Rodrigo Chaves asume la presidencia de Costa Rica en medio de la crisis

Investidura de Rodrigo Chaves como presidente de Costa Rica. / RR.SS.
Investidura de Rodrigo Chaves como presidente de Costa Rica. / RR.SS.

El nuevo presidente, bajo la mirada vigilante de los colectivos progresistas, ha firmado ya sus tres primeros decretos, prometiendo un gran “cambio histórico” en el país.

Rodrigo Chaves asume la presidencia de Costa Rica en medio de la crisis

El parcialmente desconocido exfuncionario del Banco Mundial, que sorprendió durante la primera vuelta y logró desbancar al exmandatario José María Figueres en segunda ronda, Rodrigo Chaves, ha asumido el poder como nuevo presidente de Costa Rica, al recibir la banda presidencial de manos de su predecesor, Carlos Alvarado, en un acto compuesto por invitados nacionales y 97 delegaciones extranjeras, donde figura el rey Felipe VI.

El economista Chaves, un conservador que se ha oficializado este domingo como el presidente número 49 de la República centroamericana, ha juramentado a su vicepresidente Stephan Brunner, a su segunda vicepresidenta Mary Munive y a su gabinete. El nuevo mandatario, que gobernará por los próximos cuatro años, fue juramentado por el presidente de la Asamblea Legislativa, Rodrigo Arias Sánchez, y el mismo acto fue llevado a cabo en el hemiciclo.

“Hoy enfrentamos con valentía la inminente obligación de reparar el país y luchar con la convicción de que Dios nos ampara y que es solo por medio del trabajo honrado de nuestras manos y no por el espíritu indolente del conformismo, que lograremos construir una patria digna para nuestros hijos e hijas, No solo vamos a ordenar la casa, la vamos a reconstruir”, expresó el mandatario durante un discurso en el que prometió sacar al país de la crisis económica y “detener” la violencia contra las mujeres.

La economía, uno de los mayores retos

Costa Rica es uno de los países más prósperos y seguros de América Latina, particular contraste con sus vecinos centroamericanos, inmersos en la violencia y en la corrupción. Sin embargo, en un país con poco más de cinco millones de habitantes, los datos tras la pandemia no son tan buenos. Alrededor del 23 % de la población es pobre, un 6 % estaría viviendo bajo el umbral de la pobreza extrema, así como el 13 % estaría en paro, de acuerdo con Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

El principal motor económico de este país ambientalista, que ha desistido de producir hidrocarburos, es el turismo, fuertemente golpeado por la covid-19. Y su deuda pública equivale al 70 % del producto interno bruto (PIB). Por lo tanto, uno de los mayores desafíos para Chaves será la negociación de las condiciones del préstamo de 1.700 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI), una tarea que ha adelantado su predecesor, pero que el mandatario debutante quiere llevar “más allá”.

Poco después de su discurso, Chaves ha firmado sus tres primeros decretos presidenciales: ha eliminado la obligación de llevar mascarillas en lugares públicos, ha derogado la vacunación anticovid obligatoria (aunque ha instado a los ciudadanos a vacunarse), y ha decretado la emergencia nacional de ciberseguridad por una serie de ataques que han recibido varias páginas de instituciones estatales, en abril.

Los grupos progresistas vigilan la gestión de Chaves

El nuevo presidente ha reafirmado su “voluntad” de luchar contra la violencia de género y de defender los avances logrados por la comunidad LGBTIQ+ en Costa Rica, como el matrimonio igualitario. “No es posible que nuestras mujeres tengan miedo de andar solas en la calle, que sientan miedo en su propio hogar, su trabajo, en un parque, en un concierto”, ha dicho.

Los colectivos feministas, que se han manifestado en contra de Chaves desde la campaña electoral, reciben con cierto recelo las palabras del economista, sobre quien pesan dos denuncias por acoso sexual contra dos trabajadoras de su oficina en el Banco Mundial. El hecho, que no pasó a mayores instancias judiciales, le valió una amonestación, y al tiempo abandonó su posición tras 30 años de carrera. Posteriormente trabajó por 180 como ministro de Hacienda del presidente Alvarado, pero dimitió por inconsistencias en el plan económico del Ejecutivo y su percepción.

Entre otras de sus palabras dentro del discurso, no ha mencionado defender las políticas contra el cambio climático y conservación ambiental, las cuales han posicionado a Costa Rica en el liderazgo de la región. Días antes de su investidura, Chaves había asomado su oposición a varias estrategias verdes, y ha asegurado que no ratificará el Acuerdo de Escazú, uno de los tratados de mayor importancia en la materia, que comprende a casi todos los países de la región latinoamericana y caribeña.

El evento contó con la presencia de la primera mujer cacique indígena de Costa Rica, Idalia Andrade Degracia, como representación de las etnias originarias del país, la primera asistencia de una representante de los pueblos primigenios de América que ha sido invitada por el propio presidente. @mundiario

Rodrigo Chaves asume la presidencia de Costa Rica en medio de la crisis
Comentarios