Regino Boti y la transformación económica cubana: reflexiones en el centenario de su nacimiento

Pilar Cagiao, profesora de Historia de la Universidad de Santiago, participaron Liliam Mariana Boti Llanes, hija de Regino Boti; José Antonio Alonso, catedrático de economía de la Universidad Complutense de Madrid, abordó los retos actuales de la economía cubana; y Manuel de la Iglesia-Caruncho, doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid. / Redacción.
Pilar Cagiao, profesora de Historia de la Universidad de Santiago, Liliam Mariana Boti Llanes, hija de Regino Boti; José Antonio Alonso, catedrático de economía de la Universidad Complutense de Madrid; y Manuel de la Iglesia-Caruncho, doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid. / Redacción.
Boti llevó al gobierno cubano las ideas cepalinas que abogaban por la industrialización del país y dejar atrás la extrema dependencia de la exportación de productos básicos, en el caso de Cuba, centrada en la industria azucarera.
Regino Boti y la transformación económica cubana: reflexiones en el centenario de su nacimiento

La Fundación Granell reunió ayer al numeroso público que acudió a la convocatoria de una mesa redonda en la que se conmemoraba el Centenario del nacimiento de Regino Boti.

Regino Boti (1923-1999) fue ministro de Economía en el primer gobierno de Fidel Castro después de haber obtenido una maestría en Economía en la Universidad de Harvard y tras haber formado parte del equipo de colaboradores más cercano a Raúl Prebisch en la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) de Naciones Unidas. En la CEPAL, Boti trabajó desde su creación en 1949, en un equipo de economistas destacados, hasta que Castro lo convocó para integrarse en su primer gabinete.

Boti llevó al gobierno cubano las ideas cepalinas que abogaban por la industrialización del país y dejar atrás la extrema dependencia de la exportación de productos básicos, en el caso de Cuba, centrada en la industria azucarera. Durante esos primeros años, Boti se encargó de atraer a Cuba a los mejores economistas y técnicos de la época para materializar el sueño de la industrialización y mejorar las condiciones de vida del pueblo cubano.

Sin embargo, el enfrentamiento abrupto entre el gobierno cubano y el estadounidense, que culminó en la invasión de Playa Girón en 1961, apenas dos años después del triunfo de la revolución, desvaneció las aspiraciones de los economistas progresistas de la época, incluyendo las de Boti. Castro optó entonces por acercarse a la Unión Soviética, y la tercera vía buscada por la CEPAL, entre el capitalismo "salvaje" de Estados Unidos y la sovietización, quedó sepultada.

En la mesa redonda, moderada por Pilar Cagiao, profesora de Historia de la Universidad de Santiago, participaron Liliam Mariana Boti Llanes, hija de Regino Boti, quien elogió la figura de su padre; José Antonio Alonso, catedrático de economía de la Universidad Complutense de Madrid, abordó los retos actuales de la economía cubana; y Manuel de la Iglesia-Caruncho, doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid, escritor y colaborador de MUNDIARIO, analizó las ideas de Boti y su papel como ministro en aquellos convulsos años del inicio de la revolución. @mundiario

Comentarios