Una nueva ley penaliza por fin los linchamientos en Estados Unidos

Joe Biden, presidente de EE UU. / RR SS
Joe Biden, presidente de EE UU. / RR SS

La ley Emmett Till lleva el nombre de un joven afroamericano asesinado en 1955, cuando tenía 14 años, por dos hombres blancos.

Una nueva ley penaliza por fin los linchamientos en Estados Unidos

El presidente Joe Biden promulgó el 29 de marzo una ley que penaliza severamente el linchamiento, la ejecución ilegal y tumultuaria que en Estados Unidos ha sido un arma para imponer el terror racial, mayormente contra la población afroamericana.

La ley impone un castigo hasta de 30 años de prisión a los culpables de causar muerte o lesiones corporales graves al cometer un delito de odio. La medida lleva el nombre de Emmett Till, un adolescente negro asesinado por dos hombres blancos el 28 de agosto de 1955, cuando tenía solo 14 años de edad.

Emmett Till, un niño jovial de Chicago, estaba pasando el verano en la casa de su tío abuelo en Misisipi cuando fue acusado de dirigirle un silbido a una mujer blanca. A Till lo sacaron a rastras de la casa de su tío, y varios días después su cadáver fue encontrado en el fondo de un río, golpeado salvajemente y desfigurado.

Sospechosos absueltos

Dos hombres fueron acusados del crimen: Roy Bryant, el esposo de la mujer que dijo que Till le había dirigido un silbido, y el medio hermano de Roy, J.W. Milam. Un jurado integrado exclusivamente por personas de la raza blanca absolvió a los dos sospechosos en cuestión de minutos.

Más tarde, los dos hombres vendieron su historia a una revista por 40.000 dólares al cambio actual (4.000 dólares en esa época). Los dos hombres afirmaban en la historia que habían asesinado a Till, pero no fueron acusados de nuevo debido a la ley estadounidense que prohíbe enjuiciar a una persona dos veces por el mismo delito. Si la ley contra los linchamientos hubiera existido en aquel año, los dos asesinos habrían sido llevados de nuevo al tribunal y después a la cárcel.

Emmett Till nunca fue olvidado. Su espantoso asesinato y las fotos de su cadáver desfigurado, publicadas en la prensa a instancias de la madre de Till, fueron otra demostración del horror del racismo que lacera a Estados Unidos desde la época de la esclavitud.

Desde 1918, unos 200 proyectos de ley contra los linchamientos se presentaron al Congreso, sin éxito hasta ahora. En 2020, un proyecto recibió el apoyo abrumador de la Cámara de Representantes, pero las objeciones del senador republicano Rand Paul lo bloquearon en el Senado. Este año, Paul hizo un giro de 180 grados y presentó junto con los senadores Cory Booker (demócrata por Nueva Jersey) y Tim Scott (republicano por Carolina del Sur), un proyecto que fue aprobado por unanimidad en el Capitolio de Washington y fue firmado por el presidente Biden como la ley Emmett Till contra el linchamiento.

Contra el racismo homicida

¿Frenará la nueva ley los crímenes de odio racial que con desgarradora frecuencia han ocurrido en Estados Unidos? ¿Evitará asesinatos como el del afroamericano George Floyd, asfixiado brutalmente por un policía blanco en Minneapolis, el 25 de mayo de 2020?

El representante demócrata por Illinois Bobby Rush, activista y pastor que lleva casi tres décadas en el Congreso, dijo al aprobarse la ley que “los perpetradores de linchamientos se salieron con la suya una y otra vez; en la mayoría de los casos, ni siquiera fueron llevados a juicio… Hoy corregimos esta histórica y aberrante injusticia”.

Una injusticia aberrante, en efecto, que al fin se penaliza tras siglos de horror. @mundiario


Pueden leer mi ensayo Biden y el legado de Trump y mi novela La espada macedonia, publicados por Mundiediciones.

Una nueva ley penaliza por fin los linchamientos en Estados Unidos
Comentarios