¿La propuesta de una nueva Constitución en Chile tiene tendencia al rechazo?

Nueva Constitución de Chile. / RR SS.
Nueva Constitución de Chile. / RR SS.

Un relator especial de la ONU considera que el plebiscito de este domingo le brinda la oportunidad a Chile de integrar el derecho a la vivienda adecuada dentro de su Carta Magna.

¿La propuesta de una nueva Constitución en Chile tiene tendencia al rechazo?

El próximo domingo 4 de septiembre los chilenos se dirigirán a las urnas para aprobar o rechazar el texto de la nueva Carta Magna que busca reemplazar la “Constitución de Pinochet”. Una votación que pondría punto final al cambio iniciado tras el estallido social que sufrió el país en octubre de 2019, cuando la ciudadanía pedía cambiar por completo el ordenamiento jurídico del Estado.  

Una consulta que según, Balakrishnan Rajagopal, relator especial en derechos humanos de la ONU, “brinda una oportunidad única para que Chile se una al creciente número de países que han reconocido legalmente el derecho a una vivienda adecuada en su Constitución”.

Pese a esta opinión del especialista de las Naciones Unidas, las encuestas indican que el texto tiene un alto porcentaje de rechazo. De hecho, El País señala que los sondeos muestran una distancia de entre diez y veinte puntos a favor del “rechazo” frente al “apruebo”. No obstante, el voto de los indecisos será determinante para conocer el resultado de este sufragio de carácter obligatorio en el que participarán unas 15 millones de personas.

Los tratados de derechos humanos

Rajagopal manifestó que en 2018, su predecesora, Lelani Farha, “recomendó a Chile la inclusión de una referencia explícita al derecho a una vivienda adecuada en su Constitución, junto con toda la gama de derechos económicos, sociales y culturales, que deben ser, todos ellos exigibles ante los tribunales”.

Sin embargo, el nuevo texto de 178 páginas fue modificado por 154 representantes elegidos popularmente, los cuales añadieron artículos donde reconocen el aborto, los derechos LGBTIQ+ y los derechos ambientales, pero también artículos muy controvertidos, como por ejemplo la disolución del Senado y la justicia indígena paralela. Y es que, según explicó Isidro Solís, quien fue ministro de Justicia en el primer Gobierno de Michelle Bachelet, “habría una juridicidad para una parte de la población, los pueblos indígenas, y otra para el resto de la población”.

Ahora bien, en caso de que gane el “rechazo”, el mandatario chileno, Gabriel Boric, declaró en una entrevista a Chilevisión que “lo que va a pasar es que vamos a tener que prolongar este proceso por un año y medio más. Tiene que haber un nuevo proceso constituyente”. Sin embargo, para esta acción tendrían que haber transcurrido 125 días para convocar a una elección de constituyentes, de acuerdo a las autoridades del Servicio Electoral de Chile (Servel). @mundiario

¿La propuesta de una nueva Constitución en Chile tiene tendencia al rechazo?
Comentarios