Buscar

Maduro carga contra la ONU por la acusación de torturas y desapariciones en Venezuela

Denuncia que existe una campaña continental por parte de Naciones Unidas. Volvió a reiterar que, detrás de esta operación, se encuentra el apoyo de los EE UU. "Estamos preparados para enfrentarla con la verdad de nuestro pueblo que defiende con dignidad nuestra soberanía e independencia”, dice.
Maduro carga contra la ONU por la acusación de torturas y desapariciones en Venezuela
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / Twitter @NicolasMaduro
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / Twitter @NicolasMaduro

La tensión política entre Venezuela y las Naciones Unidas tiene un nuevo capitulo. El líder chavista Nicolás Maduro ha acusado a la ONU de una campaña continental, en cooperación con los Estados Unidos, para sacarlo del poder. “¡Reitero mi denuncia! Se prepara contra Venezuela una enorme campaña comunicacional internacional para mentir sobre nuestra patria. Estamos preparados para enfrentarla con la verdad de nuestro pueblo que defiende con dignidad nuestra soberanía e independencia”, lanzó en sus redes sociales.

El heredero de Hugo Chávez volvió a reiterar esta idea en su tradicional programa de televisión. “Va a empezar una campaña recrudecida, financiada por millones de dólares del imperio contra Venezuela. En pequeños detalles, en grandes cosas, todos los días una campaña. Estamos preparados para enfrentarla”. Las palabras de Maduro también se reforzaron con un comunicado en el que apuntan, otra vez, contra la ONU. 

“No tiene el Consejo de Derechos Humanos [de Naciones Unidas] como tampoco ningún actor internacional, facultad legal ni mandato alguno para pretender evaluar el funcionamiento constitucional de los poderes públicos y el desarrollo de los sectores económicos en Venezuela”, reza en el documento difundido por el régimen chavista.

Lo cierto que la ira de Maduro se desató a raíz de un informe de la oficina de la alta comisionada Michelle Bachelet. Allí se menciona las últimas jugadas del chavismo para golpear a la oposición. En ese sentido, un ejemplo claro fue la decisión del Tribunal Supremo, el máximo órgano del sistema de justicia, que inhabilitó a tres de los cuatro principales partidos críticos a Maduro. Con ello se busca allanar el camino para las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre para así recuperar el control de la Asamblea Nacional.

Según El País, la comisionada adjunta, Nada Al-Nashif, denunció además el miércoles las “graves violaciones cometidas por las fuerzas de seguridad, como asesinatos y violaciones de los derechos humanos en el contexto de las protestas e informes de torturas y desapariciones forzadas”.

Como sea, si bien el régimen chavista tiene el rechazo de Estados Unidos y varios países de América Latina, ello se balancea con el respaldo que le brindan China, Rusia, Turquía o Irán. Con la Unión Europa también ha superado rencillas que casi culminan con la expulsión de la embajadora de Bruselas del país caribeño. La meta de Maduro, según algunos analistas, es acabar con Juan Guaidó, quien, por ahora, es reconocido como mandatario encargado venezolano.  @mundiario