Buscar

¿Quién es Amy Coney Barrett, la jueza conservadora elegida por Trump para la Corte Suprema?

La jurista nominada para ocupar el cargo de la fallecida Ruth Bader Ginsburg cuenta con una brillante carrera como magistrada y docente, pero, además, es madre de siete hijos, católica practicante y activista contra el aborto.
¿Quién es Amy Coney Barrett, la jueza conservadora elegida por Trump para la Corte Suprema?
Amy Coney Barrett. / RR SS.
Amy Coney Barrett. / RR SS.

Ibed Méndez

Periodista.

Donald Trump ha confirmado su carta para la Corte Suprema: Amy Coney Barrett. La jurista ha sido nominada para ocupar el cargo de la fallecida Ruth Bader Ginsburg y, de esta forma, consolidar la mayoría conservadora en el máximo tribunal de la nación, responsable de tomar las decisiones trascendentales de la sociedad estadounidense. 


Quizás también te interese: 

Trump agita la tensión al nominar a una jueza conservadora como relevo de Ruth Bader Ginsburg

¿Por qué la muerte de la jueza Ginsburg beneficia a Trump en las próximas elecciones?


 

Estos son algunos datos interesantes sobre su carrera: 

> Amy Coney Barrett tiene 48 años, nació en Nueva Orleans y se graduó con honores de Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Notre-Dame, en Indiana. Está casada con Jesse M. Barrett, exasistente del fiscal en el Distrito Norte de Indiana y actual socio en un bufete de abogados. La pareja tiene siete hijos: dos de ellos adoptados en Haití. 

> La jurista trabajó como asistente del juez conservador de la Corte Suprema, Antonin Scalia, entre 1998 y 1999; y fue nombrada jueza federal dentro de la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos en el Séptimo Circuito por Donald Trump en 2017. Actualmente ejerce la docencia y la profesión como magistrada.

> El líder republicano había pensado en ella para reemplazar al juez Anthony Kennedy en la Corte Suprema en 2017, pero los rumores aseguran que Trump prefirió guardarse esta carta pensando en la posible sucesión de Ginsburg.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Amy Coney Barrett (@amy_coney_barrett_fan) el

 

> Barrett es católica practicante. De acuerdo con The New York Times, la conservadora y su esposo forman parte del grupo People of Praise, una confraternidad cristiana duramente criticada por adherirse a una estructura "altamente autoritaria". Se dice que la organización defiende que los hombres son “jefes” de sus esposas y que todos los miembros deben donar el 5% de sus ingresos. 

> La jueza, además, ha dejado claro que se opone por convicción personal al aborto y defiende que "la vida comienza con la concepción"; aunque también insiste en que su "afiliación personal a la iglesia o mi creencia religiosa no afectaría el desempeño de mis deberes como juez".

> Se ha manifestado a favor del derecho estadounidense para portar armas, respalda las políticas más polémicas de Donald Trump en tema de inmigración y no esconde su rechazo al Affordable Care Act, la reforma de salud aprobada en 2010 por el expresidente Barack Obama.

> De concretarse su elección, Amy Coney Barrett se convertiría en la integrante más joven del todopoderoso panel de la Corte Suprema, lo cual le da un ‘plus’ a su elección: en teoría, su edad le permitiría a la jueza pasar décadas en el cargo y, por ende, sostener una duradera impronta conservadora en el Supremo. @mundiario