Maduro responde a los progresistas de la región: “es una izquierda fracasada y cobarde”

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / Infobae
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / Infobae

El líder de la revolución Bolivariana arremetió contra los señalamientos de sus homólogos de izquierda en la región, después de que los presidentes criticaran su Gobierno.

Maduro responde a los progresistas de la región: “es una izquierda fracasada y cobarde”

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, contraatacó a las críticas que ha recibido por parte de varios de los nuevos dirigentes progresistas de la región en los últimos días, como el recientemente electo mandatario de Chile, Gabriel Boric y el jefe de Estado del Perú, Pedro Castillo, después de que éstos se desvincularan del Gobierno de Venezuela.

“Todos los días hay una campaña contra Venezuela. Por ahí ha surgido una izquierda cobarde que basa su discurso en atacar el modelo bolivariano exitoso, victorioso, en atacar el legado histórico, y en atacarme a mí como presidente”, dijo Maduro en el programa del Estado “Con el mazo dando”.  

A pesar de no dar nombres ni de señalar a ninguna nación en particular, estas declaraciones ocurren después de que los nuevos presidentes “de la marea roja”, que han llegado al poder en los últimos meses, pero que igualmente, a pertenecen a las tendencias de izquierda, se hayan desmarcado de los gobiernos totalitarios en Venezuela, Cuba y de Nicaragua.

“Es una izquierda derrotada, fracasada, una izquierda cobarde frente al imperialismo, frente a las oligarquías. Y entonces quieren ponerse un barniz para que las oligarquías los perdonen, y lo peor de todo es que no los van a perdonar, a ninguno. Entonces asumen la peor cara de contrarrevolucionarios, de antibolivarianos, desde alguna izquierda cobarde que hay por ahí”, insistió.

Las críticas de la nueva izquierda

El recientemente electo presidente de Chile, Gabriel Boric, quien asumirá el poder el próximo 11 de marzo, aseguró que “el camino que ha seguido Venezuela” no es el que quiere implantar en su país. Aunque justificó al régimen diciendo que las sanciones de EE UU “mantienen asediados” al país, también dijo que los más de seis millones de venezolanos en el exterior, producto de la diáspora, “son la prueba más fehaciente” de que no quiere que Chile siga ese rumbo.

“Ha habido un retroceso en las condiciones democráticas que ha sido muy brutal y para qué decir las condiciones económicas de vida” (…) “Ese no es nuestro camino y nosotros aspiramos a construir una izquierda profundamente democrática, respetuosa de los derechos humanos, que sea capaz de ser crítica de sí misma”, añadió Boric en una entrevista.

Por su parte, el mandatario peruano Pedro Castillo, quien preside durante un intenso conflicto político en el Perú, también se ha desmarcado de las políticas bolivarianas. “No soy parte de eso. Y no me gustaría que el Perú se convierta en uno de esos modelos”, dijo al referirse a Venezuela, Cuba y Nicaragua en una entrevista con CNN.

Entre tanto, el líder de la izquierda en Colombia y el actual candidato favorito a ganar a la presidencia de la República, el exguerrillero Gustavo Petro, ha calificado a Maduro como "una persona que está dentro de las dirigencias de la política de la muerte". A pesar de los lazos que lo han unido a la revolución Bolivariana desde la época de Chávez. @mundiario

Maduro responde a los progresistas de la región: “es una izquierda fracasada y cobarde”
Comentarios