Exteriores peruano, Rafael Roncagliolo, sobre el rumbo que tomaría el Banco Interamericano de Desarrollo con la nueva administración del candidato de Donald Trump. 
Roncagliolo: "El BID se va a politizar bajo la gestión de Mauricio Claver-Carone"

Este sábado se elige al nuevo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En esta carrera solo hay un candidato: Mauricio Claver-Carone, quien es la carta propuesta por el presidente estadounidense Donald Trump para asumir un cargo que, tradicionalmente, le ha correspondido a un latinoamericano desde la creación de la institución en 1959. En los últimos días, precisamente, varios países de la región demandaron postergar sin éxito este proceso. O abstenerse de participar. Sobre las repercusiones que tendrá la elección en Washington, MUNDIARIO entrevista al ex ministro de Relaciones Exteriores peruano, Rafael Roncagliolo (Lima, 1944), quien alerta una politización del BID. 

- Según los pronósticos, Mauricio Claver-Carone será elegido como presidente del BID. ¿Qué lectura tiene que un estadounidense asuma este cargo cuando siempre lo hacía un latinoamericano? 

- No solo se rompe una tradición, porque los dos candidatos latinoamericanos que también estaban en carrera para la presidencia del BID (Costa Rica y Argentina) han decidido no participar en una elección que consideran improcedente. De manera que Claver-Carone va ganar como candidato único. Hay que constatar que, por primera vez en 60 años, no hay un consenso y observo una profunda fractura en esta votación. Si usted calcula los países que ya han anunciado que votarán en abstención -que son Chile, México, Argentina y Costa Rica- juntos son casi la mitad del voto latinoamericano que representa, junto con el caribeño, cerca del 50 por ciento.  

- ¿Cuáles serían las consecuencias de la elección de Claver-Carone?

- La principal es que la legitimidad del banco va disminuir. No me refiero en términos de la legalidad, sino en el reconocimiento y el prestigio del banco que estará venida a menos porque el nuevo presidente del BID será una persona que no es un gerente de bancos y, por el contrario, tiene un perfil más político. Entonces, mi impresión es que el banco se va politizar o partidisar. Eso es muy malo para América Latina. 

- ¿A qué atribuye que algunos países latinoamericanos y caribeños hayan cedido a las presiones del presidente Donald Trump para que apoyen a su candidato?

- En mi opinión, hay dos factores. El primero es que ha existido una extensa compra de votos. Por ejemplo, se ha ofrecido puestos en el banco a Brasil, a los ministros de Economía de países andinos, se ha entregado a Colombia un crédito millonario el mismo día en que se unía a los países que iban a votar a favor de Claver-Carone. Entonces, lo que ha habido es una operación de compra de votos en gran escala. En segundo lugar, a que los gobiernos de América Latina se han vuelto en los principales enemigos de América Latina. Han abandonado la actuación en conjunto para buscar cada uno beneficios inmediatos. Esos dos factores explicarían la cantidad de países que apoyan al candidato de Estados Unidos. 

- ¿La victoria de Claver-Carone evidenciaría que América Latina estaría dividida por falta de un consenso regional?

- No. Creo que logrará una victoria un poco pírrica. Del total del 50 por ciento que le corresponde a América Latina, va sacar algo de 25 por ciento. Entonces, no es un triunfo holgado, sino todo lo contrario. Será una victoria un poco encomiable o con las justas. En el banco habrá un malestar muy grande. Incluso, funcionarios del banco han empezando a mostrar de distintas maneras su desacuerdo con lo que está por pasar. De manera que este contexto no solo aplica de manera general a los gobiernos de América Latina, sino también a demócratas y republicanos de Estados Unidos, europeos y asiáticos. 

- Esta elección del BID también coincide con la campaña electoral que ha iniciado en EE UU. ¿En qué posición quedaría Claver-Carone si, finalmente, su promotor, el presidente Trump, no logra la reelección, y el demócrata Joe Biden termina ganando en noviembre?

- El banco quedaría muy mal porque los dirigentes de la campaña de Biden ya han manifestado que es un error esta elección. Entonces, es obvio que no tendría el apoyo si hay un nuevo gobierno en los Estados Unidos. El vicepresidente del Senado ha declarado que si el señor Claver-Carone es elegido, ellos se van a oponer. Entonces, la cuestión aquí no es que sea simbolica por la elección de un latinoamericano, sino una cuestión muy práctica respecto a los fondos del banco.

- ¿Qué tipo de relación podría forjar Claver-Carone con la Unión Europea y los capitales asiáticos en esta nueva etapa?

- Para empezar deberían reconocerlo porque será elegido en un proceso legal. Eso no está en discusión. Ahora, por supuesto que debemos acércanos más a los países europeos y asiáticos para defender la autonomía del banco. 

- ¿Cómo interpreta que el Gobierno peruano no haya fijado una posición clara respecto a esta elección del BID?

- Creo que ha estado muy mal que el Perú guarde silencio, contradiciendo una trayectoria de la Cancillería que se remonta a Raúl Porras Barrenechea, Carlos García Bedoya o Allan Wagner, pero, en fin, espero que al menos se vote en abstención. El canciller López dijo que el Perú solo votaría por un candidato que tuviera consenso. Es obvio que ese señor Claver-Carone, quien es candidato único, no tiene consenso. Entonces, sería el colmo que se votará por él. @mundiario

Roncagliolo: "El BID se va a politizar bajo la gestión de Mauricio Claver-Carone"
Comentarios