Buscar

La pandemia aumenta la pobreza en América Latina, pero impulsa la fortuna de los millonarios

Un informe de la ONG Oxfam revela que ocho magnates latinoamericanos han superado la barrera de los mil millones durante la emergencia sanitaria; mientras 52 millones de personas están en riesgo de caer en la pobreza. 

La pandemia aumenta la pobreza en América Latina, pero impulsa la fortuna de los millonarios
Pobreza extrema. Pexels.
Pobreza extrema. Pexels.

Ibed Méndez

Periodista.

La pandemia por coronavirus agranda la brecha entre ricos y pobres en América Latina, el continente más desigual del mundo. Un informe de la ONG Oxfam pronostica que la emergencia sanitaria podría hundir en la pobreza a 52 millones de personas; mientras las élites económicas de la región han visto crecer su patrimonio en medio de la crisis.

El análisis de la red global de organizaciones no gubernamentales destaca que, al menos 73 de los multimillonarios de Latinoamérica y el Caribe, han incrementado sus fortunas en un total de 48.200 millones de dólares entre los meses de marzo y junio, lo que significa que los ricos son un 17% más ricos que antes de la aparición de la Covid-19. 


Quizás también te interese: 

La ONU alerta de que la pandemia provocará en América Latina “la peor recesión económica de los últimos 100 años”

La pandemia podría hundir a 16 millones de latinoamericanos en la pobreza extrema


 

Además, el estudio titulado ¿Quién paga la cuenta? Gravar la riqueza para enfrentar la crisis de la COVID-19 en América Latina y el Caribe, subraya que ocho magnates latinoamericanos han superado la barrera de los mil millones durante los meses de aislamiento. 

“Para la gran mayoría de la ciudadanía, los confinamientos han acabado por ahogar los magros ahorros o mostrado la vulnerabilidad de unos servicios públicos que no alcanzan a garantizar cobertura ni derechos. En cambio, ser extremadamente rico en América Latina y el Caribe te convierte prácticamente en inmune a esta crisis económica”, denuncia Oxfam. 

 

El caso de Brasil, el país más castigado por el virus SARS-CoV-2 en la región, es especialmente llamativo para los autores del informe. ¿La razón? Sencilla: el gigante sudamericano ha registrado el mayor salto en las grandes fortunas, a la sombra de 2,4 millones de contagios y más de 87.000 muertos.

En concreto, el análisis detalla que los multimillonarios brasileños han aumentado a 34.000 millones de dólares su riqueza estos meses; mientras que sus patrimonios líquidos sumados pasaron de los 123.000 millones de dólares a 157.100 millones de dólares para inicios de julio.

"El Covid-19 no es igual para todos. Mientras la mayoría de la población se arriesga a ser contaminada para no perder el empleo o comprar alimentos, los multimillonarios no tienen que preocuparse", ha dicho la directora de Oxfam Brasil Katia Maia. "Son datos que asustan. Vemos a un pequeño grupo de millonarios ganar como nunca en una de las regiones más desiguales del mundo" , añadía. 

Por último, Oxfam defiende que existe una única alternativa para hacer frente al fenómeno de la desigualdad en América Latina: aumentar los impuestos sobre las grandes fortunas para “facilitar más servicios públicos” y” repartir de forma más equitativa la riqueza y los servicios básicos de cada ciudadano”. 

“Con el diseño actual de impuesto al patrimonio neto, existente en tan solo tres países, en el mejor de los casos se recaudaría en total un máximo de 281 millones de dólares. Si se aplicara en todos los países un impuesto extraordinario a las grandes fortunas con carácter progresivo, entre el 2% y el 3,5% en cada país, se podría recaudar hasta 14.260 millones de dólares, cincuenta veces más”, concluye el documento. @mundiario