Buscar

¿Cuáles son las propuestas de Biden y Trump en economía, salud y educación?

Los aspirantes demócrata y republicano ya lanzan una serie de ideas para el inicio de la campaña electoral rumbo a la Casa Blanca. Todo se definirá el próximo 3 de noviembre. 
¿Cuáles son las propuestas de Biden y Trump en economía, salud y educación?
Donald Trump y Joe Biden prometen más ataques en la campaña electoral de EEUU en el 2020. -Twitter
Donald Trump y Joe Biden prometen más ataques en la campaña electoral de EEUU en el 2020. -Twitter

La campaña electoral en los Estados Unidos ya calienta motores. Los dos aspirantes con mayores posibilidades son, sin duda, el ex vicepresidente Joe Biden y el actual mandatario Donald Trump en los sondeos rumbo a los comicios del próximo 3 de noviembre. Por eso, la pregunta de rigor es qué plantean las cartas de los demócratas y los republicanos para resolver varios asuntos de relevancia para el país. Los más importantes son economía, comercio, política exterior y educación. 

En el terreno financiero, Biden plantea la necesidad de medidas federales extremas para evitar una recesión prolongada o una depresión y para lidiar con una persistente inequidad económica que afecta desproporcionadamente a los estadounidenses que no son de raza blanca. Y ello se va hacer realidad en un un programa de dos billones de dólares por cuatro años que pretende eliminar la contaminación por carbono en la red energética de Estados Unidos para 2035.

Por su parte, Trump sigue abogando por un recorte al impuesto sobre el salario, si bien tal medida enfrenta una férrea oposición bipartidista. Si él ganara un segundo periodo —y un mandato de los votantes— podría ser su mejor posibilidad de sacarlo adelante. Ha pronosticado una recuperación de la economía de Estados Unidos en los últimos dos trimestres de este año y afirma que despegará como un “cohete espacial” en el próximo año.

En comercio, Biden quiere exprimir la manufactura estadounidense dirigiendo 400.000 millones de dólares de las compras del gobierno federal a empresas nacionales (parte de eso para la adquisición de suministros para la pandemia) en un plazo de cuatro años. Quiere 300.000 millones de dólares en nuevos apoyos para la investigación y el desarrollo de las empresas tecnológicas estadounidenses. 

En tanto, Trump considera como logros distintivos de su presidencia la aprobación de dos importantes acuerdos comerciales: el T-MEC, un pacto actualizado con México y Canadá, y la Fase 1 de un acuerdo con China. Sobre este último punto, el mandatario llevó a Pekín a comprar aproximadamente 200.000 millones de dólares en dos años en productos agrícolas, energéticos y otros productos estadounidenses.

Respecto a la política exterior, Biden dijo que justo “el día después de la elección” comenzaría con la recuperación de las relaciones con gobiernos aliados que se han alterado bajo las estrategias de Trump. La principal prioridad de Biden es restablecer los cimientos de la OTAN, la alianza tras la Segunda Guerra Mundial con potencias occidentales que Biden dijo que son necesarias para contrarrestar las metas expansionistas y agresivas de Rusia en Europa del este y Asia.

Trump considera grandes logros la construcción de más de 320 kilómetros (200 millas) de su prometido muro a lo largo de la frontera con México, persuadir a más miembros de la OTAN a cumplir con su promesa de gastar 2% del PIB en presupuesto para defensa y reducir la presencia militar de Estados Unidos en Afganistán. 

Por último, en la educación, Biden quiere que el gobierno federal se asocie con los estados para que la educación superior pública sea gratuita para cualquier estudiante cuyo ingreso familiar sea de hasta 125.000 dólares al año. El apoyo se extendería a cualquiera que asista a escuelas de dos años, sin importar el ingreso. También propuso un gran aumento al apoyo para universidades que históricamente son de raza negra. Su plan general de educación conlleva un gasto de aproximadamente 850.000 millones de dólares.

El exvicepresidente pide el acceso universal a programas de preescolar para niños de 3 y 4 años, triplicar el gasto del Título I para escuelas con mayor densidad de estudiantes de viviendas de bajo ingreso; más apoyo para puestos fuera del salón de clase, como trabajadores sociales en las instituciones; gasto de infraestructura federal para edificios de escuelas públicas; y cubrir los costos de las escuelas para apegarse a las leyes federales de discapacidad.

Mientras que Trump ha presionado para que las escuelas abran por completo este próximo ciclo escolar pese a la pandemia, como una oportunidad para atraer atención a su apoyo para escuelas chárter, que son instituciones privadas con fondos públicos.

El mandatario se ha quejado reiteradamente que los campus son atacados por “indoctrinación de la izquierda radical”. Recientemente amenazó con reducir fondos a las universidades, bajo el argumento de que instruyó al Departamento del Tesoro a reexaminar el estatus de exención de impuestos y fondos federales para escuelas no especificadas. 

Biden y Trump tendrán la oportunidad de exponer estas propuestas en el primer debate presidencial que, hasta el momento, no se tiene un lugar fijo a realizarse. La Universidad de Notre Dame ha rechazado albergar este encuentro. @mundiario